Economía y FinanzasPara Entender

México resistirá turbulencias en 2017, pero en 2018…

La economía de México ha demostrado resistencia en los últimos dos años y tiene mejores perspectivas a mediano y largo plazo, pero las elecciones federales de 2018 son un riesgo, señaló Bank of America Merrill Lynch.

07-12-2016, 7:58:46 PM
peso_mexicano
Depositphotos.com

 

México resistirá los choques externos en 2017 debido a que el país ha mostrado resistencia en los últimos dos años… pero en 2018 vienen otros riesgos internos para la estabilidad del país, como el proceso electoral en 2018, probablemente el más grande de la historia, señaló Bank of America Merrill Lynch.

“México está por vivir un importante proceso de elecciones, en 2018 se juntan muchos calendarios electorales, sobre todo el presidencial. Eso también puede ser un riesgo para México”, dijo Carlos Capistrán, economista en jefe para México del banco de inversión, en conferencia con periodistas.

El especialista dijo que  2017 se vislumbra complicado para el país por el entorno exterior y la incertidumbre sobre las políticas del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, pero resaltó que la economía nacional ha mostrado resistencia a los choques de afuera en los últimos dos años.

“Cuando uno ve todo lo que está pasando afuera (…) se pensaría en escenarios mucho más bajos para México. Lo cierto es que ha mostrado estos dos años ser un país bastante resistente. Cuando otros emergentes se fueron a recesión, México ha logrado mantener una tasa de crecimiento que, si bien es baja, ha sido estable.”

Bank of America Merrill Lynch prevé que México crezca sólo 1.3 por ciento en 2017, la inflación suba 4.0 por ciento, un tipo de cambio de hasta 22 pesos por dólar y que el Banco de México suba las tasas de interés hasta 6.0 por ciento.

Carlos Capistrán también prevé que las inversiones extranjeras hacia el país disminuyan el próximo año, sobre todo en el primer trimestre, ante la incertidumbre por las acciones que Donald Trump. Pero esto no quiere decir que las inversiones no van a llegar. Al contrario, el actual tipo de cambio, las profundas relaciones económicas entre México y EU y la exitosa subasta de áreas petroleras en aguas profundas dan muchas ventajas para que los flujos del exterior sigan llegando.

Te puede interesar: 3 razones por las que la Ronda 1.4 atrajo a las grandes petroleras

“Creemos que para mediano y largo plazo México puede tomar una ruta de crecimiento mayor y que sea un crecimiento sano porque estas políticas fiscales y monetarias, que hoy nos van a costar, al final nos van a dar estabilidad”, agregó.

Capistrán dijo que los ingresos extra que puede recibir el gobierno también pueden ayudar. La primera fuente de dinero adicional es el remanente de operación que el Banco de México entregará en 2017, que puede llegar hasta a al 2.0 por ciento del PIB nacional, es decir, 283,000 millones de pesos (mdp).

En abril pasado, Banxico entregó 239,000 millones de pesos al gobierno federal, producto de las subastas de dólares que hizo la Comisión de Cambios, órgano integrado por el mismo banco central y la Secretaría de Hacienda. Este dinero lo usó el gobierno, en su mayoría, para pagar deuda y ayudar con 75,000 mdp a Pemex sin desbalancear sus finanzas.

Elecciones, el riesgo de 2018

Carlos Capistrán admitió que, más que la violencia, los inversionistas le preguntan por las elecciones de 2018, un proceso que siguen muy de cerca.

En 2018, además del presidente de la República, se renovará la Cámara de Senadores, con 128 escaños, y los 500 diputados federales.

“Tenemos un ambiente doméstico con incertidumbre, todos vamos a estar envueltos en un proceso político los años siguientes. Eso es un riesgo para la economía”, dijo el economista de Bank of America.

Preguntado acerca del temor de los inversionistas por que el próximo presidente pudiera dar marcha atrás con las reformas estructurales, el economista recordó que, quien llegue a Los Pinos en 2018, necesita tener dos terceras partes del Congreso para hacer cambios.

Relacionadas

Comentarios