Estilo de VidaHistorias

Mitos sobre el cuidado de tu imagen

Estillohoy.com desmiente para ti estos consejos que seguramente has escuchado más de una vez y que en realidad no ayudan a mejorar tu apariencia.

04-10-2010, 5:00:00 PM
Mitos sobre el cuidado de tu imagen
Estilo Hoy

Lo hemos dicho anteriormente; muchas personas dan consejos con buenas intenciones; sin embargo, tras esas “súper afirmaciones” no hay argumentos sólidos.

Presta atención a los mayores mitos en cuanto al cuidado de tu imagen y procura no seguirlos la próxima vez que alguien los mencione:

La piel grasa no necesita hidratación
Una gran mentira. En primer lugar, aprende a distinguir una piel grasa: se detecta por su aspecto oleoso, su poro abierto, el grano grueso de su textura y un tono grisáceo, más bien apagado, debido al exceso de sebo.

Si tienes una piel así el objetivo es controlar la actividad de las glándulas sebáceas e hidratar la piel en forma adecuada.

En la mañana, aplica un gel de limpieza, tonifica con una loción astringente y sella con una crema hidratante o fluido hidromatizante con protector solar. En la noche, lava, tonifica y extiende un fluido hidratante rico en vitamina E.

La cara se lava sólo con agua y jabón
Primero aclaremos que la cara no debe lavarse constantemente porque acabarás irritando la zona, le harás perder sus aceites naturales y se secará demasiado, provocando que las arrugas aparezcan más temprano.

Si tienes una piel grasa, lávala, como máximo, tres veces al día, si es normal, dos veces y, si tienes una piel seca, lávala una sola vez, por la noche, y por la mañana te enjuagas con agua solamente.

El lavado es integral, es decir se usa un limpiador facial, no un jabón. La exfoliación de la piel debes hacerla dos o tres veces en la mañana para quitar células muertas que se acumulan durante la noche. Además, previenes arrugas y poros bloqueados.

Los masajes deben ser untando el limpiador facial de forma suave y en un movimiento circular, sin tosquedades.

Mientras más productos, mejor
Como muchas cosas en la vida, es mejor calidad que cantidad. No te esfuerces por tener todos los productos del mercado, simplemente compra los que se ajustan a tus necesidades y que sean de buena calidad.

Las cremas se aplican con fuerza
Ya sean cremas hidratantes o de limpieza, no olvides que el resultado que conseguirás en tu piel no dependerá de la fuerza con que las apliques. La absorción no pasa por lo anterior, sino que por los componentes del producto.

Por ejemplo, las cremas limpiadoras granuladas (scrubs) contienen partículas abrasivas. Los abrasivos ayudan a eliminar células de la piel viejas o muertas. El doctor Steven Victor, experto en dermatología, advierte que ser demasiado enérgico con una crema limpiadora granulada puede causar abrasión. “La fuerza de esta clase de cremas se encuentra dentro de ellas, así que no necesitas frotarla como si estuviera puliendo su auto”, dice el experto. Solo debes aplicarla en la piel húmeda, frotarla sobre el rostro en forma de círculos y luego enjuagarla.

La crema hidratante protege del sol
Ok, el sol reseca la piel y una crema hidratante devuelve la humedad y ayuda a mantener la elasticidad, pero no es suficiente para protegerse de los rayos ultravioletas.

No dejes de utilizar un bloqueador solar 30 minutos antes de salir a la calle, cada vez que hagas ejercicio o nades.

Caída del pelo ¿calvicie segura?
Los doctores dicen que para combatir la pérdida de cabello, es recomendable acudir al dermatólogo y no comprar un producto “milagroso” sin que exista un diagnóstico preciso. El tratamiento que cada persona siga depende de sus necesidades.

Además, cabe señalar que existe un fenómeno llamado “la falsa caída” y consiste en que al día se nos caen unos 80 cabellos, de tal manera que cada tres o cinco años las personas hemos cambiado de pelo por completo.

Por cada cabello perdido que cae porque ha envejecido, el mismo día nace el mismo número y el crecimiento en el cuero cabelludo se mantiene constante, por lo tanto, no pienses que quedarás calvo si ves que pierdes algunos cabellos en la mañana.

Sudar adelgaza
Falso, sudar es un mecanismo que el cuerpo utiliza para regular la temperatura.

Contrario a lo que se cree, sudar no adelgaza, ya que en este proceso se elimina agua y sal y se disminuyen unos centímetros, que son recuperados a las pocas horas cuando se vuelve a beber la cantidad de líquido transpirado.

Relacionadas

Comentarios