HistoriasTecnología

Microsoft y Nokia: la unión del 2011

La alianza estratégica entre ambas compañías buscará derrocar al iPhone y al exitoso sistema operativo de Google, Android. Entérate de los detalles.

24-02-2011, 5:00:00 PM
Microsoft y Nokia: la unión del 2011
Estilo Hoy

Hace algo más de una semana el mundo de la tecnología quedó boquiabierto: Microsoft y Nokia anunciaron su unión.


El principal fabricante de teléfonos móviles del mundo, Nokia, y el gigante Microsoft anunciaban con bombos y platillos una “gran alianza estratégica” que tiene como propósito que el sistema operativo Windows sea la principal plataforma de los teléfonos avanzados o smartphones de Nokia.


De acuerdo a los comunicados de prensa, parte de los planes es “crear un nuevo ecosistema global móvil” conjunto, con Windows como plataforma principal para los teléfonos inteligentes de la finlandesa.


Asimismo, buscarán “un enfoque renovado para crecer en volumen y valor” en relación con conectar a los próximos “mil millones” de clientes a Internet en los mercados emergentes.


También se centrarán en invertir para desarrollar nuevas tecnologías de última generación, y se comprometen a reestructurar sus equipos y estructuras organizacionales “con un claro enfoque en la velocidad, resultados y rendición de cuentas”.


De esa forma, Nokia Maps se integrará al núcleo de herramientas de Microsoft como Bing y AdCenter. Asimismo, la tienda de aplicaciones y contenidos de Nokia se integrará en Microsoft Marketplace.


 


Qué hay detrás de la alianza
Tras una alianza de esta magnitud han de esconderse objetivos fuertes. Y claro, los hay.

Nokia ha visto cómo con el paso del tiempo, sus teléfonos inteligentes no prosperan, versus el éxito arrollador del iPhone, Blackberry, el sistema Android de Google y la proliferación de los fabricantes chinos, que están erosionando la supremacía de Nokia en la telefonía de gama baja.


Es por esto que la decisión de este acuerdo, que algunos ven como un ‘matrimonio forzoso’, venía rumoreándose desde hace tiempo. Sin embargo, los rumores llegaron a su clímax en septiembre pasado cuando se filtró un correo del consejero delegado de Nokia, Stephen Elop, en el que describía la situación de la compañía como una “plataforma petrolífera en llamas”.

“Nos quedamos atrás, nos perdimos grandes tendencias, y perdimos tiempo”, aseguraba Elop en el correo.


Además, Elop insistió en que la compañía no tiene un producto que se acerque a la experiencia de Apple, mientras que Android ha superado a Nokia como sistema operativo más utilizado en smartphones.


Así las cosas, la empresa finlandesa prepara también una gran reestructura en su organización. A partir de abril tendrá una nueva estructura con dos grandes unidades de negocio diferenciadas: dispositivos inteligentes y teléfonos móviles, independientes entre sí y enfocadas cada una en dos objetivos muy concretos: smartphones y teléfonos más baratos y sencillos para el mercado masivo, respectivamente.
 
¿Qué pasará con Symbian?
Tras la fusión, el futuro de Symbian, uno de los sistemas operativos más extendidos del mundo y propiedad de Nokia, quedará como una plataforma de franquicia que gestionará las licencias. Según el comunicado de Nokia, se esperan vender “unos 150 millones más de dispositivos con Symbian en los próximos años”.


Por su parte Meego, el sistema para Linux, quedará como una herramienta para explorar “más a largo plazo” las posibilidades de mercado en futuros dispositivos, plataformas y experiencias de usuario.


Una de las quejas más fuertes de los fanáticos de Nokia ante esta alianza radica principalmente en el sistema operativo. Y es que ahora con Windows Phone 7 no se tratará de una plataforma abierta como si pasaba con el sistema anterior.

Relacionadas

Comentarios