Estilo de VidaHistorias

Montañita, paraíso todo el año en Ecuador

Este bello país tiene encanto especial, con paisajes y rutas llamativas. Montañita es la mejor opción para disfrutar clima tropical.

05-03-2009, 5:00:00 PM
Montañita, paraíso todo el año en Ecuador
Estilo Hoy

La ruta para llegar a este paradisiaco destino se da en medio de plantaciones de maíz y plátano, hasta llegar a un camino que bordea el mar.  Al menos, ahí empieza el encantamiento con la magia de Montañita. Aquí llegas a un pueblo que está hecho para la fiesta, con una arquitectura construida idealmente para la playa, casas de madera mezcladas con bambú, calles de barro, totalmente rústico. Todo esto con una temperatura que no baja de los 27 grados celsius.

 
Lo primero que de debe hacer al llegar a este paraíso, es buscar un hostal, de preferencia el hostal Swiss, un lugar bien rústico pero con un costo de US$15 por persona, incluye un desayuno de los dioses: pan casero, omelette de pimientos rojos, arroz, y un jugo de maracuyá que sólo ahí se puede dar.
 
Una vez desayunado es requisito obligado ir a la playa. En la inmensidad de ese vergel, se ven olas maravillosas y gente muy diversa. Una de las cosas que no se pueden olvidar es beber una cerveza nacional,  “Pilsener”, a US$1.50, bien helada.
 
Para amenizar el apetito, se ven por toda la playa carros que venden ceviches de camarón, corvina y pulpo maravillosos.
 
Por la tarde, ya con unas cervezas en el cuerpo, es interesante caminar por el pueblo. Ahí se pueden comer unas empanadas callejeras, deliciosas. Hay de varios tipos; unas de masa de harina de plátano verde rellenas con pulpo u otras de harina de maíz, rellenas con camarón.
 
En la noche, el pueblo se prende totalmente en la calle principal, en la esquina del Funky Monkey; el bar más famoso del lugar. Aquí, los turistas hacen del lugar un continuo y variado espectáculo, donde se pueden encontrar sommeliers, haciendo degustaciones de vinos para todos los comensales. A pesar que la gente con ese tipo de clima y atmósfera, prefiere tragos con ron y mucha cerveza, las catas resultan cool.
 
Este es un lugar para visitar siempre, donde no hay nada parecido. Cosa curiosa sí, es ver tanta gente bebiendo en la vía pública… algo muy fuera diferente de lo que se vive en la ciudad.

Relacionadas

Comentarios