A FondoNegocios

De operadores de estacionamientos a fabricantes de autos eléctricos

Hace 17 años, estos empresarios buscaban cómo aprovechar la infraestructura de estacionamientos que tenían; este año lanzaron la marca Zacua, la primera de autos eléctricos 100% mexicana.

21-07-2017, 6:35:18 AM

Desde hace 17 años, el empresario Jorge Martínez Ramos y sus hermanos tenían la idea de incursionar en el mercado automotriz, pero con autos eléctricos, para aprovechar la gigantesca infraestructura de su negocio principal: la operación de estacionamientos en el país a través de Compañía Operadora de Estacionamientos Mexicanos (Copensa), que hoy cuenta con 400 establecimientos, que representan 150,000 cajones disponibles, la mayoría de ellos en Ciudad de México y su zona metropolitana, donde instalarían electrolineras o estaciones de carga, que serían utilizadas por todos aquellos que adquieran sus vehículos. Un negocio redondo.

Y todo parece indicar que lograrán su objetivo. En julio pasado, luego de un sinnúmero de estudios de inversión y la búsqueda de firmas de diseño e ingeniería automotriz, así como de fabricantes de motores, baterías, chasis y autopartes de todo el mundo, finalmente lanzaron su marca de autos eléctricos Zacua, que son comercializados por Motores Limpios, una empresa de Copensa, creada meses atrás.

Asimismo, arrancaron con la instalación de electrolineras en los estacionamientos que operan, proyecto que esperan completar en 2019 y donde participan también desarrolladores inmobiliarios, corporativos y cadenas de tiendas de autoservicio y de conveniencia, que son dueños de los centros comerciales, edificios de oficinas, tiendas departamentales y de autoservicio; así General Electric y Schneider Electric, que desarrollan la tecnología de recarga.

A la par, abrieron su primera agencia de autos y su primer taller mecánico especializado, aunque en este último punto la idea es asociarse con una cadena de talleres importante, con la que actualmente se está en negociaciones.

Además, están por concluir la construcción de una planta de ensamble en el estado de Puebla, la cual arrancará operaciones en noviembre próximo.

Dichos proyectos, estima Martínez Ramos, representará una inversión de 500 millones de pesos (mdp) de aquí al 2020.

“Nosotros recibimos unos 8 millones de visitantes al mes en los estacionamientos que operamos y lo que sabemos de ellos es que tienen coche; nuestra vinculación con la gente, lo que hacemos todos los días es recibir coches y entonces partimos de la base de que nuestro contacto con la gente, prácticamente con la totalidad de conductores de CDMX y la zona metropolitana, es a partir de su coche y los estacionamientos de manera natural se convertirán en las electrolineras de la ciudad, ahí estará la infraestructura de recarga y eso nos permitirá tener un atajo para contactar con la gente y vender nuestros autos eléctricos, que son más fáciles de hacer que los vehículos de combustión, tienen 10 veces menos piezas”, explica Martínez Ramos, presidente ejecutivo de Copensa.

Inicialmente, Motores Limpios comercializará solo dos modelos: el M2 y el M3, ambos de dos plazas, cuyo precio base será de 460,000 pesos.

El diseño de ambos modelos fue creado por la firma francesa Chatenet y la motorización eléctrica fue desarrollada por Dynamic Technological Alliance, una empresa del País Vasco, una comunidad autónoma española.

“Nuestro objetivo este año es vender 100 vehículos (ya han colocado 50) en 2017, 200 en 2018 y 300 en 2019”, detalla Martínez Ramos.

Pero esto es solo el principio, pues el objetivo del empresario es venderle vehículos eléctricos a los más de 140,000 taxistas que existen en la capital del país. Para ello, introducirán un modelo de cuatro plazas en el 2020.

Hasta ahora la inversión para este proyecto corre por cuenta de Martínez Ramos y sus hermanos; sin embargo, están abiertos a tener socios. “No tenemos porque no dejarnos acompañar, seguramente tendremos socios en el camino que aportarán valor a la empresa, al proyecto”.

Relacionadas

Comentarios