Lo ÚltimoPolítica y Sociedad

Noticias para leer mañana 3 de abril de 2017 en Alto Nivel

Este lunes: te contaremos la historia de la lenta agonía del PRD, analizaremos por qué a México sí le conviene renegociar el TLCAN y te diremos cuál es el producto mexicano que está a salvo de Donald Trump.

02-04-2017, 4:30:14 PM
Foto arte.
Foto arte.

Esta es la historia de la lenta agonía del PRD

Foto arte.

“Divide y vencerás” es quizás la frase popular que mejor describe la historia reciente que opaca al principal partido político de la izquierda mexicana. El Partido de la Revolución Democrática (PRD) enfrenta la peor crisis de su historia por la pugna de grupos internos y la influencia del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), partido político fundado por Andrés Manuel López Obrador, quien ha sido candidato a la presidencia del país en dos ocasiones.

“En 2018, el PRD va a mantener su registro, pero va a quedar como uno de los partidos pequeños que no son opción de gobierno, cuando había sido opción de gobierno varias veces”, asegura José Antonio Crespo Mendoza, analista político e investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (Cide).

El pasado 13 de marzo, Miguel Barbosa, senador emanado de las filas del PRD, abandonó la coordinación perredista en el Senado de la República tras anunciar su apoyo a López Obrador, lo que desencadenó la renuncia de un total 12 senadores a la bancada del Sol Azteca el pasado 28 de marzo.

Hoy, la bancada perredista en la Cámara de Sanadores tan solo se quedó con 8 legisladores, lo que es un síntoma del mal que aqueja al partido fundado por Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano. La renuncia de otros integrantes del instituto político se mantiene como un riesgo latente que amenaza la existencia del PRD.

Por qué a México sí le conviene renegociar el TLCAN

Foto arte.

Es cierto que no podía pedírsele todo el peso del desarrollo del país a un acuerdo comercial. Sin embargo, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) no cumplió el objetivo, alguna vez formulado durante la administración de Carlos Salinas, de llevarnos a un estatus de país desarrollado a la vuelta de 20 años. Han pasado 22 y seguimos muy lejos, pese a la hombrada de enrolarnos en la OCDE, organización en donde México siempre es el prietito en el arroz al momento de las estadísticas comparativas.

El notorio estancamiento del crecimiento en el PIB per cápita mexicano, a partir de los primeros años del siglo XXI, marca el hecho incontrovertible de que el país se quedó atorado en un rol que le asignaron los actores económicos: el de un maquilador, dependiente de la mano de obra barata –y de no mucho más– para competir en el comercio internacional.

Lo mismo en la industria automotriz que en la electrónica, la “garantía” mexicana para el resto del mundo es que no intenta siquiera apropiarse de la tecnología y el know how que recibe del exterior para crear una industria de punta, con la gracia de ser completamente nacional. Tampoco invirtió el país en desarrollar una adecuada provisión de bienes intermedios, salvo antiguas y muy inteligentes incursiones en autopartes por parte de empresas como Rassini o Nemak, de Alfa.

El producto mexicano que está a salvo de Donald Trump

Depositphotos.com

La industria agroalimentaria en México, en especial la del jitomate, estaría a salvo de las políticas proteccionistas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, o al menos, eso es lo que parece.

Existen al menos tres razones para pensar que el jitomate ganará esta batalla comercial. Por principio, el magnate está obsesionado con la industria automotriz.

En segundo término porque nuestro país provee 20 por ciento de los alimentos que Estados Unidos al mundo. Tan solo 74 por ciento de la demanda total de jitomate en ese país se abastece desde México.

Y, por último, por que paísescomo Rusia, India, Alemania y China le han abierto las puertas. Además, imponer aranceles a este sector afectaría el bolsillo de consumidores y productores de ese país ante una ley espejo. ¿Se arriesgará Trump?

 

Nos leemos mañana… en Alto Nivel.

Relacionadas

Comentarios