HistoriasNegocios

Mercurio, las bicicletas mexicanas que retan a China

Mercurio, la marca mexicana de bicicletas, inicia la construcción de su nueva planta en el país y promete construir productos 100% nacionales.

22-06-2017, 6:30:54 PM
Bicicletas mexicanas
Mercurio Bicicletas mexicanas

 

Ante el boom del mercado de las bicicletas en México, la empresa nacional Mercurio colocó hoy la primera piedra de la nueva planta con la que pretende sustituir gran parte de los componentes extranjeros por locales en sus productos.

En el marco de la inauguración, César Ramos Salazar director general de Mercurio Windsor y presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Bicicletas (Anafabi), señaló en entrevista que la nueva fábrica será la más moderna, eficiente en costos y automatizada de América.

Ramos Salazar consideró que la cercanía de México con Estados Unidos es una ventaja que permitirá competir con China, líder actual en la materia.

Según datos de la Anafabi el año pasado se produjeron poco más de un millón 57 mil bicicletas y se espera que en 2017 se fabriquen al menos 10 por ciento más.

En ese sentido, Ramos Salazar estimó que para la nueva planta se prevé una inversión de 200 millones de pesos de aquí al año 2020, y que comience a operar en el año 2018.

Mercurio cuenta ya con una fábrica de bicicletas en San Luis Potosí con casi 500 trabajadores y se espera que con la inversión anunciada se generen mil 200 empleos directos de alta especialización, así como dos mil indirectos.

Además, permitirá fabricar en México componentes de las bicicletas que actualmente se compran en el extranjero, es decir sustituir importaciones.

El número de componentes importados depende del modelo; uno de los productos emblemáticos de Mercurio, el triciclo de trabajo -como el que manejan los tamaleros- tiene 95 por ciento de componentes mexicanos, pero en otros casos sólo es 30 por ciento.

En la nueva planta de la firma fabricante se podrá construir el cuadro de la bici de algunos modelos al ciento por ciento, así como los manubrios y tubos del asiento.

Aunque comenzará a operar en un año, la automatización total de los procesos de soldadura, pintura armado y fabricación de tubo se llevarán alrededor de dos años.

En su primera etapa, la planta podrá fabricar 550 mil bicicletas al año, de las cuales 85 por ciento -70 modelos- será destinada al mercado interno y el resto -cinco modelos- al mercado de Estados Unidos, Canadá y países de América Latina y Europa.

A su vez, el gobernador de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras López, aseguró en entrevista que apoyan el plan de expansión de Mercurio para que crezca su plantilla laboral.

Asimismo, se trabaja en un plan de estímulos en el que participan los tres niveles de gobierno para atraer más inversiones, luego de que la automotriz Ford cancelara su proyecto en el estado. Lo importante, dijo, es atraer inversiones y generar empleos.

Panam, los tenis mexicanos que sobrevivieron a Nike

 

Relacionadas

Comentarios