Blogs + OpiniónPolítica y Sociedad

Lucha a tres caídas: El Bajío vs. la Ciudad de México

El Bajío es la zona de mayor crecimiento en el país actualmente, sin embargo, hay beneficios que solo se tienen en la CDMX, ¿cuál tiene mejor proyección?

03-05-2017, 6:35:27 AM

Diariamente los habitantes de la zona metropolitana del Valle de México viven una realidad caótica donde los problemas de movilidad y contaminación se han vuelto el pan de sus días. Centralidades abandonadas, periferias hiperpobladas que se han vuelto ciudades fantasmas o dormitorio, el estrés parece ser un acompañante fiel de todos los capitalinos, aquel que habita en el Estado de México puede emplear hasta 88 días al año en su trayecto para trabajar en el centro de la CDMX.

A 200 kilómetros de distancia de la gran metrópoli inicia el Bajío mexicano, integrado en la actualidad por los estados de Querétaro, Guanajuato, Aguascalientes, San Luis Potosí y Zacatecas, se ha logrado perfilar como una de las áreas de mayor crecimiento en términos económicos y culturales. En el Bajío la vida es muy distinta, ciudades coloniales que han crecido de manera más ordenada y horizontal permiten a los habitantes tener una mejor calidad de vida.

Primera caída: crecimiento económico

Región que cada día atrae mayores inversiones privadas y extranjeras, el Bajío ha recibido el mote de “nuevo milagro mexicano” pues el boom industrial que ha experimentado en los últimos años ha logrado que su crecimiento económico se coloque por encima de la media nacional. Innovadores parques industriales y logísticos alojan lo mismo a empresas agroindustriales que automotrices, aeroespaciales y manufactureras.

Para muestra el dato que la Secretaría de Economía acaba de difundir: entre 1999 y 2017, Japón invirtió más de 6 mil millones de dólares en la región, teniendo una preferencia marcada por Guanajuato y Aguascalientes. Un dato más, este de la organización México. ¿cómo vamos?: en 2015 Aguascalientes, Querétaro y Guanajuato fueron las entidades que más crecieron a nivel nacional.

Con dos de los mercados más importantes a nivel nacional, Ciudad de México y Estado de México, la región centro se encuentra en un momento crucial en su desarrollo: o se espabila o será derrotada por el Bajío u otras zonas del país que viven momentos interesantes. Con todo el caos y las dificultades la ZMVM sigue siendo sumamente atractiva para la inversión privada y extranjeras pues se mantiene como el centro financiero, político, comercial y cultural del país.

Lee El declive económico de la CDMX y el auge del Bajío

Segunda caída: sector inmobiliario

Honor a quien honor merece. El centro de México ha sido cuna de las principales corrientes y tendencias que imperan el sector inmobiliario a nivel nacional: verticalidad, usos mixtos, FIBRAS, crowdfunding y este año viene con todo para imponer diversos esquemas de renta. El sector inmobiliario capitalino ha alcanzado tal grado de madurez y equilibrio que la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) proyecta que su crecimiento se mantendrá al mismo ritmo, 6% anual, al menos hasta 2020.

El innovador concepto de usos mixtos ha llegado para quedarse, permitiendo las expectativas de crecimiento se mantengan. Modernos corporativos que alojan centros comerciales, gimnasios, edificios habitacionales que cuentan con áreas de esparcimiento, el uso mixto ofrece a sus usuarios y habitantes experiencias de vida, ahí está el secreto.

Con una infraestructura inmobiliaria que poco a poco va mutando de la horizontalidad a la verticalidad, lo cierto es que las ciudades del Bajío mexicano son una mezcla de modernidad y tradición sin igual. El sector inmobiliario de esta región tiene muy claro que deben de renovarse y lo están haciendo de manera excepcional pues el año pasado la AMPI reportó que fue el Bajío la zona con mayor crecimiento inmobiliario al lograr atraer el 15% de las inversiones a nivel nacional.

En cuestiones de oferta, Lamudi.com.mx reporta en su Informe Anual del Mercado Inmobiliario en México, que Querétaro fue el estado con más casas en venta y renta, Ciudad de México ocupó el quinto lugar en renta de vivienda horizontal y el Estado de México el tercero en venta. Si revisamos los datos que brinda en términos de oferta de vivienda vertical, encontramos que es la Ciudad de México la líder indiscutible en la compra y renta, mientras que San Luis Potosí se coloca en el quinto lugar de departamentos en venta y Querétaro en el cuarto para alquiler.

Tercera caída: ¿habitar el Centro o el Bajío?

Con todo y el caos, habitar en CDMX sigue siendo increíble: museos, restaurantes, festivales culturales, conciertos, actividades gratuitas, parques, áreas naturales, la capital de la República es rica en su vida cultural, nocturna y recreacional pero el Bajío no se queda atrás: centros históricos y callejones coloniales que han hecho que la UNESCO nombre a varias de sus ciudades Patrimonios Culturales de la Humanidad, el Festival Cervantino, la Feria de San Marcos, el Festival Internacional del Globo.

Fuentes de trabajo, oferta educativa de excelente calidad, ubicación, dinamismo, competitividad, las dos regiones tienen esto, pero pongámonos prácticos, ¿cuánto cuesta comprar o rentar una vivienda?

En CDMX el precio promedio que alcanzaron los departamentos en venta en 2016 fue de casi cuatro millones de pesos, mientras que las casas superaron la barrera de los cinco millones. De todo el Bajío, Aguascalientes fue donde los departamentos alcanzaron el precio más caro al cotizarse en casi tres millones de pesos, en cuanto a casas fue Querétaro quien se posicionó con los precios más elevados al alcanzar un precio promedio de 3 millones de pesos.

Rentar un departamento en el Estado de México significó una inversión promedio de 8 mil pesos mensuales, mientras que una casa se pudo alquilar por 11 mil pesos mensuales, las rentas de departamentos en CDMX se colocaron en poco más de 14 mil pesos. Finalmente, Querétaro y San Luis Potosí colocaron sus departamentos en renta en poco más de 10 mil pesos mientras que Guanajuato tuvo las casas más caras a la renta pues el precio promedio rebasó los 16 mil pesos.

El autor Jaume Molet es socio fundador y actual Director General de Lamudi México. Su Twitter es @MoletJaume

Relacionadas

Comentarios