HistoriasManagement

‘Ok’ y 4 frases que tienes que dejar de usar en los negocios

Estas expresiones se generalizan, y aunque no tienen sentido y se tratan de fórmulas absurdas, ganan terreno e impiden una mejor manera de hablar. Te recomendamos evitarlas.

15-06-2016, 1:41:40 PM
‘Ok’ y 4 frases que tienes que dejar de usar en los negocios
Javier Díaz Brassetti/Entrepreneur

En Inglaterra, Francia, España, Alemania, y en los Estados Unidos se da primordial importancia a la expresión oral de su idioma. Desde la infancia hay una insistencia singular en la necesidad de hablar lo mejor que sea posible.

Los resultados se notan: pocos son los casos de basureros, meseros, deportistas olímpicos, etc., que se expresan mal ante un micrófono, y ya no digamos actrices, políticos, celebridades que no habrían ascendido sin el prestigio que proporciona hablar bien.

En el ámbito empresarial de esos países, es casi requisito poder ofrecer una buena explicación, una exposición clara de los pensamientos, y no es una casualidad que sus servicios y sus productos, aunque no sean necesariamente los mejores, se distribuyan en todo el mundo. 

Un ejemplo a seguir para los emprendedores mexicanos: busca hablar mejor, no te lo exigieron desde niño, pero ahora que creciste, te aseguro que lo vas a necesitar. 

De entre las muchas sugerencias en las que puedes fijar tu atención para abonar en la Súper marca Yo y que te beneficiarán para vender más, hoy te propongo que ya no uses ‘es de que’, ‘lo que es‘, ‘de hecho‘, ‘más que nada‘ y ‘ok‘. 

Estas expresiones se generalizan, y aunque no tienen sentido y se tratan de fórmulas absurdas, ganan terreno e impiden una mejor manera de hablar.

“Es de que la válvula con la que cerramos el compresor tiene mayor calidad”.

Aunque quien escuche esta frase tenga la costumbre de usar el ‘es de que’, etiqueta en su mente a quien la dijo como una persona que no habla bien.

La Chimoltrufia usaba profusamente el ‘es de que’ parodiando a quienes lo emplean; no tiene caso usarlo, no sirve para nada. 

“Lo que son las horas de lo que es el curso”, dijo el Contador Fernando Aceves, “hace la que es la diferencia de lo que son los recursos”.

Sobran ‘lo que son’, ‘la’ y ‘lo que es’. Si lo dices entras en el estereotipo de “no cuido cómo hablo”.

– ¿Cómo se llama tu producto?

– De hecho Capri.

No digas ‘de hecho’, te hace parecer muy “gringo” (in fact) mejor usa ‘así es’. No tiene caso usar una expresión muy de preparatoria en una presentación profesional.

A ver, veamos juntos: ¿’más que nada’?, “¿de verdad quieres decir más que nada la nómina me rebasa?”, “¿estás convencida que más que nada era para explicarte los asuntos de ayer…?” Mmm, usarlo es ir al extremo del extremo, no lo uses.

Y bueno, antes de pedirte que ya no digas ‘OK’, te recuerdo que puedes decir ‘está bien’, ‘de acuerdo’, y ‘listo’; va más contigo, es menos de la calle y más de la empresa. 

‘Okay’ y ‘OK’ dicen los ingleses que proviene de la ignorancia de los norteamericanos que al no saber si ‘all’ se escribía con a o con o, y si ‘correct’ era con c o con k, prefirieron abreviarlo. Así ‘all correct’, todo bien, de acuerdo, se convirtió en solo ‘Okay’.

Los estudiosos dicen que viene de cero muertes, ‘0 killed’, aviso que se daban los soldados cuando acababa una batalla y no había bajas. Su primera aparición escrita se dio en 1839 en el Boston Morning Post.

Ya no lo digas, quienes emprendemos, también debemos hacerlo mejorando nuestras maneras de hablar y mientras todo el mundo dice ‘OK’, tú que quieres mejorar, dices ‘de acuerdo’.

Fíjate en quienes usan más comúnmente ‘es de que’, ‘lo que es’, ‘de hecho’, ‘más que nada’ y ‘ok’, y pregúntate si no valdría la pena hablar mejor.

Lee más en Entrepreneur.com

Relacionadas

Comentarios