HistoriasTecnología

Nokia, el rey de los teléfonos móviles

Nokia ha recorrido un largo camino, no exento de problemas, para convertirse en una de las mayores empresas a nivel mundial. Repásalo.

11-05-2010, 4:30:43 PM
Nokia, el rey de los teléfonos móviles
Altonivel

Más de 108 millones de dispositivos móviles vendidos durante el primer trimestre de este año -lo que significó un incremento de 16% respecto del año anterior-, 33% del mercado mundial de los celulares, 20 fábricas en nueve países y más de 120 mil empleados alrededor del mundo, son algunos de las cifras que le permiten a la compañía finlandesa Nokia la denominación del monarca de la telefonía móvil.

Aunque su historia no ha estado exenta de problemas. La firma estuvo muy cerca del colapso hace 20 años, superando por poco una quiebra que parecía inminente. Pero sobrevivió con gran éxito.

En la actualidad y luego de varios años de calma, la empresa se encuentra en una lucha legal contra la estadounidense Apple, firma que saltó al mercado de celulares a través de la fabricación de los smarthphones, siendo el iPhone su ópera prima. ¿Qué hará Nokia para contrarrestar ésta embestida?

Los inicios de un grande

¿Cómo se hace para llegar a la cima de uno de los mayores sectores tecnológicos? Lo cierto es que Nokia no siguió el camino que cualquier empresario denominaría como el ideal, puesto que no siempre fabricó celulares, ya que sus inicios están ligados a la fabricación de pulpa de papel en Finlandia.

Su fundador, Knut Fredrik Idestam, era un visionario que marcaba, antes que todos, sus productos con el logo de la compañía, tal y como se hace hoy en día, pero hace 140 años. Desde ese momento, su historia se convirtió en una aventura empresarial digna de observación.

A pesar de su éxito, la empresa decidió abandonar la seguridad del mercado del caucho y el cable por la incertidumbre de las telecomunicaciones.

En la maniobra participaron tres empresas: la Finnish Rubber Works, dedicada a la fabricación de cauchos y calzados de goma, la Finnish Cable Works, quienes habían visto las posibilidades del incipiente sector de las comunicaciones y Nokia. Todas estaban instaladas muy cerca y decidieron su fusión en 1966 dando origen a la actual Nokia Corporation.

Su mayor obstáculo
A finales de los ochenta, la empresa decidió lanzarse casi por completo al mercado de las televisiones como una decisión de reingeniería; una de las peores decisiones en la historia de la finlandesa.

Las cifras bajaron de manera tormentosa, por lo que los dirigentes comenzaron a valorar vender la compañía debido a los críticos números que la perseguían. Lo que prometía ser el “gran golpe” de la empresa, tenía a Nokia tambaleándose en el ring financiero.

Así fue como Jorma Ollila, quien dirigió durante seis años la división de telefonía, tomó las riendas de la compañía en 1992, transformándose en el encargado de la última gran reinvención de la empresa hacia los teléfonos celulares.

La clave: ser los primeros
Ya a comienzos de la década de los noventa, los teléfonos móviles representaban el 10% del negocio para la compañía. De ahí en adelante, este porcentaje crecía a 7% anual, hasta llegar a 2003 cuando suponía el 80% del total de sus productos.

No sería hasta 2004 cuando Nokia se convierte en el líder mundial de la telefonía móvil, gracias a su misión de “ser los primeros”.

Así, por ejemplo, fue la primera empresa en crear un procesador para los módems de datos, también presentó los equipos pioneros en transmisión PCM, creó la primera red celular multinacional y, por supuesto, fabricó el primer teléfono portátil.

En 1987, el futuro llegó con el primer teléfono móvil, el Mobira Cityman. Se trataba de un aparato de reducido tamaño, pero con un peso de 800 gramos y un precio mayor a los cuatro mil euros. En ese entonces, la telefonía móvil estaba al alcance de la población más adinerada.

Por otro lado, Nokia puede presumir de tener el aparato electrónico más vendido de la historia hasta el momento; el modelo 1100, que todavía no ha sido despojado de ese mérito.

Nokia versus Apple
Apple, la empresa estadounidense que hasta hace cinco años atrás no sabía de teléfonos celulares y que en 2007 lanzó el iPhone, logró este mes ubicarse como el tercer mayor fabricante del mundo, desbancando de paso a otras grandes marcas como Sony-Ericsson, LG y Samsung, quienes ya llevaban bastante tiempo consolidados en las primeras posiciones.

Este crecimiento preocupa de sobremanera a la finlandesa, por lo que ahora buscará desafiar al iPhone con su modelo N8.

El nuevo celular será el primer teléfono celular con el sistema operativo Symbian de código abierto, el cual dispondrá de una cámara de 12 megapixeles que grabará vídeos de alta definición. Contará además con capacidad multitarea, justamente, la carencia más criticada del iPhone.

Sin embargo, la lucha entre estos dos grandes del terreno tecnológico no está centrada únicamente en las ventas, puesto que hace algún tiempo que Nokia mantiene ciertos problemas legales con la empresa de la manzana.

Esta semana, Nokia añadió una nueva demanda en la Corte del Distrito de Wisconsin contra Apple alegando que el iPhone y el iPad 3G infringen cinco de sus patentes, las que se refieren a tecnologías para mejorar la transmisión de datos y voz, el uso de datos de posicionamiento en aplicaciones y de innovaciones en la configuración de la antena.

Para los expertos, es cosa tiempo antes de que la estadounidense contrademande y ambas compañías vuelvan a ir ante la Comisión Internacional de Comercio de los EU (ITC por su sigla en inglés).

Todavía está por verse el real impacto pueden tener estas acciones legales, aunque lo más probable es que las empresas lleguen a un acuerdo fuera de corte. Veamos como sale Nokia de este conflicto, un obstáculo más dentro de su exitosa historia.

.www.altonivel.com.mx

Relacionadas

Comentarios