ActualidadHistorias

Los muertos que abrieron paso a la bicicleta en la CDMX

Las bicis ganan espacios en la ciudad, sin embargo, el costo ha sido la vida de decenas de personas. Esta es la historia de las “bicicletas fantasma”.

19-04-2016, 9:28:44 AM
Los muertos que abrieron paso a la bicicleta en la CDMX
Darinka Rodríguez

Jennifer Martínez conducía su bicicleta por las aparentemente tranquilas calles de la colonia Condesa acompañada por su esposo Eduardo, cuando de súbito, un automóvil particular se pasó el alto que ya se había puesto en rojo segundos atrás, impactándola del lado frontal derecho de su bicicleta.

No fue el golpe lo que terminó con la vida de Jenni, como sus amigos la llamaban, sino que el automovilista se dio a la fuga cuando ella solicitó apoyo al agresor, arrastrándola varios metros por la calle de Sonora y provocándole un traumatismo fatal.

Este suceso ocurrió en julio de 2013, no obstante, este tipo de historias se repiten por lo menos 24 veces al año en la Ciudad de México y en otros puntos del país sin que queden registrados como accidentes a ciclistas, pues se pierden en la estadística de accidentes viales en general según indican investigaciones de la Asociación Civil Bicitekas.

Tan sólo hace dos semanas en Guadalajara, Irene Rodríguez fue atropellada mientras conducía su bicicleta por una camioneta que iba a exceso de velocidad, irónicamente, frente a las instalaciones de la Secretaría de Movilidad de aquella entidad.

El miedo se mueve en bici

Areli Carreón, coordinadora de políticas públicas de Bicitekas asegura que, de acuerdo con análisis, sondeos de opinión y encuestas realizados por la asociación en la Ciudad de México, 21 por ciento de las personas que quisieran trasladarse en bicicleta no lo hacen porque piensan que pueden sufrir un accidente y otro 19 por ciento no lo hace por falta de ciclovías o carriles exclusivos para bicicletas.

“Buena parte de quienes podrían subirse a la bici no lo están haciendo por miedo. En la ciudad, el 60 por ciento de los trayectos son de menos de seis kilómetros, las otras razones por las que no lo hacen es porque vienen de otros estados o tienen recorridos de más de una hora”, asegura.

Luz Marina Fuentes es una de las personas que no se traslada en bici por temor, pero pensó en esta opción luego de la contingencia ambiental que intensificó las medidas del Hoy No Circula. Ella diariamente hace un recorrido de Calzada de Tlalpan, en el sur a un corporativo en Polanco.

“He visto los casos de ciclistas atropellados aquí en Polanco y eso me da mucho miedo, pasar entre los camiones, los cruces a avenidas. Por otro lado, la infraestructura para los ciclistas solo está pensada en ciertas zonas de la Miguel Hidalgo y Benito Juárez, más allá no hay Ecobici”, señala en consulta.

En 2009, Bicitekas instaló la primera bicicleta blanca o ‘fantasma’ como un memorial a los ciclistas muertos durante su trayecto. Este ritual de la comunidad ciclista nació en Estados Unidos en 2005 y hasta el año pasado, más de 150 bicicletas fantasmas se habían colocado tan sólo en la Ciudad de Nueva York. En la Ciudad de México existen 12 colgando actualmente.

De entonces a la fecha, Bicitekas continúa con campañas de concientización vial e iniciativas presentadas a las autoridades para mejorar la seguridad de los ciclistas y evitar más muertes.

“Es un trabajo enorme y aunque hemos tenido algunas mejoras desde entonces, debemos de seguir trabajando también con las autoridades y con la sociedad, la cifra debe seguir bajando, pues no sólo se trata de pintar líneas y de hacer paseos los domingos, se deben de asignar más recursos a esto y estamos trabajando en ello”, enfatizó. 

En busca de caminos seguros

De acuerdo con la Encuesta Origen Destino del INEGI que data de 2007 y que se pretende actualizar este año, al día se hacen 433 mil viajes de un sólo tramo en bicicleta. Paradójicamente, la delegación Iztapalapa es de donde más se realizan viajes en bicicleta pese a que cuenta con muy pocas vías exclusivas para ciclistas.

Bernardo Baranda, director del ITDP para Latinoamérica, asegura que existen zonas en la Ciudad donde no existe una infraestructura vial para este medio de transporte, así como rutas que no están completas. “La zona del norte y el oriente, así como los municipios conurbados de donde provienen muchas personas no tiene infraestructura suficiente, no vamos ni a la mitad del camino”, expresó. 

En México, existen casi 100 kilómetros de ciclovías y carriles exclusivos para ciclistas, de las cuales 57 de ellas se ubican en la Ciudad de México, aunque esta cifra sólo representa una cuarta parte de la meta de 400 kilómetros que deberían construirse en esta administración de acuerdo con cifras del Instituto de Políticas para el Transporte y Desarrollo (ITDP).

Respeto y convivencia, las claves para el equilibrio

De acuerdo con el Reglamento de Tránsito de la CDMX no existen sanciones para ciclistas más que las verbales, pero establece obligaciones, como no circular en sentido contrario a la vialidad o circular sobre banquetas destinadas a peatones.

“Tenemos que cuidar que al final todos tenemos que cumplir con el reglamento, y a pesar que somos potencialmente menos dañinos no podemos ignorar la preferencia de los peatones y también viajar a una velocidad moderada y evitar distractores como los audífonos o circular en sentido contrario”, señaló Baranda.

La crisis de movilidad y las contingencias ambientales ocurridas en la zona metropolitana señalan a la bicicleta como uno de los transportes idóneos para distancias medias aunque aún quede mucho camino por pedalear.

“Apenas este año conseguimos que se etiquetaran 150 millones de pesos para infraestructura para el ciclista y peatón, en años anteriores sólo se bajaban recursos de otros lados, se tiene que invertir y apostar en estos medios para que transforme no sólo la calidad del aire que respiramos, sino la calidad de vida de los capitalinos”, concluye Carreón.

En Alto Nivel hicimos un recorrido desde Iztapalapa al Centro Histórico. .Esta es la crónica de nuestra experiencia. Abajo puedes ver el video del trayecto en time lapse.

Relacionadas

Comentarios