Lo Último

OHL, nueva visión y consolidación en México

Sergio Hidalgo, director de la compañía desarrolladora y operadora de infraestructura, dice en entrevista que están listos para hacer que la gestión de sus proyectos en el país se traduzca en dividendos, mientras son pieza muy importante para el desarrollo.

17-01-2017, 9:13:43 AM

Por Ulises Navarro y Orquídea Soto

La sombra de la crisis ya quedó atrás para OHL México y es momento de cosechar buenos números e ir por más proyectos en México. Así lo asegura en entrevista para Alto Nivel, Sergio Hidalgo-Monroy Portillo, director general de OHL México, quien ha definido a la compañía como una empresa de concesiones, perfil ideal en un país con importantes carencias presupuestarias en infraestructura ferroviaria, portuaria, carreteras y de agua.

“Mantenemos nuestro compromiso firme de inversión y crecimiento en infraestructura, veo una gran oportunidad en este momento para las empresas concesionarias”, dice.

En 2017, OHL México proyecta consolidarse en su negocio y un crecimiento sólido un crecimiento sólido en todas las concesiones, superior al del año pasado. Según los resultados al tercer trimestre del año pasado, las concesiones registraron su nivel más alto de tráfico en la historia, con alzas de 20%.

Las circunstancias hoy están a su favor. Con el 2016, OHL México dejó atrás una etapa en la que gran parte de la atención del equipo ejecutivo estuvo en la investigación que inició la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) por acusaciones en su contra.

Después de constantes cambios en el equipo administrativo de OHL México, comenzó la escalada de buenas noticias.  En octubre, la empresa anunció un acuerdo con IFM Global Infrastructure Fund (IFM), uno de los fondos más importantes en infraestructura.

El IFM subió su participación a 49% en Organización de Proyectos de Infraestructura (OPI) subsidiaria, controladora de Conmex, responsable de la gestión de Circuito Exterior Mexiquense (CEM).

La operadora de concesiones OHL México dio la primera muestra de su confianza en el futuro al realizar por primera vez el pago de dividendos a sus inversionistas, por casi 700 millones de pesos (mdp), a finales del año pasado.

Desde 2016 dejó los números rojos. Los ingresos del operador de concesiones en infraestructura en México aumentaron 64.12% durante el tercer trimestre del año pasado.

La calificadora de riesgos Fitch, en su último reporte, percibe un entorno favorable en el desempeño de las autopistas, impulsado por la demanda interna del país y la dinámica propia de cada región.

Además,  dice Hidalgo-Monroy Portillo, “estamos llegando a la madurez de varios proyectos”.

¿Qué le espera a OHL México?

“Lo que estamos viendo es que será un año muy bueno aún considerando los desafíos. La madurez en los proyectos nos permite gestionar con los gobiernos modificaciones a los títulos de concesión, y reconocer las sobreinversiones que se realizaron. Con ello, a través de operaciones financieras, podemos lograr que los activos de la empresa generen dividendos.”

“Son dos autopistas, de las siete, que han cumplido todo el ciclo de negocios. El circuito exterior mexiquense es la más  importante (representa 50% del balance), y ya genera dividendos.”

¿Cuáles más van a negociar?

“La autopista de Amozoc-Perote. Ya están los nuevos términos de la concesión y eso nos permitirá refinanciar la operación. Hemos logrado las nuevas condiciones de la súper vía Poetas, que es un gran activo, y recientemente logramos su refinanciamiento.

También conseguimos nuevas condiciones de la autopista Urbana Norte, a pesar de que aún no termina de madurar el activo, es decir, el número de usuarios sigue en crecimiento. El viaducto Bicentenario también está en renegociación.

“Una vez que los activos pagan dividendos, la política de la empresa es reciclarlos. Es decir, vendemos una parte minoritaria de esos activos a un socio financiero, a un fondo de inversión de largo plazo, relacionados con fondos de pensiones, y utilizamos los recursos de la venta para desarrollo de nuevos proyectos.

“El crecimiento está garantizado porque tenemos el proyecto de  la autopista Atizapán-Atlacomulco, una vía corta para salir a Guadalajara, Jalisco, de más de 10 mil millones de pesos.”

Desde el inicio de operaciones, OHL México ha invertido unos 60,000 millones de pesos y tiene planes de inversión por otros 15,000 millones de pesos próximamente. OHL en México opera 7 autopistas de peaje y un aeropuerto.

“Mucha gente nos identifica como una constructora. Somos desarrolladores de infraestructura y subcontratamos 100% de la obra con empresas nacionales y extranjeras”, dice Hidalgo.

OHL México es una empresa de concesiones y como tal tenemos proyectos de largo plazo. “En nuestra principal concesión, el Circuito Exterior Mexiquense, pasaron 10 años para decretar el primer dividendo. Una década en la que tuvimos 14 mil millones de pesos sin rentabilizar”.

Esa temporada de espera ya pasó. Hoy los proyectos maduraron y para OHL llegó la hora de salir a negociar en busca de dividendos. La crisis quedó en el pasado.

Relacionadas

Comentarios