'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Millennials, el arma de Hillary para derrotar a Donald Trump

Cerca de 60% de los jóvenes entre 18 y 29 años votarían por Clinton, factor que puede ser clave para llegar a la Casa Blanca y dejar en el camino a Donald Trump.

28-07-2016, 4:22:58 PM
Millennials, el arma de Hillary para derrotar a Donald Trump
Santiago Betancourt

“Creo que Hillary Clinton puede ganar el voto de los jóvenes. De los jóvenes, los afroamericanos, los latinos… ha trabajado con el partido y con la campaña de Sanders para formar la plataforma la más representativa en muchos años”, explica Seth Drake, un estudiante universitario de Kentucky, que estará trabajando los próximos meses para la campaña de Hillary Clinton.

De acuerdo al Pew Research, 60% de los jóvenes entre 18 y 29 años votarían por Clinton. La diferencia contra Donald Trump es de 30 puntos, por encima y casi el doble que cualquier otro grupo de edad. Solamente los votantes de más de 65 años prefieren al republicano.

En Estados Unidos viven más de 74 millones de millennials, 18-34 años, según el Pew Research Center. Para ellos, los principales problemas del país son la economía, los problemas de discriminación y racismo, y el control de armas.

Comparándolos con el promedio nacional, los jóvenes coinciden en la economía en el primer lugar, pero discrepan en el terrorismo y la política exterior como segundo y tercer lugar nacionales, respectivamente.

Casi tres cuartos de la población menor de 30 años (74 por ciento) considera el tema de las minorías como algo muy importante al decidir su voto, comparado con el 56 por ciento de los mayores de 65 años, reporte el Pew Research.

Y para sumar otro momento histórico a esta elección que no deja de dar sorpresas, por primera vez desde 1992, más de 74 por ciento de los jóvenes dicen estar pensando mucho en el proceso electoral.

“Barack Obama ganó el voto de la generación millennial, lo que hizo que su campaña fuera imparable”, explica Seth. “Los demócratas y su agenda progresista, propuestas sobre planes de acceso a la universidad y políticas económicas expansivas son mucho más atractivas para las generaciones más jóvenes”.

El reto es que vayan a las urnas

En 2012, solamente 38 por ciento de los jóvenes entre 18 y 24 años fueron a votar, y a pesar de que en 2008 superaron el 45 por ciento de participación, en elecciones como la de George W. Bush, no pasaron del 35 por ciento.

Y no es fácil ser joven en Estados Unidos y votar por el candidato de tu preferencia. Aquellos que estudian una carrera viven en los dormitorios de las universidades, o a cientos de kilómetros de sus casas, y no pueden registrarse para votar. Tendrían que regresar a sus casas unas semanas antes de los exámenes finales, un martes.

Otra opción, es registrarse como ausentes en sus condados, ya que así la autoridad electoral enviaría las boletas unas semanas antes para que votaran por correo.

“Pero muchos estudiantes no conocen este proceso, incluso, el desinterés por la votación aumenta porque no pueden registrarse con la dirección de su dormitorio por ser temporal”, agrega Seth. Necesitarían rentar un departamento para registrar una dirección permanente.

Juntos se puede

A diferencia de Trump, Hillary ya ha conquistado a los jóvenes. Casos como el de Seth, que además de estudiar, trabaja en la oficina de la Secretaria de Gobierno de su estado, una de las mujeres más destacadas en el partido Demócrata, Alison Lundergan Grimes. Y además, durante este semestre, dejará la escuela y viajará a Virginia para promover el voto dentro de distintas comunidades.

O el caso de Rachel Gonzalez, una estudiante de preparatoria, de 17 años, que desde 2008 decidió apoyar a Hillary Clinton. Hoy, es la delegada más joven en el partido y en la Convención que eligió a la primera mujer candidata por la presidencia.

Una foto publicada por Hillary Clinton (@hillaryclinton) el

“Veo a una generación llena de energía y nuevas ideas, no limitada por lo que son, sino listos para aprovechar lo que viene”, fue el mensaje del presidente Barack Obama a los jóvenes al demostrar su apoyo a Clinton en la Convención este miércoles.

Con el apoyo de distintos sectores, Hillary Clinton tiene que empoderar a los jóvenes, como lo hizo Obama en 2008 y 2012 o como los conquistó Bernie Sanders, para derrotar a Trump, quien solamente se lleva el apoyo de los hombres, blancos, mayores de 65 años, sin educación universitaria.

Relacionadas

Comentarios