Blogs + OpiniónEconomía y FinanzasOpinión

No es el mejor momento para dejar ir a Agustín Carstens

El gobernador del Banco de México se retirará después de conseguir que las variables macroeconómicas en general se encuentren en rangos de control, pero ya en los niveles de resistencia, y con la llegada de Donald Trump en puerta.

No es el mejor momento para dejar ir a Agustín Carstens 02-12-2016, 11:20:28 AM
agustin_carstens-3
Notimex Agustín Carstens dejará su cargo en el Banco de México hasta noviembre de 2017.

Opinión de Abraham Isaac Vergara Contreras*

Hace aproximadamente dos meses, los rumores de la salida de Agustín Carstens del Banco de México (del cual fue gobernador) se empezaban a escuchar. Al final, él dejó claro que permanecería en su puesto y concluiría hasta 2021 con sus funciones. Esta declaración, en cierta medida, dio calma a los inversionistas y al mercado, así como su experiencia y capacidad de entendimiento de la economía nacional, y el poder iniciar la siguiente administración con la supuesta estabilidad económica que por algunos años y bajo su dirección se han conseguido.

No es el mejor momento para su salida, México no se encuentra en la mejor posición y el panorama no se vislumbra halagador, con un tipo de cambio caro y con volatilidad tanto en el presente como en los próximos meses y un crecimiento con tendencia a la baja donde ya se inició el ajuste del 2017 hacia niveles menores de los que la Secretaría de Hacienda sigue proponiendo y manteniendo, causa por la cual existe un aparente rompimiento entre las instituciones.

Lee: No estoy abandonando el barco en la tormenta: Carstens

Carstens se retirará después de conseguir que las variables macroeconómicas en general se encuentren en rangos de control, pero ya en los niveles de resistencia. Su actuación ha sido a la altura de las circunstancias y ha tomado medidas como el intervenir en el mercado cambiario y en incrementar la tasa de interés para lograr que las bandas de las variables no se hayan roto.

La turbulencia externa, en particular la llegada en enero de Donald Trump, será una ruda prueba para sus últimos seis meses a cargo de Banxico y de cómo ir delegando las actividades a su posible sucesor, mismo que va desde Roberto del Cueto (abogado) hasta economistas como Luis Videgaray, José Antonio Díaz, Manuel Sánchez o hasta el mismo José Antonio Meade.

Estos cuatro últimos tienen como coincidencia el venir de la misma escuela económica, el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), por lo que la visión en el establecimiento de políticas podría ser la misma, no así la transparencia y el manejo de la información, ya que Carstens aparentemente estaba más alejado del grupo cercano de la actual administración.

Seguramente, Agustín tendrá éxito en su nuevo cargo como gerente del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés); su gran preparación y conocimiento sobre temas económicos en general, del manejo y administración de un banco central y su experiencia en el manejo y solución de crisis ayudarán a seguir creando estándares de aplicación prudencial para conseguir mayor transparencia y solidez en los distintos sistemas financieros internacionales.

Lee: Este es el lugar por el que Carstens dejará Banxico

Ojalá la economía no se quede en alfileres con su partida. El tiempo determinará si fue un gran gobernador del Banco Central, como muchos creemos que lo fue.

*Abraham Isaac Vergara Contreras es coordinador de la Licenciatura en Contaduría y Gestión Empresarial de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

Relacionadas

Comentarios