HistoriasTecnología

Los emprendedores que desarrollan un escudo contra la corrupción

Fáctico, un emprendimiento con tres años de existencia, ganó un Hackathon en el que mostraron Escudo Ciudadano, una solución tecnológica que acompaña a los ciudadanos al levantar una denuncia ante el Ministerio Público y permite calificar el servicio.

15-02-2017, 6:30:56 AM
Ethos El equipo de Fáctico, que desarrolla la App Escudo Ciudadano.

 

 

Seguro te ha pasado o a alguien cercano a ti le ocurrió. Ir a un Ministerio Público a denunciar un delito puede ser una pérdida de tiempo o, peor aún, la víctima del delito se vuelve objeto de amenazas.

Los ministerios públicos son percibidos como el segundo lugar donde más actos que corrupción se cometen, sólo después de las autoridades de seguridad pública, de acuerdo con una encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Para que los ciudadanos se sientan un poco menos desprotegidos cuando levanten una denuncia, una empresa formada por periodistas, internacionalistas y programadores desarrollaron una aplicación para evaluar los ministerios públicos y combatir la corrupción en estos lugares.

“Siempre hablar de los ministerios públicos es hablar de un lugar oscuro, lúgubre, donde vas a ser víctima de maltratos en el mejor de los casos o te van a pedir dinero, en el peor”, dice Diego Mendiburu, uno de los fundadores de Fáctico, que desarrolla la App Escudo Ciudadano, que ganó el primer Hackatón Anticorrupción organizado por Ethos, laboratorio de políticas públicas.

 

El círculo vicioso de la corrupción

Los ministerios públicos son la primera instancia para denunciar un crimen, pero suelen ser vistos como focos de corrupción. El 24 por ciento de personas que hacen un trámite en el Ministerio Público afirman haber experimentado un acto de corrupción, de acuerdo con la Tercera Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“Una de las razones por las que los ciudadanos no denunciamos y tenemos una cifra negra tan grande es porque creemos que hacer una denuncia es una pérdida de tiempo, y hacemos lo que podamos para alejarnos del Ministerio Público, porque es una instancia donde se hacen varios actos de corrupción”, dice Liliana Alvarado, directora del área de Desarrollo Económico y Social de Ethos.

A finales de enero, el organismo realizó un Hackathon junto con Wayra y Hackers & Founders en el que 88 participantes desarrollaron y presentaron soluciones tecnológicas para combatir la corrupción.

Factico ganó el Hackathon con la aplicación Escudo Ciudadano, que busca recabar la información de todos los ministerios públicos de la Ciudad de México, en una etapa inicial, para que sean evaluados por quienes los utilizan.

La aplicación permitirá que el ciudadano califique y describa su experiencia al momento que requiere ir a presentar una denuncia. Los rubros incluirían la calidad del trato de los servidores públicos, la rapidez con la que son atendidos, la honestidad en las gestiones, entre otros.

“Esa fue la primera directriz: una herramienta que involucre a los ciudadanos en el proceso de denuncia de corrupción y la evaluación de servidores públicos. Incentivar una competencia sana entre funcionarios públicos para ser los mejores calificados”, dice Diego Mendiburu en entrevista.

El equipo de Fáctico, que ha desarrollado otras aplicaciones de participación ciudadana, como Supercívicos y Liguepolítico, recibió un premio de 30,000 pesos y 300,000 adicionales para desarrollar la aplicación en los próximos meses, la cual esperan esté lista para el sistema iOS en abril.

Liliana Alvarado, de Ethos, agrega que esperan escalar este proyecto para que abarque más trámites en el servicio público.

Participación ciudadana

La directiva de la organización civil señala que una de las razones por las que no podría funcionar el Sistema Nacional Anticorrupción, el cual está en fase de instalación, es la apatía de la ciudadanía.

“Hay que hacer uso de las tecnologías ciudadanas para fomentar la participación (…) Es muy interesante darse cuenta de que no sólo somos víctimas de la corrupción, sino también somos partícipes a veces. Todos tenemos que hacer algo contra la corrupción, desde ser menos permisivos”, comenta Liliana.

Te puede interesar: Los riesgos que aún retan al Sistema Nacional Anticorrupción

Otros participantes que concursaron en el Hackathon desarrollaron aplicaciones que también asisten a los ciudadanos ante la autoridad, como una App que asesora cuando un agente de Tránsito te detiene, te enseña el reglamento de Tránsito, en qué casos se pueden llevar tu carro al corralón y que hasta resuelve consultas por voz o por escrito.

Fáctico, que tiene tres años de existencia, ya tiene experiencia desarrollando herramientas que promuevan la participación ciudadana. Hoy está en el proceso de programación y robustecimiento para que Escudo Ciudadano aloje toda la información y calificación que hagan los usuarios sobre los ministerios públicos, como una forma de empoderar a los ciudadanos y, a la vez, hacerlos partícipes de la lucha contra la corrupción.

Hay muchas partes de la economía y la sociedad mexicana que aún no aprovechan las tecnologías móviles. Diego Mendiburu dice que encontraron un área que necesita con urgencia más participación.

“Llevamos varios proyectos enfocados en cómo la ciudadanía se involucran en la generación de información que pueden beneficiar su comunidad”, agrega Mendiburu, y remata: “Somos un grupo multidisciplinario que estaba obsesionado en cómo los medios de comunicación no parecían estar aprovechando las características tecnológicas de los dispositivos móviles para contar historias de otra manera.”

 

Relacionadas

Comentarios