Estilo de VidaHistorias

Nico: Diva y musa inspiradora del rock, la moda y el cine

Nico fue diva y musa inspiradora del rock, la moda y el cine. Siempre supo brillar entre los grandes: desde Bob Dylan hasta Hemingway quedaron marcados por su genialidad y belleza.

12-03-2009, 5:00:00 PM
Nico: Diva y musa inspiradora del rock, la moda y el cine
Estilo Hoy

Christa Päffgen, es un nombre alemán que suena frío y distante, pero si decimos que en realidad se trata de la cantante Nico, esa que formó parte del grupo Velvet Underground, la percepción cambia. Su fugaz paso por el modelaje, que la llevó a trabajar para Chanel y ser considerada “la criatura más hermosa de la historia”, es sólo uno de los tantos calificativos que tuvo esta rockera empedernida del underground de los 60 y 70.
 
Actriz y diosa musical, musa del movimiento post punk en los ochenta, Nico deslumbró a cuantos la conocieron. Con su encanto logró inspirar y cautivar a varios. Desde Bob Dylan quien le compuso una canción, hasta Jim Morrison quien le escribió un poema. Pero no fueron los únicos, Andy Warhol le hizo una pelicula, y hasta el propio Hemingway le dedicó un relato. Sólo unas pocas mujeres han logrado cautivar de tal manera, a figuras tan selectas y diversas del firmamento artístico.
 
Christa Päffgen, nació el 16 de octubre de 1939 en Colonia. Tras haber trabajado en 1960 en la película La dolce vita, de Federico Fellini, se fue a Londres, donde tuvo un hijo llamado Ari en 1963, fruto de su relación con Alain Delon. Allí conoció a los Rolling Stones y a Andrew L. Oldham, con quien inició su carrera musical, al grabar su primer single en el año 1965.
 
Sin mucho éxito en su paso por tierras británicas, se trasladó a Nueva York, donde conocíó a Andy Warhol, quien la introdujo en el ambiente del rock neoyorkino y la hizo participar en el primer LP del grupo Velvet Underground.
 
En contra de la opinión de Lou Reed, Warhol impuso la presencia de Nico en el grupo, quienes eran los máximos representantes del underground en la ciudad, y con quien marcaría, sin saberlo, influencia decisiva en el rock and roll de los años posteriores. Las pocas actuaciones mal pagadas en pequeños locales obligaron a Nico a iniciar actuaciones en solitario, tras grabar el disco The Velvet Underground and Nico, con canciones como Femme fatale.
 
Pocos despues debutó en solitario con el albúm Chelsea Girl en 1967, un disco producido por Tom Wilson, en el que sonaban un puñado de hechizantes temas folk. Entre los compositores de los discos, además de John Cole, Lou Reed y puntualmente Sterling Morrison, se encontraban Jackson Browne, quien escribió piezas como These Days o Somewhere there´s a feather, entre otras.
 
Su segundo LP, The Marble Index, de corte más vanguardista, progresivo, sombrío, triste y melancólico, fue uno más dentro de su música y su vida. Así, sumida en el mundo del rock, grabó un par de discos más, que no demostraron una gran evolución en su performance. The End de 1974, con una versión de The Doors, es probablemente su última gran obra, envuelta en la más completa oscura y triste emoción.


Tras un periodo de oscurantismo musical retornó en 1982, con el disco Do or Die, donde aparte de sus temas en solitario, revivía canciones de Velvet, de Bowie y hasta el mismísimo clásico The End, de la banda de Jim Morrison.


En 1985 graba Camera Obscura, obra cúspide de su atribulada carrera, ya que en 1988 muere a los 49 años, producto de una hemorragia cerebral. 

Relacionadas

Comentarios