EmprendedorHistoriasNegociosProtagonistas

Los mexicanos que hicieron del coco un ‘delicioso’ negocio

Dos jóvenes mexicanos se encuentran en la cima del boom del coco en México. Su éxito en el país los ha llevado a analizar su entrada en el mercado estadounidense, en donde los espera la competencia asiática.

16-11-2016, 3:01:42 PM
productos_coco

Desde hace cuatro años, el consumo de agua de coco en México atraviesa por un boom.

En 2012 se vendieron entre 400,000 y 500,000 litros de esta bebida hidratante y este año se estima la comercialización de 10,000 millones de litros, a un precio promedio de 35 pesos el litro, lo que significa que el valor del mercado es de alrededor de 350 millones de pesos. Nada mal, si tomamos en cuenta que el consumo de agua de coco en el país vivió una crisis muy larga, que data de los años ochenta, lo que detuvo el desarrollo del mercado y por ende de la industria.

Hoy, las cosas han cambiado a tal grado que no solo se produce agua de coco envasada, sino también aceite, leche, mantequilla y harina, que ya se exportan a mercados como España, Israel, Colombia y Chile, entre muchos otros más.

Aquí también tengo una historia de éxito que contarles, como lo hice anteriormente con el rey del chile habanero. Carlos Malcher e Iñaki Saiz, dos jóvenes empresarios mexicanos, lanzaron a finales de 2014 la marca A de Coco. Iniciaron envasando agua de coco y posteriormente aceite, leche, mantequilla y harina, y próximamente hojuelas de coco; sí, escucharon bien, un cereal de coco.

Para ello, construyeron una planta en Armería, Colima, donde dan trabajo a más de 400 personas y compran la producción de coco a varios rancheros de la región.

Ha sido tal el éxito de estos emprendedores, que  han tenido que salir a buscar su materia prima a estados como Guerrero y Oaxaca.

¿Qué viene hacia delante para Malcher e Iñaki? Consolidar la marca en los países donde están presentes. Pero el gran reto es entrar al mercado de estadounidense, donde existen más de 15 marcas de agua de coco, la mayoría asiáticas con productos de mala calidad. Y todo indica que lo lograrán, pues lo más difícil, que era echar a andar la planta, desarrollar los productos y comercializarlos en México y el extranjero, está hecho. Enhorabuena.

Relacionadas

Comentarios