HistoriasManagement

Nanotecnología y su repercusión laboral

Algunos avances tecnológicos implican problemas, la nanotecnología es un ejemplo. La Organización Internacional del Trabajo ya predijo algunos.

20-05-2010, 4:59:09 PM
Nanotecnología y su repercusión laboral
Altonivel

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estimó que en 2020, por lo menos el 20% de los productos manufacturados de todo el mundo se basarán en la utilización de la nanotecnología; el estudio y aplicación de materiales a través del control de la materia a nanoescala (billonésima parte de un metro).

El enunciado no pareció sorprender a la comunidad científica, puesto que industrias tan diversas como la automovilística, sanitaria e incluso la del deporte, han sido beneficiadas con sus aportes.

México es uno de los países latinoamericanos con mayores avances en el sector. Una muestra de ello fue la investigación realizada por el científico Humberto Terrones Maldonado, quien creó una tecnología llamada “nanoestructuras dopadas”. Se trata de nanotubos que son cien veces más resistentes y seis veces más ligeros que el acero.

Pero, como ha demostrado la historia, los avances tecnológicos siempre vienen acompañados de nuevos desafíos para las sociedades que las implementan. Tal como sucedió con los automóviles, los celulares o las plantas de energía nuclear.

Esta es la tesis que planteó la OIT desde su sede en Ginebra, Suiza. Según el organismo, la manipulación de la nanotecnología cambiará la naturaleza de los accidentes profesionales y provocará trastornos de salud, desconocidos hasta ahora.

Una de las estimaciones más preocupantes del texto titulado “Riesgos emergentes y nuevos modelos de prevención en un mundo de trabajo en transformación” tiene relación con una posible sobrecarga del trabajo, las malas condiciones asociadas con los movimientos migratorios hacia los países con dicha tecnología y los recortes de plantillas en aquellas empresas que continuarán utilizando tecnología tradicionales.

A decir de la institución, estos elementos se trasformarán en obstáculos para el equilibrio saludable entre trabajo y vida privada, a raíz de un “recrudecimiento de los trastornos psicosociales vinculados a las nuevas situaciones de estrés y presión laborales en la economía mundial”, indicó el dirigente.

Lo mismo sucederá con los inmigrantes y empleados ilegales, quienes padecen cada vez peores condiciones de trabajo, salarios más bajos y jornadas elevadas.

¿Qué hacer?
Como método de prevención la OIT exhortó, tanto a las empresas privadas como a los gobiernos, a formar grupos de trabajo para evaluar las posibles consecuencias potenciales de los nanomateriales en la salud y el medioambiente.

“Debemos actuar de manera concertada para prevenir una espiral degenerativa de las condiciones de trabajo y promover una recuperación basada en el trabajo decente”, concluyó Juan Somavia.

.www.altonivel.com.mx

Relacionadas

Comentarios