Economía y FinanzasPara Entender

Millennial: evita que la bomba de la pobreza te explote en la vejez

Aun cuando el panorama para esta generación en materia de pensiones es sombrío, no todo está perdido. Te compartimos algunas alternativas que te ayudarán a ahorrar para tu vejez.

03-07-2017, 6:30:23 AM
Depositphotos.com

Nota de los Editores: En seguimiento a los comentarios que se generaron hace unos días entre la comunidad de nuestros lectores por el texto Esta es la bomba de tiempo que le estallará a los millennials, el equipo de Alto Nivel decidió publicar esta segunda entrega.

 

Diana tiene 27 años. Es Millennial. Trabaja en una empresa que no le permite generar antigüedad. Y cada vez que piensa en su vejez, un sentimiento de incertidumbre la invade. “Esta generación vive una realidad que está fuera de sus manos”, platica al otro lado de la línea, al hacer evidente su preocupación acerca de cómo será su futuro a los 65 años.

En la actualidad, la egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) realiza producción audiovisual para una plataforma de divulgación científica, recibe un sueldo mensual por debajo de los 10 mil pesos, trabaja más de ocho horas diarias, y, en ocasiones, también los fines de semana sin un pago extra.

La profesionista guarda silencio un momento y aclara que, a pesar de todo, disfruta de lo que hace, aun cuando su contrato se renueva cada seis meses, lo que evita que genere antigüedad, y no cuenta con posibilidades de escalar hacia otras posiciones.

La realidad de Diana no es un hecho aislado. Esta situación se replica en muchos de los casi 30 millones de millennials que viven en México y que conforman una cuarta parte de la población total del país, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La generación del Milenio se ha convertido en una pieza clave para la economía y en los próximos años dominarán el mercado laboral. Se estima que, en la próxima década, esta población ocupará el 75 por ciento de los empleos a nivel mundial.

Sin embargo, Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), advierte que, en 10 años, estos jóvenes llegarán a su pico más alto de ingresos, lo que representará un doble reto para ellos.

Por un lado, deberán pagar impuestos, que se destinarán a cubrir pensiones, pues “el gobierno no tendrá dinero” y, por otro, a tratar de ahorrar para su vejez.

“Los grandes perdedores con el sistema de pensiones son los millennials. En términos reales, ellos son los que tienen los peores números, en contraste con otras generaciones”, reconoce el economista.

El problema ya está aquí

A Diana le preocupa su futuro, pero no solo en el largo plazo, también en el inmediato. Aun no cumple 30 años, pero es consciente que, a diferencia de sus padres, ella no podrá adquirir un patrimonio propio o estabilidad financiera durante su retiro.  “Mis papás tenían ciertas seguridades que yo no tengo y estoy segura de que no las tendré” y agrega que le “preocupa cuando llegue a los 40 años, a los 65 y todo en relación a mi futuro porque no tengo idea de cómo será”.

El problema de las pensiones en México no es algo nuevo. Este padecimiento que afecta a millones de mexicanos ha arrastrado desigualdades desde hace décadas. El CIEP ha calificado al sistema de pensiones en México como “insostenible y carece de transparencia para analizarse de manera integral”.

Al respecto, Sunny Arely Villa Juárez, directora de Gasto Público del CIEP, comparte que el problema para los millennials es que no cuentan con una pensión de beneficio definido y tampoco cuentan con los recursos que se obtenían del petróleo. “Van a terminar pagando no solo sus pensiones, también las de sus padres y abuelos”, advierte.

¿Qué alternativas hay?

¿Cómo ahorrar en tiempo donde ni siquiera se tiene un trabajo seguro o garantías suficientes para la vejez? Carlos Islas Murguía, consultor y asesor de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), explica que lo principal es mantener “una mente abierta” y pensar de manera positiva.

A continuación, te compartimos algunas alternativas que te ayudarán a ahorrar antes de que bomba de la pobreza te explote en la vejez.

Afore

Para Carlos la mejor alternativa de ahorro para la vejez son las Afores.

El 1 de julio, el sistema de pensiones de cuentas individuales Afore cumplió 20 años de operación. El actual sistema de pensiones de contribución definida sustituyó al anterior sistema de beneficio definido mediante una reforma a la Ley del Seguro Social en 1995.

La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) ofrece una radiografía financiera que te ayudará a conocer las diferentes opciones que existen.

También hay otras opciones…

Seguro de vida: dotal o universal

Dotal

GNP Seguros define al seguro dotal como una “herramienta financiera que te ayuda a tener un ahorro garantizado para el cumplimiento de tus objetivos”.

Las ventajas de este seguro de vida son:

  • La certeza de que al final del plazo recibirás el ahorro planeado.
  • Eliges el plazo en el que quieres recibir tu ahorro: 10, 15 o 20 años.
  • Protección y ahorro garantizado a partir de 50,000 dólares o 400,000 pesos, los cuales no pierden valor con el tiempo, ya que se actualizan en moneda nacional con base en la inflación y en dólares de acuerdo al tipo de cambio.
  • Precios preferenciales según tu edad, género, estado de salud y hábitos.
  • En caso de fallecimiento, los beneficiarios recibirán la suma asegurada libre de impuestos.
  • Distintas opciones para recibir la suma asegurada, ya sea en una sola exhibición, en un Plan de Rentas o a través de un Fideicomiso.

Universal

Este seguro se maneja a través de una Cuenta Individual donde se acreditan las primas y los intereses y se deducen el costo del seguro y los gastos.

En general, las Compañías Aseguradoras garantizan que cobrarán como máximo ciertas tasas de mortalidad y ciertos gastos. La ventaja esencial de este tipo de seguros es la flexibilidad.

Con base al Capital Asegurado y al plazo de cobertura que generalmente es de por vida, la Compañía Aseguradora calcula una prima planeada a cobrar, pero el Asegurado puede pagar por encima o por debajo de ésta y hasta puede no pagar, siempre que su saldo de inversión lo permita.

Seguro de rentas vitalicias

Los seguros de rentas vitalicias sirven para planificar el ahorro con el que se dispone, explica Rankia, una comunidad financiera online de habla hispana a nivel mundial.

La plataforma explica que es importante que la cantidad que se quiera ahorrar debe ser elevada, para que la mensualidad sea también significativa.

El seguro de rentas vitalicias es una modalidad que ofrecen las empresas aseguradoras a cambio de una cantidad única de dinero. Con este servicio se garantiza que el asegurado reciba un pago mensual o trimestral hasta su fallecimiento.

Esa retribución que se recibirá por parte de la aseguradora incluye un pago de un interés atractivo, que en la actualidad supera el 3 por ciento anual.

En términos sencillos, el experto de la AMIS explica que, si Diana recibiera una buena suma de dinero, en vez de “malgastarlo” lo más recomendable sería “olvidarse de ese ingreso y destinarlo para su vejez”.

A partir del día en que Diana “apague” las velas de su pastel número 65, la aseguradora comenzará a darle una mensualidad hasta el día en que muera. “Con esto estaría garantizando una vejez con un ingreso fijo”, asegura Islas Murguía.

Fondo de renta variable

Si eres una persona “arriesgada”, dice Carlos, entonces “no inviertas en acciones, hazlo en un fondo de renta variable”.

De entre los fondos de pensiones, este es el más agresivo en su política de inversión, pues tiene el objetivo de intentar conseguir las mayores rentabilidades a cambio de asumir mayores riesgos, es, por lo tanto, el más apropiado para inversores jóvenes a los que aún les falten más de 10 años para su edad de jubilación.

Autoahorro

Aunque es complicado, Carlos revela que comenzar a ahorrar 10 pesos por cada 100 “ayudará a cambiar la mentalidad de los millennials desde hoy”.

Hacia el futuro

El panorama es complejo para los casi 30 millones de millenials que existen en México, y Diana es una de las voces que representan esa generación marcada por la incertidumbre.

Sin embargo, la joven trata de mantener una actitud abierta hacia el futuro, comenzando con ser consciente con el nivel de ahorro que deben tener desde ahora antes de que sea demasiado tarde. “Hay una realidad que está fuera de nuestras manos, pero si nosotros no hacemos nada por cambiar nuestro destino, nadie lo hará”.

 

Relacionadas

Comentarios