Para EntenderTelecomunicaciones

Netflix o TV de paga, ¿quién será el rey en México?

El mercado mexicano se debate entre la adopción de plataformas como Netflix y la oferta de servicios por cable o satélite. ¿Quién ganará?

14-06-2017, 7:13:42 AM
tv de paga netflix

Es una lucha a dos de tres caídas entre la televisión de paga y los sistemas de video bajo demanda como Netflix. Por un lado, los sistemas tradicionales de televisión por cable o satelitales buscan seguir ganando adeptos ante la presión que supone la penetración y adopción de internet y por otro lado, Blim, Clarovideo y Netflix siguen sumando usuarios conforme avanza la penetración en el país.

Pero, ¿quién ganará esta pelea? Veamos ambas caras de la moneda. Por un lado, los sistemas de cable y satélite en México son los más accesibles de la región de Iberoamérica sólo por encima de Portugal, de acuerdo con un análisis realizado por la Organización de Telecomunicaciones de Iberoamérica (OTI).

En México, un usuario en promedio gasta 26 dólares al mes por este servicio, mientras que en Estados Unidos, esta cantidad se dispara a los 95 dólares. Para Federico González Luna, director ejecutivo de esta organización, ofrecer el servicio en paquete junto con teléfono y/o internet así como los precios serán el motor que detone a la televisión de paga.

“La televisión de paga tiene mucho potencial de crecimiento, aunque el sector no crece como lo venía haciendo, en el país seguirá aumentando la penetración porque los precios son competitivos y la calidad del servicio es también atractiva. Crecerá aunque a tasas más moderadas”, dice el directivo.

TV de paga, en aprietos pero ganando

Aunque los precios sean competitivos, el aumento de suscripciones a televisión de paga no ha sido el esperado. De acuerdo con datos al cierre del 2016 del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), existen 20.1 millones de suscripciones a este tipo de servicios, un 10 por ciento de crecimiento respecto a 2015.

La ganancia de usuarios ha ido deteriorándose, pues a finales de 2015 se observó un crecimiento de 13 por ciento anual y en años anteriores las tasas de crecimiento eran cercanas al 20 por ciento.

Uno de los frenos del crecimiento es la poca disponibilidad de ofertas derivada de que el servicio sólo se ofrece por pocas empresas, entre las que destacan Grupo Televisa, Megacable, Dish y otros jugadores menores.

Para Miguel Flores Bernés, especialista de la firma Greenberg y ex comisionado de la Comisión Federal de Competencia, las altas tasas de concentración de mercado en servicios ligados a Grupo Televisa son un indicativo de que los precios podrían bajar en vez de mantenerse estables.

“Hay margen para una mayor competencia en el mercado y para que los precios puedan seguir bajando en México, ya que esta baja no se siente de parte de los consumidores, pues cuando hay variaciones en el tipo de cambio se hacen modificaciones a los usuarios sin preguntar siquiera”, indica.

En febrero de este año, el IFT declaró que Grupo Televisa tiene poder sustancial en el mercado de televisión de paga, al concentrar el 61 por ciento del total de las suscripciones en el país en marcas como Sky, izzi y Televisión Internacional.

Lee: La tormenta que acecha a Grupo Televisa.

Esta concentración de mercado en un solo jugador propicia, en términos de competencia, que pueda haber un margen de precios establecido por el agente con más presencia en el mercado.

Esto es lo que le espera al negocio de Televisa en TV de paga

En días pasados, izzi, marca propiedad de Emilio Azcárraga, dio a conocer que subirá sus precios a partir del 1 de julio como parte de un ajuste derivado de la inflación y el tipo de cambio.

“Al estar extremadamente concentrado el mercado en México se observa que los precios pueden bajar más”, dice Bernés.

En contraparte, González Luna destaca que 50 por ciento de los gastos de operación para las empresas de televisión restringida está denominada en moneda extranjera, por lo que los precios en nuestro país siguen siendo muy competitivos respecto a los aumentos registrados en otros países.

En cuanto a la concentración del mercado, el ejecutivo destaca que la declaración del regulador en torno a Televisa corresponde a un análisis que terminó en 2014, por lo que la realidad del mercado hoy, ha cambiado.

“La televisión de paga es un servicio más en una canasta de servicios, no se le puede ver aislado sino en un entorno de convergencia, por lo que no se puede fraccionar artificialmente el mercado”, señala.

¿Quién gana?

Del otro lado de la moneda, los contenidos en plataformas Over The Top (OTT), como Netflix y Blim, han ganado suscripciones a un ritmo mucho más acelerado que la televisión de paga en los últimos meses.

El Estudio de Consumo de Medios y Dispositivos entre Internautas Mexicanos 2016, elaborado por IAB México indica que 75 por ciento de los internautas mexicanos cuenta con una suscripción a estas plataformas, siendo Netflix la favorita con 59 por ciento de preferencia entre los usuarios.

Sin embargo, la televisión de paga aún tiene una ventaja sobre estas plataformas, en el sentido en que la penetración de internet aún no tiene números significativos y el precio del servicio sigue siendo una barrera.

“Los OTT van a ser en algún momento un gran competidor de la televisión de paga, pero todavía no lo son porque hay que recordar que la gran mayoría no tiene acceso a internet como para acceder a estos servicios. El segmento de mercado en estos casos es de clases más altas, pero comparativamente no es la mayoría, la competencia aún no es tan clara”, dice Bernés.

“Cada plataforma tiene sus fortalezas, pero la televisión de paga tiene la ventaja de la inmediatez completa con programación noticiosa y eventos deportivos en directo, el cual también tienen las plataformas OTT, pero en menor medida, esa es la gran fortaleza de la televisión de paga y también de la TV abierta”, dice González Luna.

De acuerdo con datos de la consultora The Competitive Intelligence Unit (CIU), el acceso a Banda Ancha creció 74 por ciento  durante el último año, guiado principalmente por el acceso por redes móviles, aunque el consumo de video todavía es caro, por lo que todavía no se puede hablar de que Netflix y otros servicios puedan ser el rey.

En la medida en que la población tenga más acceso a banda ancha, sobre todo en comunidades donde el acceso aún es limitado y se ve rebasado por servicios satelitales, la competencia entre estos servicios podría acortarse, pero hasta entonces, indican los especialistas, todavía veremos cómo la televisión restringida sigue teniendo la preferencia de los usuarios mexicanos.

El empresario que busca desafiar a Emilio Azcárraga y Televisa

Relacionadas

Comentarios