Estilo de VidaHistorias

Nissan: Japón también sabe de camionetas

Se dice que los estadounidenses son los expertos en el diseño de las útiles pick up, a pesar de ello la japonesa Nissan ha sabido ganar su espacio en ese mercado.

05-10-2010, 5:00:00 PM
Nissan: Japón también sabe de camionetas
Estilo Hoy

Si pensabas que Nissan sólo sabe de autos, estás muy equivocado. Muy poca gente lo sabe, pero este grupo nipon debe la mayor parte de sus ingresos a su principal negocio: las bienes raíces y los seguros.

Subordinados a ese sector se encuentran empresas de minería, industria química e incluso de pesca, entre las que destacan Nissan Chemicals, NNK y Nissan Securities.

Teniendo todos estos atributos, la compañía decide ingresar al mercado occidental a través del fabricante de automóviles Nissan Motors, que es como la mayoría la conoce.

En la actualidad Nissan es el tercer fabricante japonés más importante por detrás de Toyota y Honda respectivamente, quienes lograron superar sus ganancias debido a los grandes problemas financieros que sufrió a lo largo de los noventa.

Pero su historia comienza mucho antes, cuando en 1928 comienza a usarse el nombre Nissan como una abreviatura del holding Nippon Sangyo, que traducido significa “Industrias Japonesas”.

No sería hasta 1934 cuando la adquiere parte de la compañía DAT y se fusiona con la división de Tobaa Casting (que ya pertenecía a ellos) así surge oficialmente la Nissan Motors. De ahí (hasta 1983) que Nissan comercializara sus vehículos bajo la marca comercial “Datsun”.

Camionetas
En sus inicios la Nissan Motor construyó camiones, aviones y motores para el ejército Japonés. Las camionetas no parecían tener espacio dentro de su repertorio.

Incluso, como pasó con muchas otras compañías de automóviles, durante la
Segunda Guerra Mundial, Nissan construía maquinaria de guerra para el ejército. Pero de camionetas ni hablar.

Este tipo de modelos, cuyo nombre españolizado puede interpretarse como pequeño camión, nace como un invento de las compañías estadounidenses para facilitar el trabajo.

De este modo, durante varios años fueron empresas como Ford o Chevrolet las reinas de las ventas en el sector de las pickups.

Sin embargo, las compañías asiáticas, entre ellas Nissan, no se quedarían mirando cómo Estados Unidos imponía al mundo su nuevo vehículo de trabajo.

Japón se suma a la contienda, siendo las marcas Datsun y Toyota las primeras en estrenar sus productos fuera de su mercado original. Y a finales de los sesentas Nissan (aún conocida como Datsun) lanzó su primer pick-up.

A diferencia de los colosales monumentos V8 estadounidenses, la Datsun era una discreta cuatro cilindros de 1.000 CC y 37 CV. Aunque su éxito fue relativo en un primer momento, enseguida gozó de mayor popularidad, cuando su motor fue reemplazado por un 1.200 CC de 60 CV.

Su consagración definitiva llegó en 1965 con la Datsun 520, récord de ventas de importación. Era una camioneta compacta que se comercializó hasta 1969, de bajo consumo y bastante bien equipada, lo que puso en jaque a las gigantescas corporaciones de Detroit.

Ya en 1997 la compañía se lanza al mercado con su modelo Frontier, conocida en otros mercados como Navara, Hardbody o simplemente Pickup.

Se trata de una camioneta mediana cuya primera generación se fabricó hasta el 2000, las segunda, conocida como D-22 se fabrica en la actualidad en países como Brasil y México. Actualmente esta generación se llama NP-300 en algunos mercados, ya que se vende en paralelo con la tercera generación.

En el año 2000 los japoneses también se lanzan al ataque, desarrollando productos de gran tamaño, especiales para el gusto estadounidense tales como la Nissan Titán.

Una camioneta que, tal como su nombre lo indica, impone grandeza y personalidad gracias a sus amplias dimensiones y al potente motor de su último modelo VK56DE de 317HP, 5200 RPM y un torque máximo de 385lb-pie con el que se obtiene un excelente desempeño y respuesta en cualquier tipo de camino. Algo muy importante en las camionetas todoterreno de hoy en día.

Una corta historia dentro del sector de las camionetas, pero que demuestra que teniendo claros los objetivos, cualquier compañía puede luchar contra los grandes leones del mercado; con estilo, elegancia, tecnología, pero sobre todo empuje.

Relacionadas

Comentarios