HistoriasNegocios

Obesidad, negocio de peso

Aunque el gobierno invierte 5.6% para combatir la obesidad, ésta no cede y abre paso al mercado de empresas que se benefician de ello.

03-05-2010, 9:41:06 AM
Obesidad, negocio de peso
Altonivel

Actualmente el gobierno federal gasta el 5.6% del Producto Interno Bruto (PIB) en programas para abatir el problema de la obesidad y sobrepeso, aseguró el secretario de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, Eladio Berber y Vargas.

Durante su participación en la declaratoria “Acapulco ante el problema del sobrepeso y la obesidad infantil” en el marco de los trabajos del XXXI Congreso Nacional de Pediatría, el legislador federal advirtió que de no atenderse las enfermedades relacionadas con este mal, que son la diabetes, corazón y tumores, entre otros, en 20 años el gobierno podría estar gastando hasta el 30 % del PIB.

Se estima, dijo el secretario de la Comisión de Salud, que en el país existen 5 millones de niños que ya tienen problemas de obesidad y sobrepeso, y siete de cada 10 adultos están en esa misma condición.

“Las tres principales causas de muerte son relacionadas con la diabetes y complicaciones, corazón y tumores, que en algunos momentos pueden estar relacionados con la obesidad y de continuar así, en 20 años se podría transformar el gasto en un 30% del PIB, que sería una cuestión catastrófica porque colapsaría el sistema de salud”, manifestó.

“El problema de la obesidad y sobrepeso se han venido agudizando en México desde 1999 y se debe a algo tan sencillo, que se come más de lo que te gastas”, dijo el funcionario.

Además, reiteró que siete de cada 10 niños pasan más de cuatro horas frente a la televisión.

Negocio millonario

Y es que, solamente en Estados Unidos, las empresas dedicadas a solucionar los problemas diarios de los obesos suman 30 mil millones de dólares anuales.

De hecho, el área de más rápido crecimiento en la industria del vestido de Estados Unidos es la ropa femenina “talla plus”, dirigida a 65 millones de mujeres -o el 50% de las mujeres de Estados Unidos- y con ventas anuales de 30 mil millones de dólares.

Impulsando el fenómeno están mujeres que se miran en el espejo cada vez con más frecuencia y menos miedo, y que mientras esperan los resultados prometidos por el Doctor Atkins asumen una actitud más complaciente frente a esos kilos de más.

En la creciente aceptación pública de las féminas con sobrepeso también han influido celebridades de la televisión que han asumido el rol de “profesionales modelo” y promueven un estilo de vida más sano, como Oprah Winfrey, Queen Latifah y Rosie O’Donnell, entre otras.

La progresiva eliminación del estigma y lo prometedor del negocio también han llevado a diseñadores de moda como Ann Taylor, Tommy Hilfiger, Donna Karan y Ralph Lauren a sacarle punta al mercado de las tallas grandes, que ha estado liderado por marcas pioneras e irreconocibles que, asimismo, se están expandiendo.

El gigante Charming Shoppes, propietaria de 2,200 tiendas de ropa talla “plus” en todo Estados Unidos -y en las que se consiguen los sujetadores de copa 48DDD-, reportó ventas de 2,800 millones de dólares en el 2005, según datos publicados por la compañía en su página de internet.

Otras cadenas de tiendas, como Wal-Mart y Old Navy, también han lanzado líneas de ropa extra grande, mientras que un número creciente de comercios venden muebles y accesorios para los hogares de los más rellenitos.

Steelcase, por ejemplo, fabrica sillas para que los empleados más anchos de la oficina puedan sentarse frente al escritorio, en tanto que Fatcities.com vende un sofá reforzado, con ocho patas en lugar de cuatro.

El fabricante de colchones Simmons ofrece el modelo “Olympic”, un colchón tamaño Queen reforzado y 15 centímetros más ancho que el convencional, y algunas compañías que fabrican ataúdes, como Batesville, ya disponen del tamaño “extra grande”.

Uno de los problemas más comunes que afrontan los más pesados es, precisamente, saber cuánto pesan, ya que las básculas regulares llegan hasta los 136 kilogramos, pero scale-it.com ofrece 50 modelos diferentes que superan esa medida.

Algunos gorditos han pasado por la desagradable experiencia de tener que pagar dos billetes aéreos para poder encajar en los estrechos asientos del avión, y unos pocos, incluso, se abstienen directamente de viajar en este medio de transporte.

Por ello, es urgente que en México se apliquen medidas como las tomadas ya en cuanto la eliminación de la venta de refrescos en las escuelas; sin embargo, los padre de familia deben comenzar a dar una dieta sana y balanceada a sus hijos.

www.altonivel.com.mx

Relacionadas

Comentarios