Economía y FinanzasPara Entender

Los retos del sector automotriz en México en la era Trump

El 86.1% de las exportaciones de automóviles y camiones fabricados en México se dirigieron a EU y Canadá, la decisión de Trump de regresar a las armadoras a su país pondría en riesgo a más de un millón de empleos directos e indirectos.

16-11-2016, 2:51:14 PM
Los retos del sector automotriz en México en la era Trump
David Ordaz

Puebla, Pue. Las principales armadoras automotrices que operan en México se enfrentarán a varios retos que tendrán que superar, después de que el republicano Donald Trump fue elegido como presidente de Estados Unidos.

Solamente de enero a octubre de este año, el 86.1% de las exportaciones de automóviles y camiones fabricados en México se dirigieron al mercado de Estados Unidos y Canadá con una suma equivalente a los 2 millones de vehículos, mientras que para centro y sudamérica, así como para Europa, Asia y África solo fueron enviados 320,000 unidades.

Pero ¿por qué las automotrices establecidas en México se sienten preocupadas por el efecto Trump? resulta que Estados Unidos concentra el 77% de las exportaciones de automóviles y camiones mexicanos, una cifra que ya es más del doble del 34% que se registró en 2008.

Durante la Cumbre de Negocios México Summit Business, realizada en la ciudad de Puebla, representantes de empresas como General Motors, Ford, Nissan y Toyota se mostraron preocupados por el próximo presidente estadounidense pero al mismo tiempo optimistas por la fuerza que ha alcanzado la industria, la cual -dijeron- tiene las cuatro ruedas bien puestas y listas para acelerar.

Por nivel de marca, en México el 54.6% de las exportaciones salieron de plantas automotrices instaladas en territorio nacional y el resto de armadoras de Japón, Corea del Sur y Alemania.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Economía (SE), la industria automotriz aporta el 3.2% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional y el 18.3% del PIB manufacturero y actualmente México es el cuarto exportador a nivel mundial, por lo que la decisión del presidente electo de EU de regresar a las armadora a su país pondría en peligro a los más de un millón 100,000 empleos directos e indirectos que genera ese sector entre los mexicanos.

Para el especialista de Ford Motor Company, Javier Zúñiga, en México “sí hay una preocupación. Notamos que la gente está a la expectativa respecto a los precios y a las tasas de interés. Los clientes, al igual que nosotros, estamos con incertidumbre. No sabemos cómo vaya a actuar Donald Trump y lo que venga en los próximos días. No temo quedarme sin empleo, pero hay que esperar”.

Cabe recordar que hace dos meses, Trump aseguró que que la industria automotriz “está quitando los empleos a los estadounidenses para llevarlos a México”, por lo que planteó revertir dicha situación y propuso elevar entre 10 y 35% los impuestos a las importaciones del sector.

Pero ¿cuáles son los retos que tiene la industria automotriz con la llegada de Trump a la presidencia?

También puedes leer: ¿Donald Trump frenará a las automotrices en México?

1. Exportaciones

En el marco de Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), las principales armadoras automotrices impulsaron una agenda de exportación que colocó a México como el tercero a nivel global pero con las declaraciones de Trump el mercado podría volverse vulnerable.

La información más reciente de la Balanza Comercial estadounidense revela que a octubre de 2016, México se situó como el tercer exportador de automóviles de pasajeros pero es el principal exportador de camiones y autobuses y el que más autopartes vende a la industria de EU.

Del lado de las importaciones, el mercado mexicano es el cuarto consumidor de autos estadounidenses, el segundo comprador de camiones, autobuses y  autopartes, solo superado por Canadá.

2. Aranceles

Una de las promesas de campaña de Donald Trump como candidato fue imponer un arancel de entre 10 y 35% a los vehículos producidos en México, esto con el objetivo de desincentivar la producción de vehículos en el territorio mexicano y regresar tanto empleos como ingresos a Estados Unidos.

“Los productores de automóviles [que van a fabricar a México] no pueden dejar nuestro país tan fácilmente y nosotros impediremos que eso pase (…) la tarifa será un obstáculo para que se vayan (…) si ellos tienen que pagar un impuesto o tarifa para regresar los carros a Estados Unidos, ellos no se irán”, dijo Trump durante su campaña.

Para el analista César Roy, Trump no la tiene fácil, pues “se tiene que sentar con la industria. Los Big Three [General Motors, Ford y Chrysler], el tercer poder económico detrás del sector petrolero y tecnológico, no lo van a dejar porque los afectará”.

3. Empleos

De acuerdo a datos del Inegi, la industria automotriz genera anualmente alrededor de 730,923 empleos directos y 370,000 indirectos, principalmente en la fabricación de autopartes, siendo los proveedores, distribuidores, talleres y fábricas de autopartes, los más importantes.

Los empleos generados en fábricas mexicanas general alrededor de 81,000 millones de pesos en los llamados clústers y sirven como motor económico de estados como San Luis Potosí, Guanajuato, Querétaro, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Aguascalientes y Estado de México.

También puedes leer: El boom automotriz que cambió al Bajío mexicano 

El caso Ford

Con tres plantas instaladas y otra más en construcción en territorio nacional, Ford Motor Company se ha colocado como el cuarto exportador de automóviles de manufactura mexicana, ya que en lo que va del año ha exportado 326,499 unidades, de las cuales, 96% se destina al mercado de Norteamérica.

La automotriz lleva casi 100 años en México y con su próxima planta en San Luis Potosí prevé generar alrededor de 2,800 empleos directos en los próximos cinco años una vez entre en operaciones en 2018.

En su campaña, Trump señaló que “si Ford u otra empresa quiere despedir a sus trabajadores y mover sus fábricas, yo mismo llamaré a los ejecutivos de Ford, o quienes sean, y les diré que tienen que pagar el 35 por ciento de impuestos por vender sus automóviles o sus productos en Estados Unidos”.

Sin embargo, información de la propia empresa indica que Ford tiene 24 plantas en territorio estadounidense que dan empleo a 50,210 personas, en contraste con las tres plantas que tiene en México y que dan empleo a 7,378 personas.

El mapa automotriz

Actualmente hay 32 armadoras instaladas en México, de las cuales cuatro son de General Motors, tres son de Chrysler y otras tres pertenecen a Ford. Todas marcas estadounidenses. En ventas, Nissan tiene el primer lugar, seguido de General Motors, Volkswagen, Honda, Mazda, Kia y Toyota, entre otras.

Para los próximos tres años, el sector automotriz tiene cinco importantes arranques de producción. Los primeros ocurrieron bajo la mano de Audi que inauguró su planta en San José Chiapa, Puebla y  también KIA Motors que ya inició producción en Pesquería, Nuevo León.

En puerta están los estrenos de Ford que prepara su planta de San Luis Potosí, BMW que también construye su planta en la misma entidad y, Nissan y Daimler que preparan sus nuevas instalaciones para autos de lujo subcompactos.

El anuncio más reciente del presidente Enrique Peña Nieto en la Cumbre de Negocios México Summit Business es por parte de Toyota, quien puso al inicio de la semana colocó la primera piedra de su nueva planta en Guanajuato y que tendrá una inversión de 1,000 millones de dólares.

Todos los integrantes y representantes de la industria automotriz coincidieron en que la situación no es cosa menor y por eso se requiere de una estrategia seria sobre el futuro del Tratado de Libre Comercio (TLCAN).

Relacionadas

Comentarios