Estilo de VidaHistorias

Los autos del cine y la TV en los 80

Conoce estos complejos y sofisticados modelos que marcaron las mejores películas y series de esa recordada década.

18-02-2010, 5:00:00 PM
Los autos del cine y la TV en los 80
Estilo Hoy


El vehículo con alas de gaviota fue sin duda un coche de lujo, muy adelantado a su época. El objetivo original de este mítico auto era convertirse en un deportivo de referencia y asequible. Inspirado en el Mercedes Alas de Gaviota, ya el primer prototipo incorporaba este tipo de puertas. Además contaba con un poderoso motor desarrollado por Peugeot, Renault y Volvo denominado PRV-6 que entregaba 2863 centímetros cúbicos. En la película y con un aspecto de máquina espacial se convirtió en un modelo de culto, que tenía la capacidad de viajar por el tiempo. Para lograr este salto temporal utilizaba 1.21 gigawats y en la segunda entrega de la saga incluso podía volar.   
 

De apariencia salvaje, en su primera aparición en el cine se trataba de un Ford Falcon XB de 1974, equipado con un poderoso motor original Ford Cleveland 351 V8 y cambio automático FMX. Sus particulares colores le daban una apariencia  llena de carácter. En la película, que marcó el debut de Mel Gibson, el modelo aparece con modificaciones en el frontal, los escapes laterales y además estaba equipado con un complejo turbocompresor que le daba agresividad, en un diseño intimidante. Tardaba 8,1 segundos en pasar de 0 a 100 km/h con una velocidad punta de 193 km/h. De edición limitada, sólo se produjeron mil unidades. Hoy se puede apreciar en el Cars of Stars Museum de Inglaterra.          


La extraña mezcla de ambulancia y vehículo de batalla es un Cadillac Miller-Meteor de 1959. Dentro de sus características en la película, destaca por ser un modelo ruidoso, invencible y sobretodo muy luminoso, capaz de despertar a todo el vecindario, con un poderoso motor modificado de 5890 cc. 8 cilindros en V. En su versión comercial funcionaba como un vehículo familiar, ambulancia y  para funerales. En su interior está equipado con aire acondicionado.


Tenía la capacidad de hablar, conducirse sólo y ayudar a Michael Knight (David Hasselhoff) a atrapar a los villanos. Se trataba de un Pontiac Trans AM firebird modelo 1982 modificado especialmente para la serie, con un motor 305 Chevy V8 de 145 HP y una transmisión manual de 8 velocidades. Gracias a su avanzado sistema de turbinas, el auto podía realizar impresionantes saltos cuando Michael apretara “Kitt, turbo”. En el modo superpersecución desarrollaba 483 km/h.


Una pieza clave de la película ya que el modelo era portador de una sustancia extraña y de enorme importancia para la trama del fime. Su primera versión apareció en el mercado en 1964, año en que se vendieron 200 mil unidades. El de 1983 con el que se filmó la película contaba con tracción trasera, trasmisión automática y dirección hidráulica.
 

Un auto de lujo como todos los de la casa italiana. El modelo elegido para la serie policíaca era de color blanco y fue creado en 1984. Contaba con un motor bóxer central trasero de 12 cilindros en V y su nombre significa cabeza rosa. Podía superar fácilmente los 200 km/hr, aunque su escasa altura lo privaba de márgenes amplios de maniobrabilidad. Durante los cinco años que duró la serie dos policías encubiertos se encargaron de investigar casos de corrupción y narcotráfico acompañados de este seductor modelo.


En la primera de las películas dirigidas por Tim Burton se puede apreciar el mostruoso y endemoniado modelo, equipado con un intimidante motor Chevrolet V8 350. El poderoso vehículo de complejo y sofisticado diseño aparece por primera vez cuando Batman acude al rescate de Vicki Vale para sacarla de las garras de Guasón y sus secuaces. Su diseño aún inspira a los modelos de la actualidad.

Relacionadas

Comentarios