Lo Último

Noticias para leer este 1 de febrero de 2017 en Alto Nivel

Este miércoles: ¿Terminará (por fin) la guerra en Siria con Trump?; Grupo Modelo tiene una estrategia para penetrar EU; y Una oportunidad se abre tras el gasolinazo.

31-01-2017, 6:22:04 PM

¿Terminará (por fin) la guerra en Siria con Trump?

 

Ya van seis años desde que comenzó la Guerra de Siria, un conflicto que inició con unas protestas pacíficas en el contexto de la Primavera Árabe y que cuenta con unos 400,000 muertos y con 13 millones de sirios buscando asilo en Europa, la mayor ola de refugiados en el continente desde la Guerra de los Balcanes.

Con Obama, la primera potencia comenzó dando apoyo armamentístico a los rebeldes moderados -los no islamistas- para que derrocaran al régimen del dictador Bashar Al-Assad, aliado de Rusia y de Irán en la zona. Seis años después Assad sigue en el poder y, además ha surgido el autodenominado Estado Islámico, un grupo que a base de decapitar estadounidenses y reclamar atentados en Occidente ha provocado una mayor participación de EU en la zona.

Desde 2014, EU, y posteriormente Rusia, están llevando a cabo ataques aéreos con los que han conseguido debilitar las posiciones del grupo islamista y, por ende, facilitando el avance de las tropas fieles a Al Assad, un sujeto que era rechazado por Obama y apoyado por Putin.

Pero ahora, como estamos viendo en todos los aspectos de la política estadounidense, llega el impredecible Donald Trump que seguro impondrá una nueva estrategia para poner fin, sobre todo, a las actividades del Estado Islámico (EI), una organización que ha prometido eliminar.

En realidad, la promesa de Trump va más allá: “Uniremos al mundo civilizado en contra del terrorismo islámico radical, el cual erradicaré completamente de la faz de la tierra”, un All In One en toda regla, utilizando la jerga del póker.

Grupo Modelo tiene una estrategia para penetrar EU

Tomar una cerveza no sólo une a los amigos en reuniones, sino también a países en momentos decisivos.

Luego de que Corona, una de las marcas principales de Grupo Modelo y ABinBev sacara a la luz un mensaje de unión para los mexicanos, la empresa se declara lista para enfrentar un arancel de 20 por ciento a las exportaciones mexicanas, como lo ha anunciado el presidente Donald Trump.

A través de sus marcas Estrella y Montejo, la cervecera mexicana planea reducir costos de producción, mejorar su distribución y ser un bastión para la comunidad de mexicanos residentes en Estados Unidos.

“Siempre estamos listos, es por eso que cuidamos nuestros costos y optimizamos, una mejora continua para estar preparados y aunque al principio es difícil, hemos sabido salir adelante y en Estados Unidos promocionamos nuestra cerveza Montejo y Estrella para los compatriotas mexicanos”, indica Rafael Sánchez Galván, gerente general de la planta Cervecera de Zacatecas, propiedad de Modelo – AbinBev en entrevista con Alto Nivel.

A 20 años de ser fundada en el municipio de Calera, Zacatecas, esta planta tiene una producción anual de 22.7 millones de hectolitros, un total de 2 mil 270 millones de litros de cerveza y planea no sólo ser un centro de producción, sino un estandarte de la cultura mexicana en momentos donde la política anti-inmigrante de Trump rechaza nuesto país.

Una oportunidad se abre tras el gasolinazo

Opinión de Jorge Monjarás, director editorial de Alto Nivel

Sabemos perfectamente cómo llegamos hasta aquí. Los medianamente enterados fuimos testigos del dispendio en Pemex y del descuido en sus instalaciones de refinación y petroquímica, por décadas. Uno a uno, políticos, periodistas, expertos, exdirectivos y trabajadores nos quejamos privada y públicamente del rumbo que tomó la administración de la paraestatal. Todo cayó en oídos sordos. El gobierno decidió desplumar la gallina, como dijo el propio presidente Peña Nieto, vender todo el crudo, lo más rápidamente posible, sin preocuparse por dotarnos de combustibles de forma suficiente y al mejor precio sostenible. Luego, tomó el dinero y lo gastó, desfondando a la empresa. Parecía que el crudo les quemaba las manos.

Ahora, no es que el petróleo se nos haya terminado. Aún nos quedan años de producción, quizá muchos, si prosperan los proyectos en aguas profundas. Lo que es preciso es reconstruir la infraestructura de producción y distribución de combustibles en todo el país. Volverla eficiente; eliminar el absurdo del robo de gasolinas, cuando es factible controlar los ductos a distancia mediante tecnología, multiplicar los centros de almacenamiento, modernizar las refinerías o construir nuevas versiones, más ligeras y baratas.

Todo esto son grandes oportunidades para la inversión privada, en asociación con Pemex o de forma independiente. Si existe la voluntad política, podríamos darle la vuelta a la situación de la gasolina en tres o cuatro años. Garantizar el abasto eficiente y suficiente de un combustible de calidad, al mejor precio posible, en donde Pemex sería un jugador de gran tamaño, entre varios proveedores. Esta es la oportunidad que se abre en medio de la crisis para muchos inversionistas y un futuro beneficio para el consumidor.

Relacionadas

Comentarios