ExpressHistorias

Noticias para leer mañana 10 de octubre en Alto Nivel

Este lunes: Por qué México (también) debe temerle a Hillary; Quién ganó el segundo debate entre Clinton y Trump; iVoy: El Uber de la mensajería y cómo murió de éxito.

09-10-2016, 6:14:01 PM
Noticias para leer mañana 10 de octubre en Alto Nivel
Altonivel

Por qué México (también) debe temerle a Hillary

“Trump falló su primer test de política exterior. La diplomacia no es tan fácil como parece”, tuiteó Hillary Clinton cuando Donald Trump terminó su visita a México. Gracias al candidato republicano, los mexicanos han tenido un rol histórico en la carrera por la Casa Blanca. Pero a él no es el único al que hay que temerle.

Hillary Clinton es percibida como una candidata competitiva, enfocada, activa y preparada. No es la candidata más popular y también se le ha categorizado como beligerante. En algunos temas de política exterior se acerca más a la visión del partido Republicano, sin olvidar que estuvo a favor de la invasión a Irak cuando era senadora.

Clinton no es a alguien que quieres tener de enemiga, y aquí te explicamos las tres razones por las que también puede ser un peligro para México: seguridad, frontera y comercio. Lee el texto completo este lunes.

Quién ganó el segundo debate entre Clinton y Trump

Este domingo se realiza el segundo debate entre los candidatos a suceder a Barack Obama, y este lunes te presentamos un análisis sobre este encuentro. Para ello, contaremos con la participación de nuestro director editorial, Jorge Monjarás, quien escribirá una opinión del tema con los momentos más relevantes del encuentro.

Para analizar la fuerza de los discursos y las propuestas tendremos un Facebook Live con dos expertos en comunicación, imagen y política internacional. Participa con nosotros con tus preguntas y comentarios a las 10:00 horas.

iVoy: El Uber de la mensajería y cómo murió de éxito

Era verano de 2011, cuando Álvaro de Juan echó a andar una empresa de mensajería y logística en la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara, que daba servicio a pequeños comerciantes y compañías, enviando paquetes en motonetas en menos de 90 minutos y a precios módicos.

Frente a los costos mayores y largos tiempos de entrega de empresas tradicionales, como UPS, Estafeta y DHL, el servicio que ofrecía De Juan se convirtió muy rápido en un éxito: la demanda de su servicio creció mucho más rápido de lo que él imaginó.

El número de choferes repartidores y de vehículos, muy pronto, fue insuficiente para responder a la demanda de los clientes, que pedían más y más envíos a través del call center de la compañía.

Para 2014, la empresa no aguantó más y quebró. “Nos mató nuestro éxito. Nos morimos de éxito”, reconoce Álvaro de Juan. Conoce la historia completa este lunes.

Nos leemos mañana… en Alto Nivel.

Relacionadas

Comentarios