ActualidadPara Entender

Lo que debes saber del caso de espionaje a periodistas en México

The New York Times reveló que teléfonos de periodistas y activistas fueron intervenidos por un programa de espionaje adquirido por el gobierno mexicano que, en teoría, solo debe ser utilizado para investigar a criminales y terroristas.

20-06-2017, 6:40:14 AM
lo-que-sabemos-de-espionaje
Fotoarte Sofía Ugalde.

Un grupo de periodistas y activistas anticorrupción en México fueron infectados por un avanzado programa de espionaje que supuestamente fue adquirido por el gobierno mexicano, de acuerdo con el diario The New York Times.

El malware Pegasus se comercializa solo a gobiernos y debe ser utilizado para investigar a grupos criminales. Este software malicioso es desarrollado por la firma israelí NSO Group.

Hasta la fecha, se tiene registro de la adquisición del malware por al menos tres dependencias en México: la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Procuraduría General de la República (PGR) y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), de acuerdo con el informe Vigilancia sistemática a periodistas y defensores de derechos humanos en México elaborado de manera conjunta por la Red de Defensa de los Derechos Digitales (R3D) y las organizaciones Artículo 19 y Socialtic.

El análisis revela que el 24 de agosto de 2016, “los investigadores del Citizen Lab de la Universidad de Toronto documentaron el método de infección del malware Pegasus gracias al activista Ahmed Mansoor, defensor de derechos humanos radicado en los Emiratos Árabes Unidos”.

En términos concretos, la infección consiste en el envío de un mensaje SMS a la persona que busca ser engañada, a través del uso de técnicas de ingeniería social para que el objetivo haga clic en un enlace adjunto.

Una vez que se abre el enlace, el navegador redirige al usuario a uno de los sitios que son parte de la infraestructura de NSO Group, dándole la oportunidad al malware de instalarse en el dispositivo.

La infección da acceso a los archivos guardados en el equipo, así como a los contactos, mensajes y correos electrónicos.

Asimismo, el reporte detalla que el malware también obtiene permisos para usar, sin que el afectado lo sepa, el micrófono y la cámara del dispositivo.

Cada infección exitosa tendría un costo aproximado de 77,000 dólares, según el New York Times.

Con la finalidad de hacer un balance general del caso, Alto Nivel recabó información que, hasta ahora, se ha hecho pública por parte de los principales involucrados.

The New York Times

El diario estadounidense publicó el artículo Spyware meant to foil crime is trained on Mexico’s critics (disponible en español como ‘Somos los nuevos enemigos del Estado’: el espionaje a activistas y periodistas en México) firmado de manera conjunta por Azam Ahmed y Nicole Perlroth.

En dicha publicación se acusa al gobierno mexicano de haber cometido espionaje a un grupo de “destacados defensores de derechos humanos, periodistas y activistas anticorrupción de México”.

Asimismo, el diario asegura que, entre la lista de afectados, “se encuentran abogados que investigan la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, un economista que ayudó a redactar un proyecto de ley anticorrupción, dos de los periodistas más influyentes de México y una estadounidense que representa a víctimas de abusos sexuales cometidos por la policía. Los intentos de espionaje incluso han alcanzado a los familiares de los activistas y periodistas, incluido un adolescente”, asegura la publicación.

Aunque “ya se sospechaba del uso de programas espías por parte del gobierno mexicano”, el New York Times advierte que “no hay pruebas definitivas de que el gobierno sea responsable”, debido a que “el software Pegasus no deja rastros del hacker que lo utilizó”.

Periodistas y activistas

El diario estadounidense citó doce objetivos, agrupados en cinco casos que el reporte de R3D, Artículo 19 y Socialtic ordena de la siguiente manera:

 

Esta tarde, los afectados convocaron a una conferencia de prensa en donde presentaron de manera oficial el informe que respalda el artículo del diario e hicieron un llamado a las autoridades mexicanas para esclarecer el robo de información y los fines para los que será utilizada.

Además, a través de sus redes sociales, los involucrados han externado su indignación y exigen al gobierno una explicación.

Centro Prodh

El Centro Prodh aseguró que no tenían “nada que esconder” y pidió que el Estado informe sobre el “uso que le dará a los datos personales que ha recabado” sobre el Centro durante “seis meses”.

Carmen Aristegui

Durante el encuentro con medios, la periodista cuestionó al mandatario mexicano sobre el uso de la información de ella, de su equipo de trabajo y de su hijo Emiliano, quien es menor de edad.

Carlos Loret de Mola

El conductor de Despierta con Loret  no pudo estar presente en la conferencia, sin embargo grabó un video en donde expresó que “el espionaje no es un asunto menor, ni siquiera en el contexto tan violento contra periodistas”. La grabación de menos de tres minutos también fue compartida en su cuenta personal de Twitter

.

Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO)

En entrevista con el New York Times, Juan Pardinas, quien dirige el IMCO, aseguró que la democracia en la sociedad mexicana se ha deteriorado y los ciberataques son reflejo de las luchas internas en México. “Somos los nuevos enemigos del Estado”, manifestó el principal promotor de la legislación anticorrupción Ley 3de3.

Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI)

La organización aseguró que fue blanco de espionaje debido a sus “investigaciones sobre corrupción e impunidad”.

Gobierno mexicano

Eduardo Sánchez, vocero de la República, difundió un comunicado dando el posicionamiento oficial del gobierno de México frente a las acusaciones de espionaje hechas por el New York Times.

Cabe destacar que el documento fue firmado por Daniel Millán Valencia, director general de Medios Internacionales de la Presidencia de la República y dirigido al editor de la publicación.

Relacionadas

Comentarios