Lo Último

Noticias para leer este 20 de enero de 2017 en Alto Nivel

Este viernes: 10 fortalezas de México ante el presidente Trump; Por qué no debemos tenerle miedo a Donald Trump; y Trump, el niño rico que ‘jugaba’ Monopoly y hoy es presidente de EU.

19-01-2017, 8:03:02 PM

10 fortalezas de México ante el presidente Trump

Hoy es un día que muchos hubieran querido que nunca llegara. Trump tomará posesión como el presidente número 45 de los Estados Unidos de América. Los ojos del mundo están puestos en el magnate en la Casa Blanca, pero también voltearán hacia México, objeto de muchas de las consignas hostiles del nuevo mandatario.

La campaña del empresario se basó en el cuestionamiento de las políticas comerciales entre ambos países, y tiene como prioridad renegociar (o abandonar) el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

La situación interna del país (bajo crecimiento, inflación y débil Estado de derecho) tampoco ayuda a enfrentar los retos del exterior con más entusiasmo. Pero conviene recordar algunas características que hacen al país atractivo para la inversión y el crecimiento.

Te presentamos 10 fortalezas que tiene México para hacer frente a la era Trump. Cada una de ellas estará a prueba y tendrán margen de mejora. Este es el panorama.

Por qué no debemos tenerle miedo a Donald Trump

Opinión de Jorge Monjarás/Director Editorial de Alto Nivel.

En diciembre pasado, mientras buscaba datos para nuestro reportaje sobre migrantes en Estados Unidos, me topé con todo un entramado de organizaciones de defensa de sus derechos. Las hay de todo tipo: dirigidas por latinos o no, de izquierda de derecha, locales o de alcance nacional. Está America’s Voice, el Migration Policy Institute o el National Inmigration Forum, este último con una plataforma política conservadora pues, defienden ellos mismos, el tema no es exclusivo de la izquierda. Su labor entre las iglesias y las fuerzas de policía algún día podría rendir frutos en materia de un mayor respeto a nuestros paisanos allá.

Lo comento porque en nuestro estupor ante el ascenso de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, los numerosos grupos de interés opuestos a sus planes, de los cuales somos parte los mexicanos por razones obvias, no hemos buscado un mayor coordinación para lo que está dando en llamarse la resistencia.

Esta palabra, que tomó tanto significado en la Segunda Guerra Mundial, está siendo tomada por los muy diversos frentes que el presidente entrante optó por abrir solito. Creo por ello que es momento de tender lazos, borrar la frontera y hacer una verdadera política de acercamiento a los estadounidenses que comparten nuestra forma de ver las cosas. Si la nueva administración no quiere que exista un bloque comercial norteamericano, hagamos un bloque norteamericano de resistencia social.

Este viernes el texto completo.

Trump, el niño rico que ‘jugaba’ Monopoly y hoy es presidente de EU

Cuando nació, en 1946, Donald Trump ya era rico. Como el padre de Ricky Ricón, el chico multimillonario interpretado por Macaulay Culkin en los 90, Fred Trump poseía desde los años 20 un boyante negocio sobre el que se empezó a edificar la fortuna que recibiría aquel niño que hoy es ya el presidente número 45 de Estados Unidos, uno de los Jefes de Estado más adinerados que ha tenido el país.

Para muchas cosas, Donald Trump, de 70 años, nunca ha dejado de ser un niño. “Yo no empecé, fue él”, protestaba airado el nuevo presidente en una entrevista el año pasado con Anderson Cooper, un afamado periodista de CNN. “Sr. Trump, su argumento es el de un niño de 5 años”, le espetó Cooper cuando el entonces candidato presidencial se defendía de una polémica suscitada en Twitter con el senador por Texas, Ted Cruz.

Resulta que para Donald, como le llaman sus más cercanos, la vida ha sido un divertimento y los negocios su juguete favorito. “El dinero nunca ha sido una gran motivación para mí, excepto como una manera de mantener mi puntuación. Lo realmente emocionante es jugar”, asegura en una frase de su libro “El arte de la negociación” y que tuiteó en 2014.

Nos leemos mañana… en Alto Nivel.

Relacionadas

Comentarios