Economía y FinanzasLo Último

Monex, el banco que ha sorteado la tormenta de Trump

La llegada de Donald Trump ha hecho que Monex cambie drásticamente su jugada en el mercado financiero. Sin embargo, el banco ha implementado una estrategia que le ha permitido salir bien librado de esta tormenta.

24-03-2017, 6:35:22 AM
Héctor Lagos Dondé, presidente ejecutivo de Monex.
Foto: Eduardo Islas.

El crédito en dólares en tiempos de volatilidad cambiaria no es algo que preocupe al presidente de Monex. De hecho, la experiencia en pagos internacionales le ha permitido sortear este tipo de periodos, incluso con ganancias.

Para empezar, la firma cuida mucho su administración de riesgos: los préstamos en dólares van de preferencia a quienes tienen ingresos en esta moneda; de lo contrario, ya sabemos lo que pasa.

Sin embargo, Héctor Lagos es más moderado en cuanto a sus pronósticos para 2017. “Lo que preocupa es el impacto que el sector exterior podría tener en el desempeño de los negocios en general. No creo ser de los pesimistas, pero sí hay retos importantes y, como se ha dicho, la incertidumbre es lo que mata, sobre todo provocando que algunas decisiones se atrasen o se cancelen”, comenta para Alto Nivel Héctor Lagos Dondé, presidente ejecutivo.

Estados Unidos ha liderado el mundo hacia un sistema basado en el comercio libre y la apertura; en la inversión reciproca entre países “y ahora, de repente, pareciera que nos está cambiando la jugada muy drásticamente”, aunque también considera que la presión de todo lo que se ha logrado y de los intereses económicos binacionales será muy grande.

A finales de enero pasado, Grupo Financiero Monex anunció un acuerdo de inversión con Ventura Capital Privado por un máximo de 1,500 mdp, mediante el cual el fondo privado que preside Enrique Castillo Sánchez Mejorada adquirirá una posición de 13.6% de su capital. El objetivo es “mantener nuestros planes de crecimiento y la evolución de nuestra estrategia.”

En los últimos tres años, la cartera de crédito de Monex ha crecido a paso acelerado (50% en 2016), pues el negocio de esta empresa no estaba aquí. Por años, fue un banco especializado en pagos internacionales, debido a su origen como casa de cambio, que le da una experiencia interesante en materia de divisas.

En esta nueva etapa, el grupo Monex requiere ser intensivo en capital, pues su ruta de crecimiento pasa por el crédito, en específico el relacionado con empresas y con una natural tendencia a los préstamos en dólares (moneda en la que también tienen una amplia captación, debido a su cuenta multidivisas).

Además, señala Lagos, el capital también les permitirá soportar sus operaciones de acuerdo con las estrictas regulaciones de Basilea III. Sin embargo, la decisión por Ventura en lugar de realizar otra colocación en la bolsa, por ejemplo, consiste en traer smart money; es decir, la experiencia de los socios del fondo privado en el sector financiero: “valoramos mucho esa experiencia”.

Para este banquero, es importante que la banca de origen mexicano crezca y se desarrolle al mismo nivel de los bancos internacionales, para incrementar su influencia en el desarrollo del país. Por lo menos, así quiere ver a Monex en los próximos 10 años.

“Lo que más aportó el TLCAN a México fue un marco de certidumbre, disciplina y apertura para ser mejores. Aunque se perdiera el tratado, tenemos que encontrar la manera de conservar ese orden y hacer las cosas bien, a nivel internacional”.

Relacionadas

Comentarios