Lo Último

Noticias para leer este 28 de febrero de 2017 en Alto Nivel

Este martes: Así opera el ejército de niños que llena de odio Facebook y Twitter; La ruta de México para hacer negocios con Brasil y Argentina; y Este es el hombre detrás de la publicidad de las frases de Gandhi.

27-02-2017, 5:24:15 PM

Así opera el ejército de niños que llena de odio Facebook y Twitter

“Mañana haré una masacre en mi colegio”. Fue el supuesto mensaje que Federico, de 15 años, publicó el 16 de enero de 2017 en el cibergrupo de Facebook Legión Holk, la noche antes de tomar un arma, entrar a su salón de clases en el Colegio Americano del Noreste y disparar en contra de tres de sus compañeros y su maestra.

La Legión Holk es una de las 200 mil cuentas que tiene detectadas la Policía Cibernética de la Secretaría de Seguridad Pública y que se encargan de reclutar a menores de edad para engrosar las filas de un ejército que rinde culto al odio y a la violencia en México.

Los niños y adolescentes son el blanco favorito de esta clase de grupos, cuyo objetivo es fomentar ideologías radicales y hacer que las adopten como algo natural. Las pocas restricciones para abrir una cuenta en Facebook y Twitter han incentivado a que los menores de edad puedan acceder a una red que lucra con el miedo.

La ruta de México para hacer negocios con Brasil y Argentina

La posibilidad de hacer negocios para los empresarios mexicanos no se limita a los países que están por encima del Río Bravo, sino que se expande a dos atractivos socios en Sudamérica y que, hoy por hoy, están siendo subutilizados por los empresarios mexicanos: Brasil y Argentina.

En semanas pasadas, Michel Temer, presidente de Brasil y Mauricio Macri de Argentina expresaron su deseo de aumentar relaciones comerciales con México ante el auge de las políticas de Donald Trump a su llegada a la presidencia de Estados Unidos.

Y aunque ya existe una relación comercial con ambos países, en relación con el intercambio que tenemos con Estados Unidos y Canadá derivado del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), se hace en una proporción muy baja y está siendo muy poco explotada.

Este es el hombre detrás de la publicidad de las frases de Gandhi

 

Este joven universitario estaba perdido. El personal de la librería lo descubrió robando un par de libros de la vieja sucursal de Librerías Gandhi, en el sur de la Ciudad de México, y su futuro parecía reducido a pasar algún tiempo tras las frías rejas de una cárcel. Sin embargo, no imaginaba lo que estaba a punto de suceder.

Mauricio Achar, fundador de Librerías Gandhi, le preguntó al joven por qué le estaba robando libros, y el muchacho le respondió que no le alcanzaba el dinero para adquirir los ejemplares que le pedían en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). El librero se acariciaba la larga barba mientras se preparaba para dar su sentencia: “llévate los libros y me traes tu título cuando termines la carrera.”

Este joven universitario estaba perdido. El personal de la librería lo descubrió robando un par de libros de la vieja sucursal de Librerías Gandhi, en el sur de la Ciudad de México, y su futuro parecía reducido a pasar algún tiempo tras las frías rejas de una cárcel. Sin embargo, no imaginaba lo que estaba a punto de suceder.

Mauricio Achar, fundador de Librerías Gandhi, le preguntó al joven por qué le estaba robando libros, y el muchacho le respondió que no le alcanzaba el dinero para adquirir los ejemplares que le pedían en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). El librero se acariciaba la larga barba mientras se preparaba para dar su sentencia: “llévate los libros y me traes tu título cuando termines la carrera.”

El joven ladrón de libros tenía una mirada que no ocultaba la sorpresa frente a la reacción de su interlocutor, quien dos años más tarde también sería sorprendido por la vida cuando el universitario regresó con su título para agradecer el gesto de Mauricio Achar. Esta es una anécdota que recuerda Alberto Achar Abadi sobre una de tantas historias que contaba el fundador de Gandhi.

“El robar alimento para el cerebro siempre es sumamente romántico… A Mauricio le gustaba, en el fondo, que le robaran libros”, dice Alberto Achar Abadi, gerente de Mercadotecnia.

Nos leemos mañana… en Alto Nivel.

Relacionadas

Comentarios