Opinión

‘Mi Primer Acoso’: Una lección de tecnología para todos

Los hashtags #NoTeCalles, #VivasNosQueremos y
#MiPrimerAcoso le dieron rostro al acoso sexual y lo llevaron a las calles. Un gran ejemplo del uso de la tecnología.

29-04-2016, 12:23:18 PM
‘Mi Primer Acoso’: Una lección de tecnología para todos
Manuel Valdés Sánchez

Sin lugar a dudas la tecnología y las redes sociales han sido parte clave del movimiento contra el acoso sexual que se ha generado en últimas semanas, la llamada Primavera Violeta. Ante eso es una ironía que las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), en las que se han transmitido sus testimonios, sean un terreno aún dominado por los hombres.

Los hashtags #NoTeCalles, #VivasNosQueremos y #MiPrimerAcoso nos sorprendieron al darnos una primera visibilidad de la magnitud del problema. Recorrer los testimonios y ver que muchos de los casos de abuso ocurrieron a mujeres en sus primeros años de vida nos empuja como hombres a reflexionar sobre lo que nos corresponde hacer al respecto.

A nivel mundial, las mujeres son quienes tienen un menor acceso a internet, de acuerdo con el proyecto No Ceilings la fundación Clinton. Además, entre el 14% y el 38% de los hombres en países en vías de desarrollo tienen mayores posibilidades de adquirir un smartphone desde el que navegar, según GSMA, organización que agrupa a 800 operadores móviles.

Sería interesante que el movimiento vaya más allá de una cobertura mediática de algunos días y sea un paso para reflexionar sobre todos los terrenos en que aún existe una brecha de género y cómo la tecnología puede aportar a reducirla.

Rossana Bobadilla, directora general de Concur, dijo hace unos días en una reunión con periodistas: “Cada vez son más las mujeres que estamos al frente de estas empresas, la brecha se está cerrando, pero queda mucho por hacer”. Comparto su opinión.

“Por cada mujer que funda una empresa de TIC en el país, 5.22 hombres lo hacen”, de acuerdo con datos del Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO). Y ese es un problema a nivel mundial: en Nueva York solo el 27% de los emprendedores en el sector son mujeres, 14% en Silicon Valley y 4.3% en Australia y 16% de México. 

Teléfonos móviles y el poder de comunicar

¿Cómo contribuir a una mayor presencia de las mujeres en la tecnología y eso ayudaría a mantener visibles los casos de abuso y acoso? Al intentar responder esta pregunta me encontré que el estudio Cerrando la brecha de género, realizado por GSMA, señala a los teléfonos móviles como herramientas importantes para mejorar las vidas de las mujeres y hombres debido al poder de comunicar que otorgan.

Crear y promover soluciones móviles desde las que se realicen denuncias, aporten a la transparencia y al empoderamiento de las personas es una de las obligaciones que corresponden a quienes trabajamos en tecnología y en ese aspecto la experiencia y aportaciones de las mujeres es un factor clave. 

GSMA entrevistó a más de 11,000 personas en 11 países, entre ellos México, para su reporte publicado el año pasado. De las miles de mujeres consultadas sacaron estos porcentajes que les dejo para la reflexión:

  • Al menos el 68% de ellas, en todos los países, indicaron que se sentían más seguras (o que se sentirían más seguras) con un teléfono móvil.
  • Al menos el 58% de ellas, en todos los países, dijeron que se sentían más autónomas (o que se sentirían más autónomas) e independientes.
  • Eliminar la brecha de género para poseer y usar un teléfono móvil podría suponer ingresos adicionales de unos 170,000 millones de dólares para la industria móvil para el año 2020.
  • México tiene una brecha de género del 26% en propiedad de teléfonos móviles en áreas rurales frente a solo el 2% en las zonas urbanas.
  • La alfabetización técnica y la confianza son una preocupación clave para las mujeres, que tienden a citarlas como una barrera para su desarrollo con mayor frecuencia que los hombres en los países del estudio 

*El autor es director de marketing en Concur México. Concur es proveedor de soluciones y servicios para administración de gastos a nivel mundial.

 

Relacionadas

Comentarios