1Z0-001 HP0-634 1Z0-854 JN0-331 ST0-130 HP2-T31 1Z0-507 P_SD_64 GB0-180 A2010-564 C2090-913 HP2-K18 C2180-270 000-433 351-018 920-345 000-745 000-191 070-545-VB 70-346 ITIL-F-CHS HP2-B103 SD0-302 920-232 642-426 HP2-B100 LOT-917 000-210 070-506-VB 70-158 MB4-641 920-252 000-995 000-M10 000-280 310-810 ST0-025 9A0-150 1Z0-517 HP0-728 TT0-101 920-807 50-632 TB0-105 310-045 000-235 000-992 350-040 270-551 C2010-565 920-344 E20-011 C2090-735 350-024 074-325J 1Y0-A25 HIT-001 070-225 HP2-H25 1Z0-204 000-268 CAT-160 000-M23 000-M220 E20-016 000-386 HP0-921 1Z0-889 HP2-B27 920-533 JK0-U11 CUR-011 1Y0-A20 70-515 1Z0-532 Lujo y potencia: los autos del agente 007 | Alto Nivel
md_ipad md_ipad md_ipad
Actualizado a las 03:00 05/08/2015
Síguenos:
button_facebook_follow button_twitter_follow button_google_follow linkedin_button addthis_button_rss addthis_flipboard

Lujo y potencia: los autos del agente 007

Estilohoy.com te presenta una lista con algunos autos que han acompañado al mítico James Bond y que le han permitido escapar de sus más despiadados enemigos.

Lujo y potencia: los autos del agente 007

Lujo y potencia: los autos del agente 007

POR: Estilo Hoy
Hablar de James Bond, el célebre agente 007, es sinónimo de autos lujosos. En esta ocasión te presentamos una lista con los vehículos que han acompañado al mítico espía británico, con una sorpresa especial, un modelo para nada elegante que ayudó a Bond en una de sus tantas aventuras. Eso sí, ese auto guardaba un secreto. Descúbrelo aquí.
 
Aston Martin DB5
Unos de los primeros modelos utilizados por el agente y con el cual ha entrado en escena en cinco películas.
 
Su primer conductor fue Sean Connery en Goldfinger. Con un motor de 4,0 litros y con una potencia de 281 CV, su velocidad punta era de 227 kilómetros por hora.
 
El modelo utilizado para las cintas fue el 1964 que en tan sólo 8,1 segundos conseguía pasar de 0 100 km/h.

Toyota 2000 GT
En la quinta cinta de la saga, titulada Sólo se vive dos veces, Sean Connery enfrenta sus aventuras a bordo de un Toyota 2000 GT. Inspirado en la línea de los Jaguar, el modelo contaba con un motor de 6 cilindros y una potencia de 150 CV.
Su velocidad máxima rozaba los 217 Km/h. Tardaba 8,8 segundos en acelerar de 0 a 100Km/h.
 
Aston Martin DBS
Con este espectacular modelo el agente 007 apareció en tres películas, dos de las cuales tuvieron como protagonista a Daniel Craig.
 
Simplemente una joya equipada con un poderoso propulsor V12 de cuatro cilindros y 517 CV, tracción trasera y rápida salida; en tan sólo 4,3 segundos alcanzaba los 100 Km/h con una velocidad límite de 307 Km/h.   

Lotus Esprit Turbo
Uno de los coches favoritos de James Bond en los años sesenta. Con dos apariciones en las cintas protagonizadas por Roger Moore brilló por su clase.
 
Entre sus características resaltaba sin duda, su motor de cuatro cilindros en línea con 210 CV de potencia. Su velocidad punta era de 240 Km/h y conseguía pasar de 0 a 100 Km/h en 6,9 segundos. En Sólo para tus ojos puedes apreciar en plenitud las bondades de este turbo.

Alfa Romeo GTV6
Protagonista de las míticas persecuciones del agente 007 en las calles de Berlín. Su más recordada aparición fue en Octopussy, ocasión en que Roger Moore estuvo al frente del volante.
 
Una gran máquina con motor turbocompresor Garret T3 de seis cilindros e inyección electrónica. Con una potencia de 212 caballos podía acelerar de 0 a 100
Km/h en 8,2 segundos.  
 
Aston Martin V8 Vantage
Para variar el espía británico, esta vez interpretado por Timothy Dalton en Alta Tensión, conduce un Aston Martin.
 
En esta película aparecen las dos versiones de este modelo: el Vantage y el Volante, prácticamente iguales, con la sola excepción que el primero era un coupé y el segundo un convertible.

El Vantage contaba con un impresionante propulsor V8 de 5,4 litros con una velocidad máxima de 274 Km/h.
 
BMW Z8
En el mundo nunca es suficiente, donde actúa Pierce Brosnan, el agente se sube a un potente modelo alemán abandonando por primera vez los coches ingleses.
 
Entre las principales caracterísiticas de ese biplaza se encontraban el potente propulsor V8 de inyección electrónica y 400 CV. Podía desarrollar 250 Km/h y en salida era espectacular; tan sólo necesitaba 4,7 segundos para pasar de 0 a 100km/h.   

Citroen 2C
Nada glamoroso, por el contrario muy modesto, este modelo permitió a Bond escapar de sus enemigos en más de una ocasión en la cinta Sólo en tus ojos.
 
Aparentemente no era muy veloz, pero tenía un gran secreto: montaba un motor Citroen GS, de cuatro cilindros en línea y 54 caballos de potencia, lo que le permitía llegar a los 160Km/h.
 
 
comentarios