Para EntenderPolítica y Sociedad

Lo que debes saber de la toma de protesta de Donald Trump

El día llegó: Donald Trump se convertirá en el presidente número 45 de Estados Unidos este 20 de enero. Conoce cómo se desarrollará la agenda del republicano en su ascenso a la Casa Blanca.

19-01-2017, 6:35:35 AM
Reuters.

La vida de Donald Trump será otra a partir del 20 de enero. Ese día, el estadounidense de 70 años se quitará el saco del hombre de negocios para asumir el que, probablemente, será el papel más importante de su vida: convertirse en el presidente número 45 de Estados Unidos.

En esta ocasión, no despertará en su lujoso departamento ubicado en la cima de una torre que lleva su apellido en Nueva York. El presidente electo y su esposa Melania recibirán la mañana de invierno en la Blair House, conocida como la casa de huéspedes del presidente.

Aunque en un inicio Trump tenía intención de hospedarse en uno de sus hoteles cercanos al Capitolio, al final, la tradición que comenzó con Jimmy Carter se impuso.

La Blair House se encuentra a unos cuantos metros de la Casa Blanca, en el parque Lafayette, y desde 1942 ha alojado a presidentes e invitados especiales.

Incluso, Harry S. Truman y su familia vivieron ahí durante cuatro años por las remodelaciones en la casa presidencial, ganando el sobrenombre de “La Casa Blanca de Truman”, de acuerdo con el sitio web de la Blair House.

El presidente electo y su familia tendrán un desayuno privado con un reducido grupo de huéspedes. Después acudirán a un servicio religioso a la iglesia de St. John’s, como lo han hecho casi todos los presidentes estadounidenses desde James Madison.

Una hora después, el matrimonio Trump tomará una taza de café con los Obama. Durante 30 minutos, los cuatro compartirán por última vez el mismo lugar en un evento oficial.

“Será una transición importante. Donald Trump hará cambios en la agenda política del país, entre ellos, eliminar iniciativas impulsadas por Obama”, comenta Larry Rubin, presidente de la American Society, organización que representa a la comunidad americana en México.

Al concluir el encuentro, los políticos partirán en caravana al Capitolio, lugar en donde se realizará la ceremonia de investidura y en la que Donald Trump tomará juramento al mediodía como presidente de Estados Unidos.

Que sea a las 12 hrs de Washington D. C. (11 hrs tiempo de México) y en ese día no es casualidad. La Vigésima Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos establece que “los períodos del presidente y el vicepresidente terminarán al medio día del veinte de enero”.

Cuando el sol esté en su pleno apogeo, el republicano se pondrá de pie en las escaleras del Capitolio, acomodará su mano izquierda sobre una biblia frente al presidente de la Corte Suprema de Estados Unidos, John Roberts, y repetirá las palabras que 44 presidentes estadounidenses han dejado inmortalizadas para la historia:

“Juro solemnemente que desempeñaré fielmente el cargo de Presidente de los Estados Unidos, y prometo que con lo mejor de mi capacidad preservaré, protegeré y defenderé la Estados Unidos de América.”

Después de ser juramentado, el nuevo presidente dará su discurso inaugural. Así comenzará la era Trump.

Iliana Rodríguez Santibáñez, directora del departamento de Derecho y Relaciones Internacionales del Tecnológico de Monterrey, explica que durante su discurso existe la posibilidad de que Trump brinde una perspectiva general de lo que serán los primeros 100 días de su mandato y llame a la unión entre los estadounidenses.

“Escucharemos un mensaje muy nacionalista en donde pida ‘hacer América grande otra vez’, además de las propuestas de lo que será su gobierno”, asegura la catedrática.

Por lo general, a esta ceremonia acuden cerca de 1,000 invitados. Entre los asistentes a la ceremonia de investidura están confirmados los expresidentes Jimmy Carter, George W. Bush y Bill Clinton, quien estará acompañado por Hillary Clinton.

Además, se espera la asistencia de integrantes de la Corte Suprema, diplomáticos y legisladores.

La soprano Jackie Evancho será la encargada de entonar el himno nacional estadounidense.

Una vez que concluya el evento, el nuevo presidente almorzará con sus invitados en el Capitolio.

Alrededor de las 15 horas de Washington D. C. (14 hrs México) dará comienzo el desfile de investidura. Donald Trump y su vicepresidente, Mike Pence, recorrerán más de 2 kilómetros por la Avenida Pensilvania, desde el Capitolio hasta la Casa Blanca, en compañía de 8,000 participantes que van desde estudiantes de escuelas públicas hasta veteranos de guerra.

“La seguridad será el elemento principal durante este día. Dadas las amenazas por parte de grupos opositores, las autoridades garantizarán la paz del magno evento”,  declara Larry Rubin.

El origen de este desfile se remonta al cuarto presidente de Estados Unidos, James Madison en 1809.

Pero, fue Ulysses S. Grant, en 1873, quien comenzó la tradición de presenciar el espectáculo desde la Casa Blanca.

Previo a concluir actividades, Donald Trump asistirá a tres galas bailables, incluido un evento en honor a los militares y los socorristas.

Boris Epshteyn, director de Comunicación del Comité Inaugural, anunció a través de su cuenta de Twitter que participarán Toby Keith, Jennifer Holliday y 3 Doors Down, por mencionar a algunos.

Por su parte, cantantes como el italiano Andrea Bocelli, Moby, Elton John y Céline Dion se negaron a participar en la ceremonia.

Hasta la fecha, Clinton mantiene el liderazgo en el listado de estos eventos. Cuando asumió la presidencia acudió a 14, mientras que Obama en 2009 a 10.

Aun cuando se prevé que la toma de protesta de Trump marque un hito en los libros de Historia de Estados Unidos, Iliana Rodríguez Santibáñez, mantiene un pronóstico más reservado. “La llegada de un nuevo presidente siempre genera expectativa. Histórica fue la llegada de Obama: un hombre afroamericano que no era rico en proporción a otros gobernantes y que lideró una nación en medio de la recesión.”

Sin embargo, reconoce que los actos de Trump y la manera de comandar a la nación más poderosa del mundo serán los encargados de juzgarlo.

“Hombres blancos y republicanos ya hemos visto en la Casa Blanca, pero no a un empresario. El tiempo nos dará las respuestas.”

Relacionadas

Comentarios