Para EntenderPolítica y Sociedad

Los negociadores improvisados que están hablando por México con Trump

Jared Kushner y Luis Videgaray, negociadores de los asuntos entre México y Estados Unidos no cuentan con la experiencia diplomática, lo que pone en riesgo asuntos de relevancia para ambos países.

10-02-2017, 11:56:05 AM

Minutos antes de que Donald Trump anunciara la construcción del muro en la frontera entre México y Estados Unidos, dos personajes se reunían en el icónico Salón Oval de la Casa Blanca, en Washington.

El abanderado mexicano era el Canciller Luis Videgaray, quien poco después de ser nombrado al frente de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), declaró no tener ningún tipo de experiencia en diplomacia.

De parte de Washington, Jared Kushner, yerno de Donald Trump y asesor de la Casa Blanca, debatió con Videgaray los pormenores del discurso para anunciar la construcción de este muro, según un reporte dado a conocer por la cadena CBS.

Esta versión fue desmentida poco después por el propio Luis Videgaray en su cuenta de Twitter, quien se unió al discurso estadounidense y lo calificó como “noticias falsas”.

“Nunca pensé que llegaría el día en que yo usaría esta frase, pero hoy aplica: FAKE NEWS”

Para Francisco Martín Moreno, reconocido historiador, la incertidumbre sobre este hecho es el último capítulo de una relación que parece no encontrar rumbo.

El también escritor considera que ambos negociadores carecen de experiencia diplomática y de política exterior, con lo que se pone en riesgo acuerdos en torno a la construcción del muro en la frontera o, incluso, la misma negociación del Tratado de Libre Comercio.

“Ninguno de los dos sabe cómo proceder, ni tiene una idea clara. El presidente de EU está reaccionando con impulsos mientras que del lado mexicano, el propio Videgaray llegó diciendo que iba a aprender”, dice en entrevista.

Kushner, de 36 años y casado con Ivanka Trump, es el encargado de llevar las negociaciones con México y otros países de medio oriente, pero no ha tenido a su cargo responsabilidades a nivel internacional, revela el diario The Washington Post en una publicación

Diplomacia mexicana, en la lona

Además del Canciller Videgaray, otros miembros del gabinete del presidente Enrique Peña Nieto han fungido como negociadores con Estados Unidos, como Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación o Ildefonso Guajardo, titular de Economía.

A pesar de los esfuerzos, Martín Moreno asegura que este equipo de trabajo es débil para negociar y, basado en la tradición diplomática mexicana que en anteriores ocasiones no ha sabido dialogar con sus pares norteamericanos, México se encuentra “en la lona” de las negociaciones.

“En esta terrible coyuntura no es un momento para improvisar, sino que necesitamos nuestra experiencia diplomática que se remonta a muchos siglos y que no estamos utilizando. Necesitamos que las relaciones bilaterales no sean conducidas nada más por el Secretario de Relaciones Exteriores y el yerno del presidente de los Estados Unidos”, menciona el historiador.

Una muestra de que estos improvisados negociadores no han dado buenos resultados, fue la inmediata cancelación de la reunión entre Enrique Peña Nieto y Donald Trump, programada para el 31 de enero y que se dirimió en declaraciones en Twitter.

“Nuestra relación con México sigue creciendo y se hace más fuerte”, dijo el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer. Pero hasta el momento, las negociaciones no han avanzado a favor de México, pues Donald Trump ya tiene listo un plan para la construcción del muro.

Así, la falta de un cuerpo diplomático robusto supone varios riesgos que podrían culminar con la cancelación del TLCAN y otras medidas que dejarían en desventaja al país.

“En un arrebato propio de Trump las cosas se pueden complicar en temas como el muro, guerra de aranceles y romper atropelladamente el TLC, para el manejo de una figura tan violenta como él, necesitamos que se fortalezca este cuerpo diplomático”, declara Martín Moreno.

La filtración a medios de estas versiones así como la posibilidad de que Trump envíe militares a México son, a decir del escritor, otra muestra de que los canales institucionales entre ambos países están desgastados.

De seguir en esta inercia, ambas naciones corren el riesgo de salir mal librados en temas tan sensibles como el comercio exterior y la seguridad binacional, por lo que los representantes del Congreso de México y Estados Unidos deben hacer un esfuerzo más latente y directo para entablar relaciones permanentes.

Relacionadas

Comentarios