Estilo de VidaHistorias

Manos masculinas…y muy bien cuidadas

Las manos otorgan distinción: Un detalle de peso que revela más de lo que podrías imaginar y que llama inmediatamente la atención femenina.

26-03-2009, 5:00:00 PM
Manos masculinas…y muy bien cuidadas
Estilo Hoy

Desde siempre, las mujeres cuidan sus manos como expresión de su feminidad, y muchas veces los hombres lo olvidan. Tener unas bonitas manos se logra simplemente dedicándoles unos minutos de atención cada día.


El cuidado de las manos comienza por un minucioso limado de cada uña. La forma de la uña condiciona la forma de los dedos y limándolas más redondeadas, alargan la mano, mientras que una forma cuadrada la ensancha. Inmediatamente después, debes aplicar alrededor de la uña y en la raíz un aceite endurecedor  con un masaje circular en cada dedo. Por último, para limpiar a fondo el borde de las uñas, date un masaje de la mano y la muñeca. Unas uñas bien cuidadas y limpias son sinónimo de un hombre con status, con clase y de buen gusto.


Un buen masaje en las manos aligera los dedos, descontrae los músculos y proporciona una agradable sensación de bienestar. Un masaje empieza por la aplicación de una crema hidratante. Los movimientos realizados desde los dedos hasta la muñeca “resiguen” la piel y la dejan suave, difuminando las grietas del dorso de la mano. Inmediatamente, realiza unos movimientos más dinámicos, cuyo objetivo es activar la circulación y movilizar los músculos para descontraerlos. Después de un masaje, obtendrás la impresión de tener unos dedos más finos, más ligeros y relajados.


¿Cómo definir unas manos bonitas?


En el hombre, unas manos bonitas son musculosas, con dedos largos, manos suaves y bien proporcionadas. La belleza está en el ejercicio que las ha moldeado. La belleza de las manos del hombre pasa, como la del cuerpo, por un ejercicio regular de los músculos. Evidentemente, se requiere tiempo para obtener un resultado visible, es decir, al menos un año, de 10 minutos de ejercicios intensivos.


-Ejercitar los dedos: un ejercicio que realiza con frecuencia un pianista. Agárrate a una pared y sostén tu cuerpo con la fuerza de tus cuatros dedos. Primero unos segundos, poco a poco más tiempo, cuando sufras menos.


-Ejercitar la palma de la mano: suspenderse en una barra fija, alternando una mano y la otra. Intenta avanzar pasando de una mano a la otra.


-Dinamizar los dedos: pon tu mano plana sobre la mesa. Sin separar la muñeca, levanta los dedos uno después de otro y bájalos golpeando lo más fuerte que pueda sobre la mesa. Repite este ejercicio. A continuación, intenta separar cada dedo de la mesa, uno después del otro, y estíralos lo máximo que puedas hacia arriba.


-Aligerar la mano: cierra tus dedos muy fuerte y en seguida abre la mano muy deprisa con los dedos separados. Repítelo 10 veces.


-Aligerar los dedos: manos planas sobre la mesa, separa y cierra los dedos cada vez más de prisa con los dedos separados, repetir 10 veces. Los codos en la mesa, mantén tus manos en el aire. Separa los dedos y realiza con cada dedo un movimiento de rotación en un sentido y en el otro, intentando no mover los otros al mismo tiempo.


-Aligerar la muñeca: cierra tus puños y realiza movimientos de rotación con tu muñeca, manteniendo lo menos posible la mano como prolongación de la muñeca.


-Separar los dedos: coloca tus codos sobre la mesa y las manos en el aire con las palmas juntas. Con los dedos empuja alternando el dedo de enfrente, mientras que éste intenta contrarrestar la presión. Toma tu bolígrafo con el pulgar oponiéndolo a los otros dedos, hazlo rodar en ambos sentidos, todo el tiempo que puedas. Descansa tus músculos. Sujeta muy fuerte en la mano un objeto pequeño, seguidamente abre la mano separando los dedos todo lo posible. Repite 5 veces. Finaliza pasando las manos primero por agua caliente y luego por agua fría. Fricciónalas con alcohol alcanforado.



 

Relacionadas

Comentarios