Lo ÚltimoNegocios

Noticias para leer mañana 17 de mayo de 2017 en Alto Nivel

Este miércoles: te contaremos la historia de la empresa que tiene el secreto detrás del éxito de Google y Facebook, haremos un análisis sobre la violencia en México y te diremos por qué solo ganan WhatsApp y las redes sociales sociales.

16-05-2017, 5:55:00 PM
manana-en-alto
Fotoarte.

Esta empresa tiene el secreto detrás del éxito de Google y Facebook

BOSTON, MASSACHUSETTS. Jim Whitehurst salió de Delta Airlines en 2007 después de concluir la reestructura de la compañía. Tras seis años de trabajo, pensó que era el momento de tomar otro rumbo en su carrera, y las ofertas no le faltaron. En Delta fue el Chief Operating Officer, pero era más conocido como el “Solucionador de Problemas en Jefe”. Con esa credencial, otras grandes empresas buscaron sus servicios.

Jim tuvo que hacer varios despidos como parte del proceso para sacar a Delta de la quiebra, y no quería repetir la misma experiencia en otra compañía. Entre todas las ofertas que recibió, hubo una que captó su atención. Era una compañía de software de código abierto cuyos productos estaban basados en el sistema operativo Linux.

Pese a que era un sector completamente diferente al que se dedicó durante años, accedió a tener una reunión con los directivos de Red Hat. Se dio cuenta de que la cultura organizacional era completamente opuesta a Delta: sin jerarquías que respetar y en las que las mejores ideas triunfan, sin importar de dónde vengan.

Hoy Red Hat es una compañía que ha aumentado 300 por ciento su valor de mercado hasta los 15,600 millones de dólares desde que Whitehurst es presidente y director general. En el último año fiscal tuvieron ingresos por 2,411 millones de dólares y esperan incrementarlos hasta 5,000 millones en 2020, gracias a la mayor adopción de soluciones de código abierto, que pueden ser usadas y escaladas para compañías y gobiernos de cualquier tamaño.

Olvida las listas, nada detiene a la violencia en México

¿Es el nivel de violencia en México el segundo después de Siria a nivel mundial? ¿Qué sitio ocupa como lugar en que se mata a periodistas? ¿Será el número de homicidios en 2017 el mayor desde 2011, marcando la definitiva reversa de una tendencia que mucho presumía el gobierno? ¿En qué nivel internacional se encuentra el país con respecto a muertes violentas por habitante? Hablando de estadísticas terroríficas, ¿cómo van los secuestros?

Las métricas son importantes, de hecho fundamentales, pero al cabo es importante recordar a Mark Twain, quien se mofaba diciendo que hay tres clases de falsedades: las mentiras, las grandes mentiras y las estadísticas. Medir es importante, pero no todo. Las comparaciones son en muchas instancias poco útiles. Por supuesto, muchas estadísticas sirven para distorsionar la realidad.

Porque no importa el lugar de México en cierta estadística. Digamos simplemente que es “X”. Lo indudable, no sujeto a discusión, es que la situación es pavorosa. Porque lo evidente es que, para muchas personas, arrebatar una vida y destruir muchas otras haciéndolo no vale nada. Porque la degradación es patente cuando los muertos tienen que ser muchos y las circunstancias fuera de lo común (fuera de lo “normal”) para que llegue a ser noticia.

Un mexicano de 1987 se impactaría de lo que ocurre en forma cotidiana en el país 30 años en el futuro. Viene de un país en colapso económico, acumulando cinco años con un PIB en contracción y una inflación pavorosa, muchas veces de tres dígitos. Un tema recurrente es la deuda externa y la enorme carga que representa.

En el internet en México, solo ganan WhatsApp y las redes sociales

Lo que hace unos años era un recurso tecnológico para los más afortunados, hoy es considerado un derecho: el internet. En México, de acuerdo a lo que indica la Constitución en su artículo sexto, el Estado es el encargado de garantizar el acceso a la banda ancha y deberá proveer las condiciones para prestarlo.

Sin embargo, este planteamiento puede ser una mera utopía ya que las grandes empresas de telecomunicaciones en nuestro país incurren en prácticas que hacen que el internet no sea libre, sino que se beneficie a unos cuantos.

Bajo una práctica conocida como “Zero-Rating” que se ha profundizado en los últimos años en los paquetes de telefonía móvil bajo la premisa de brindar “redes sociales ilimitadas”, tanto la competencia como el acceso a otro tipo de contenidos están en juego.

“Los tres grandes operadores benefician a las tres mismas empresas tecnológicas de siempre, bajo la lógica de que esto genera competencia entre los operadores, ya que siempre se beneficia a las mismas aplicaciones: Whatsapp, Facebook y Twitter”, explica Carlos Brito, director de incidencia de la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D).

Nos leemos mañana… en Alto Nivel. 

Relacionadas

Comentarios