HistoriasNegocios

María Asunción Aramburuzabala: la reina de los negocios en México

Ha sido reina de la cerveza, emprendedora geek, reina del real estate y es pionera en muchos sectores. Te contamos su historia.

08-06-2017, 5:30:54 AM
maria asuncion aramburuzabala

Nota del Editor: Este texto pertenece a nuestra sección Historias de Alto Nivel. Espérala los martes y jueves.

En medio del escándalo en que una de sus inmobiliarias, Abilia, se vio involucrada, la empresaria María Asunción Aramburuzabala declaró lo siguiente: “A mí no me dan vergüenza mis orígenes. Soy rica, pero no inútil y mucho menos corrupta. Mi dinero no es mal habido”.

Mariasun, como la conocen sus allegados, es la nieta de Félix Aramburuzabala, uno de los fundadores de Grupo Modelo, que se dedica a la elaboración, distribución y venta de cervezas como Corona, León, Negra Modelo, Pacífico y Victoria, que son distribuidas en más de 180 países.

También Grupo Modelo importa las marcas Budweiser, Stella Artois y otras pertenecientes a la multinacional Anheuser-Busch InBev. Sin embargo, María Asunción Aramburuzabala no solamente es la heredera de un emporio, sino que ha creado su propio imperio con el paso de los años.

Multiplicadora de su propia fortuna

Con un patrimonio que asciende a más de 5 mil millones de dólares, María Asunción Aramburuzabala estudió la carrera de contador público en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

En 1995 heredó la Cervecería Modelo y casi veinte años después la vendió a Anheuser-Busch Inbev. A la muerte de su padre, Pablo Aramburuzabala, fundó, en conjunto con su madre Lucrecia Larregui y su hermana también de nombre Lucrecia, Tresalia Capital, que es la contracción de las palabras “tres aliadas”. 

El portafolio de Tresalia Capital, enfocada al capital privado y a las inversiones, incluye tecnología, telecomunicaciones, automóviles (en 2010 adquirió la firma alemana Artega Automobile), bienes raíces (tan sólo en la ciudad de México cuenta con dos millones de metros cuadrados y tiene planes de construir en el Bajío), infraestructura, entre otros sectores como salud y educación.

¿A qué se debe este continuo crecimiento? A su visión y capacidad analítica que le han permitido saber cómo actuar en momentos de crisis. Y hay un factor determinante: María Asunción Aramburuzabala es una mujer que sabe reinventarse.

La empresaria ruda

En una videoentrevista titulada “María Asunción, vista por Mariasun”, la empresaria apunta que diariamente se levanta pensando en cómo “traer prosperidad a México”, por lo que “siempre tengo algún proyecto nuevo, algo que quiero desarrollar, alguna idea o simplemente de las empresas que ya tenemos cómo hacerlas crecer, cómo hacerlas más fuertes”.

Un ejemplo es su incursión en el sector inmobilario, donde la conocen como “reina del real estate”. Ahí ha gestionado proyectos de usos mixtos y, también ha sido escenario de duras batallas, como la que estalló en 2015 cuando se dio a conocer que Abilia, una inmobiliaria de su propiedad, levantó una denuncia a Teresa Adriana Pérez Romo, la esposa del conductor de noticieros Joaquín López-Dóriga.

La implicada y otros involucrados (vecinos, abogados) estaban exigiendo 5 millones de dólares a cambio de no impedir la construcción de un complejo de 122 departamentos en  la exclusiva zona de Polanco. María Asunción Aramburuzabala reveló, en una entrevista al periódico Reforma, que López-Dóriga había amenazado con destruirla: “si yo hablaba, sabría lo que es tener el rigor de todos los medios sobre mí y me iban a destrozar, cosa que me causó un gusto infinito porque, mientras más lo publique y más lo hablen, más gente sabrá lo que ellos están haciendo”.

En su momento, aseguró que este “es un caso de cómo la corrupción puede inhibir la inversión en la Ciudad de México. Yo tengo más de mil millones de dólares de inversión en catorce desarrollos y me tratan como si fuera narcotraficante.” A la fecha, un juez de la procuraduría capitalina ha ordenado reabrir el caso.

La primera en todo

La mujer más rica de México tiene varios primeros lugares en su haber. En 2003, María Asunción Aramburuzabala fue la primera mujer en formar parte del Consejo de Administración de la Bolsa Mexicana de Valores.

Ha sido miembro de diversos consejos administrativos como América Móvil, ICA y Televisa, a los que renunció en 2010, y continúa siendo parte de los consejos de Banamex, Médica Sur y Tory Burch.

La multimillonaria también es la dueña de KIO Networks, empresa encaminada a “brindar servicios de hospedaje administrado de alta complejidad, servicios en la nube, seguridad de la información, aplicaciones bajo demanda, conectividad y Big Data, entre otros.”

La empresa cuenta con más de dos mil ingenieros en su equipo y dan servicio a más de 75,000 empresas, desde microempresas hasta grandes consorcios. El próximo paso de KIO Networks es llevar a cabo el Proyecto de Integración Tecnológica Aduanera (PITA) del Servicio de Administración Tributaria (SAT), que tiene “el objetivo de automatizar, facilitar y agilizar los procesos de entrada y salida de mercancías en las aduanas del país”.

Respecto a su concepción como persona, María Asunción Aramburuzabala ha dicho que: “Yo nunca me he visto a mí misma en términos de dinero o de poder. Soy una mujer normal”.

Relacionadas

Comentarios