HistoriasNegocios

¿Los seguros de gastos médicos valen lo que cuestan?

Sólo 7% de los mexicanos cuentan con un seguro de gastos médicos. Aunque algunos consideran que es un gasto alto, la realidad es que los usuarios pueden recibir un beneficio mayor.

31-10-2016, 4:04:51 PM
¿Los seguros de gastos médicos valen lo que cuestan?
Darinka Rodríguez

Esperanza Flores tiene 28 años, es derechohabiente del IMSS y antes de tener a su hijo buscó contratar un seguro de gastos médicos mayores porque quería dar a luz en un hospital privado ante la desconfianza del servicio que ofrecen las instituciones públicas.

“Preferí pagar todo un año antes de embarazarme y aunque sí se me hizo caro fue mejor, porque unos meses tuve oportunidad de cancelarlo”, refirió en entrevista.

Aunque para algunas personas pagar una prima de seguro médico le parece un gasto oneroso, la industria de seguros cree lo contrario, pues por el monto que se paga al año, el usuario puede recibir un beneficio mucho mayor.

“El costo de una noche de hospital en Monterrey, por ejemplo es de 15 mil pesos. La prima anual no llega a 15 mil pesos, cuando la medicina privada es tan cara necesitamos tener un seguro y no resulta tan caro”, comenta Mario Vela, presidente de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

De acuerdo con cifras de la industria, sólo 7 por ciento de los mexicanos tiene un seguro de gastos médicos, pero en un año creció 22 por ciento principalmente por la demanda que tienen los servicios públicos de salud como el IMSS, el ISSSTE o el Seguro Popular.

Hay que recordar que el IMSS atiende a más de 74 millones de personas, según el informe 2015-2016 de la institución. De ellos, 61.8 millones son afiliados por régimen ordinario; es decir, trabajadores y sus familiares, así como pensionados. Sin embargo, 12 millones de mexicanos no tiene capacidad de pagar cuota alguna, por lo que acceden a otros sistemas de salud.

“Nosotros queremos quitarle volumen al IMSS y quitarle la carga que tiene el gobierno, es un ganar-ganar que el sector privado podamos absorber en lugar de tener que ir al Seguro Popular al IMSS o al ISSSTE”, comenta Vela.

Además, menciona que decisiones tomadas por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y que limita las prestaciones que reciben los trabajadores no deben ser motivo para que se dejen de contratar pólizas médicas.  “Fuera de lo que la Corte dicte, tenemos que estar conscientes de qué implica tener un seguro de gastos médicos“, menciona el también director de GNP Seguros. 

Según los directivos de la AMIS, no sólo se habla de seguros de gastos médicos, sino que los seguros de vida se han dejado desatendidos: 15 por ciento de la población económicamente activa cuenta con un seguro de vida en contraste con el 30 por ciento de los autos en circulación en el país.  

Médicos privados a la mano

En la próxima Semana Nacional de Educación Financiera que se llevará a cabo del 7 al 13 de noviembre en varias sedes en el país, la AMIS en colaboración con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) presentarán el simulador de seguro médico

Este es el primer simulador en materia de gastos médicos de la Condusef, pues hasta ahora sólo había uno para seguros de automóviles, tarjeta de crédito o cuentas de ahorro.

Dolores Armenta, directora de gastos médicos de la AMIS, indica que con esta herramienta, los usuarios pueden verificar coberturas y establecer los montos del deducible para, en su caso, pagar un monto menor por el seguro en un año.

“No necesariamente el más barato tiene la mayor amplitud de coberturas médicas y viceversa, con esta herramienta se puede escoger de mejor manera”, indica.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, 9.8 millones de personas que no cuentan con un seguro médico pertenecen a las clases sociales media y alta que sí pueden hacer frente al pago de una póliza.

Con esta herramienta buscan que por lo menos 16 por ciento de los mexicanos puedan acceder a un seguro de gastos médicos pagando solo lo que el usuario requiere y desahogar así la capacidad de los servicios médicos públicos. 

Relacionadas

Comentarios