HistoriasTecnología

Los gadgets son una extensión de nuestra personalidad

Echa un vistazo a esta reflexión sobre cómo se da hoy en día la relación entre nosotros y los gadgets que consumimos.

15-12-2010, 5:00:00 PM
Los gadgets son una extensión de nuestra personalidad
Estilo Hoy

Por David Cuen a través de BBC Mundo


La tecnología está incorporada más que nunca en nuestra vida cotidiana. La hace más cómoda, y hasta más interesante.


Por extensión entre más la usamos, entre más tiempo le dedicamos y entre más opciones existen, los gadgets se convierten en un reflejo de nosotros.


Los productos que consumimos, la marca del teléfono que compramos, los videojuegos que jugamos, la computadora que tenemos proyectan nuestros gustos y nuestro estilo de vida.


“No es de extrañar que algunas personas interpreten las críticas a un producto como una crítica a sus decisiones. Por extensión sienten que los están criticando a ellos”, escribió David Pogue en The New York Times.


Quizá por ello la tecnología es un área que despierta pasiones como el fútbol y la política. Para algunos eres Apple o eres Google o eres Microsoft; eres Mac o eres Windows o eres Linux.


Al seleccionar una tecnología sobre otra estamos eligiendo una visión del mundo, una interpretación del futuro, un estilo de vida.


Además los gadgets de hoy son personalizables. Se pueden “vestir” de colores. Se puede cambiar el fondo de pantalla por uno de nuestra elección. Se pueden llenar de nuestros recuerdos.


De hecho, muchos de los productos del mercado son una extensión de nuestros recuerdos, de nuestra memoria. Están llenos de fotos, música, notas, de correos electrónicos.


Estamos depositando en la tecnología fragmentos de quienes somos. Por eso cuando nos roban o perdemos el teléfono celular, lo que duele es la pérdida de nuestros recuerdos y de nuestros contactos.


Algunos especialistas dicen que no debemos preocuparnos. Que la relación con la tecnología es un proceso en constante evolución parecido al amor de los adolescentes: intenso, pero breve.


Otros como el filósofo cibernético Jaron Lanier creen que los seres humanos “somos infinitamente superiores a las máquinas y nuestro talento debe usarse para crear tecnología creativa e innovadora” y no software repetitivo. No somos gadgets porque tenemos talento”, concluye.


La relación con nuestros dispositivos se está convirtiendo en algo personal, para bien o para mal, y en cada uno de ellos vamos dejando un poco de nosotros, ya sea porque los vemos como una extensión de nuestra memoria o como una extensión de nosotros.

Relacionadas

Comentarios