A Fondo

México, en el ‘limbo’ en la lucha contra la pobreza

De 2010 a 2014, la pobreza en México aumentó debido al deterioro de los ingresos de la mayoría de la población. El último informe del Inegi, que mide precisamente esta variable, no es comparable con los años anteriores, por lo que el país se queda sin una referencia de confianza para medir la lucha contra este flagelo social.

28-07-2016, 1:54:22 AM
México, en el ‘limbo’ en la lucha contra la pobreza
Francisco Muciño

El cambio de metodología que hizo el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en su última encuesta para medir los ingresos de las familias reavivó la discusión sobre la medición de la pobreza en el país, que ha mostrado retrocesos en su lucha pese al aumento de programas sociales, que siguen sin impactar en los ingresos de sus beneficiarios.

Ayer, la Comisión Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) anunció que retrasará la publicación de la medición de la pobreza de 2015 a nivel nacional y estatal, debido a que el Módulo de Condiciones Sociales del Inegi no es comparable con los datos del año pasado. Ambos institutos trabajarán para presentar resultados que puedan usarse con los datos que se tenían en años anteriores.

En los últimos años, la pobreza en México ha ganado terreno, una tendencia contraria a la que llevan otros países de Latinoamérica, donde han logrado contrarrestar este flagelo social.

De 2010 a 2014, la pobreza en México avanzó 2.9 por ciento, de acuerdo con el estudio Panorama Social de América Latina 2015 de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). Sólo Venezuela, sumida en una crisis económica, aumentó más la pobreza (4.9 por ciento) que en México.

La Cepal destaca que el aumento de personas en pobreza en México se debe al deterioro de sus ingresos (3.5 por ciento), el rubro que precisamente midió el Inegi y por el que levantó la controversia con su último informe.

 

Cifras no comparables

El pasado lunes 26 de julio, el Coneval dijo que integró con el  Inegi un grupo de trabajo técnico para revisar el Módulo de Condiciones Socioeconómicas (MCS) 2015, incluidos los cambios técnicos, para presentar un instrumento que pueda ser comparable con las cifras de 2014 y anteriores.

El 15 de julio, el Inegi publicó el Módulo de Condiciones Económicas (MCS) 2015, el cual mide los niveles de ingreso de las familias en el país, pero debido a cambios en los criterios de levantamiento y verificación de la información, el instituto dijo que las cifras no pueden ser comparables con las de años anteriores.

Una familia situada en el primer décil, en el nivel más bajo de ingresos, percibe en promedio 2,723 pesos al mes, mientras que los hogares situados en el décil 10, de más ingresos, ganan en promedio 53,856 pesos mensuales, según resultados del Módulo 2015.

Rogelio Gómez Hermosillo, coordinador de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, explica en entrevista que los datos del Módulo de Condiciones Socioeconómicas le sirven al Coneval para actualizar las cifras de pobreza a nivel municipal, pero la evolución de la pobreza en el país se publica cada dos años, como lo hizo en 2015, con cifras hasta 2014.

 

Rezago en lucha contra pobreza

Entre 2010 y 2014, Venezuela, México y Honduras tuvieron retrasos en su combate a la pobreza de 5.0 por ciento, 3.0 por ciento y 2.4 por ciento, respectivamente, señaló la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en el informe Panorama Social América Latina 2015.

Los países de América Latina con mayores avances frente a la pobreza son Uruguay, Perú, Chile, Brasil y Ecuador, de acuerdo con el organismo de las Naciones Unidas para la región.

Según la metodología de la Cepal, México tenía al 41.2 por ciento de su población en situación de pobreza en 2014, equivalente a 48 millones de personas. Sólo tres países centroamericanos superan a México en proporción de pobreza: Honduras (74.3 por ciento), Guatemala (67.7 por ciento) y Nicaragua (58 por ciento, con datos de 2009).

“Tres millones de hogares viven con menos de un dólar al día. Esto es inaceptable en una economía como la mexicana”, asevera Rogelio Gómez, de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, que agrupa a más de 60 organizaciones civiles.

De 2012 a 2014, el número de pobres en México pasó de e 53.3 millones a 55.3 millones de personas, según el informe del Coneval en 2015, que señaló el deterioro de los ingresos de la población vulnerable como el principal factor para que creciera la pobreza.

La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) criticó entonces la metodología de la Coneval y recomendó que se usara la de las Naciones Unidas. La Cepal, organismo de la ONU, también vio un incremento de la pobreza en el país y también fue criticada por la dependencia gubernamental.

 

Sin impacto en los ingresos

Rogelio Gómez explica que en las últimas décadas la pobreza logró reducirse en México, pero la tendencia se revirtió entre 2006 y 2014.

De 2012 a 2014, los programas y acciones enfocadas al desarrollo social en México aumentaron de 5,900 a 6,700, pero no evitaron que la pobreza en el país siguiera aumentando.

Alfredo Elizondo, investigador del Gestión Social Asociación Civil (Gesoc) dijo para Alto Nivel en entrevista publicada el 4 de julio que la mayor parte de la política social no está enfocada en aumentar el ingreso de los supuestos beneficiarios y algunos programas son tan opacos que “no se sabe en realidad si es la caja chica de alguien, o de algunos.”

Para reducir la pobreza se tienen que aumentar los ingresos, y eso no se logra con decretos, sino con un crecimiento incluyente, indica Rogelio Gómez, quien cuestionó la forma en que el Inegi fue más incisivo sobre los ingresos que declaraban las familias de más bajos ingresos, pero no en los hogares que ganan más.

Hasta suena discriminatorio. Son las personas que más ganan las que tienden a subestimar sus ingresos. Muchas familias no saben cuánto ganan porque no tienen ingresos fijos. No se sabe por qué el Inegi quiso solucionar esto con una encuesta, cuando se hace con varios instrumentos.”

Ya van casi diez años de que México perdió la brújula en el combate a la pobreza. El cambio en medir los ingresos de las familias podría suponer un ‘borrón y cuenta nueva’, pero el problema que sigue castigando a millones de personas sigue creciendo. Así lo ve el especialista de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

Pudieron haber reducido el número de pobres, pero no que se haya reducido la pobreza.”

Relacionadas

Comentarios