A FondoTelecomunicaciones

¿Netflix, Tv o Tv de paga? El ganador en 2016 fue…

Una dura batalla se libra entre Netflix y otras plataformas, mientras nuevos competidores figuran en televisión abierta y los sistemas de cable y satélite suman audiencia. Te contamos quién fue el ganador en 2016.

22-12-2016, 8:02:24 AM
En 2016 se vivió una batalla entre televisión abierta, televisión de paga y plataformas de video para ganar usuarios.

En 2016, la forma en que los mexicanos ven televisión cambió y no volverá a ser igual. Tan sólo desde 1 de enero, México se convirtió en el primer país que apagó su señal de televisión abierta en formato analógico, Televisa y Tv Azteca transformaron sus contenidos, mientras que la dura batalla entre las plataformas de video bajo demanda Netflix y Blim dejaron huella.

Pero en la batalla donde el contenido es el rey, no todos tuvieron resultados positivos.

De acuerdo con cifras de la consultora The Competitive Intelligence Unit (The CIU), Netflix se consolidó como la plataforma Over The Top (OTT, pos sus siglas en inglés) favorita de los mexicanos con 79 por ciento de participación de mercado. Blim, por su parte, sigue robando audiencias y Claro Video va de mal en peor… al menos en nuestro país.

Ariel Barlaro, vicepresidente para las Américas de la firma de análisis Dataxis, indica que nuestro país es el gran laboratorio donde se pone a prueba dónde generan más ganancias las plataformas de video bajo demanda. Según datos de la firma, la competencia para Netflix, quien fue desde 2011 el “rey” de estos servicios, se hace cada vez más grande

“México siempre ha sido una punta de lanza en la región, un paradigma y vemos claramente que en 2015 los competidores de Netflix representaban solamente el 15 por ciento, pero serán aproximadamente el 30 por ciento en 2021”, dice en entrevista.

Y el ganador fue…

No hay un ganador absoluto en esta batalla, ya que todo depende de cómo se miren las cifras: por penetración o crecimiento anual de usuarios.

Aunque la disponibilidad de internet en cada vez más hogares hace pensar que la televisión abierta y de paga ha perdido adeptos, la realidad es que su penetración hace que la televisión abierta sea la ganadora en 2016.

De acuerdo con las cifras más recientes de la Encuesta Nacional de Consumo de Contenidos Audiovisuales elaborada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones, el 56 por ciento de la población cuenta con señal abierta y 33 por ciento con televisión de paga vía cable o satelital.

Sin embargo, si se miran las cifras de crecimiento, el ganador es sin duda Netflix y el resto de los servicios de video bajo demanda. Según cifras The CIU y el IFT, la televisión abierta ha perdido alrededor de 18 por ciento de usuarios, los servicios de televisión de paga crecieron 5 por ciento, mientras que los servicios OTT ganaron 69 por ciento más usuarios que en 2015.

Lee: Netflix vs Blim: prepárate para la batalla por contenidos.

Netflix y Televisa, las empresas en la mira

El crecimiento de plataformas OTT y la mayor disponibilidad están poniendo en aprietos a Netflix, no sólo en México sino en la región.

De acuerdo con Dataxis, en 2012, la empresa de Reed Hastings tenía una participación de mercado de 76.7 por ciento, seguido por Claro Video con apenas 0.8 por ciento. En 2016, Netflix cuenta con 56.1 por ciento del total de la participación y Claro Video el 23.1 por ciento en Latinoamérica.

Si se mira la fotografía de México, el fenómeno es distinto: Netflix sigue creciendo al pasar de 68.9 por ciento de participación en el mercado a 70.1. Blim, de Televisa tuvo un crecimiento acelerado y ya cuenta con 17.5 por ciento del total y al final se ubica Claro Video con 9.3 por ciento.

Además del crecimiento de Blim, la entrada de nuevos competidores como Amazon Prime Video está poniendo en aprietos al que, hasta ahora, se perfila como el rey.

Jorge Fernando Negrete, presidente de Mediatelecom Policy & Law para la región, destaca que Televisa está viendo dos caras de la moneda con Blim por un lado y por otro, el no tan floreciente negocio de la televisión abierta.

“La apuesta no siempre acertada de nuevos formatos audiovisuales habla de que está en una etapa muy difícil, donde la competencia en la televisión abierta es una realidad. Blim hizo bien al haber entrado por la vía de contratación por la televisión de paga”, refiere por su alianza con Izzi, también propiedad de Televisa.

Lee: ¿Qué hay detrás de la nueva cara de Televisa y Tv Azteca?

En ese sentido, los reportes indican que Televisa debe apostar más a sus plataformas digitales que a la televisión abierta, en donde ya se ha visto cancelación de proyectos. Un reporte de Signum Research indica que habrá debilidad en el mercado de la televisión abierta y de paga debido al entorno de incertidumbre macroeconómica.

Barlaro destaca que incluso los operadores de televisión de paga como Megacable ya no están viendo a las plataformas de video como enemigas, sino como aliados, de modo que en 2017 veremos un crecimiento más acelerado de estos servicios.

“En Latinoamérica y en México veremos una consolidación en estos servicios, se ve el camino de los operadores en agregar contenido a este modelo, donde vemos fuertes crecimientos”, apunta.

Ya sea con contenidos originales o un mayor catálogo de series y películas, son varias las empresas que quieren estar en la pantalla de los mexicanos. Son los consumidores los que tendrán el mando al elegir encender un televisor, un decodificador o simplemente encender un módem para ver su programación preferida.

Te recomendamos: ¿Puede Blim darle pelea a Netflix y Clarovideo? 

Relacionadas

Comentarios