Blogs + OpiniónOpiniónPolítica y Sociedad

Tú también llevas un pequeño (o gran) Donald Trump en tu interior

Los tiempos sociales nos dan un tremendo espejo colectivo ante el cual observarnos. Todos llevamos un pequeño Trump en lo más oscuro de nuestro inconsciente; ¿qué debemos hacer con él?

12-12-2016, 6:35:55 AM

Homo Sapiens o Lupus

¿Hombre sabio? ¿En serio? Es demasiado optimista la clasificación taxonómica de nuestra especie como alguna vez dijo Carl Sagan.

Todos hemos vivido o sufrido por problemas familiares o personales que contradicen esta definición de nuestra especie. ¿Realmente tomamos decisiones racionales, ya no digamos “sabias”?

Ah, claro, Sigmund Freud nos puso el dedo en la llaga: hay un inconsciente que domina nuestras decisiones y que no logramos entender ni dominar desde nuestro consciente racional. Carl Gustav Jung lo amplió al inconsciente colectivo.

Por algún tiempo nos supusimos ajenos a la biología animal, nos sentimos superiores por poseer capacidad tecnológica y un sistema de comunicación social complejo.

Hoy, quizá descubrimos con tristeza que la inteligencia y la supuesta racionalidad -en la mayoría de las ocasiones- sólo nos sirve para intentar justificar nuestra estupidez, nuestra crueldad o nuestra capacidad auto-destructiva.

La política y la economía suponen que las decisiones son racionales, pero pocas encuestas logran entender y mucho menos predecir los resultados.

¿Por qué votamos por los Trump en el mundo? Es algo que aún no comprendemos y que muchos de los que lo hacen tampoco logran entender. El mismo Donald Trump se sorprendió con su victoria.

Hoy los tiempos sociales nos dan un tremendo espejo colectivo ante el cual observarnos. Todos llevamos un pequeño Trump o un pequeño seguidor de Trump en lo más oscuro de nuestro inconsciente. Tratamos de esconderlo, de negarlo, de reprimirlo, pero invariablemente nos sorprende porque no hemos hecho lo sano: aceptarlo, integrarlo, mantenerlo en la luz para que no nos sorprenda desde las sombras.

No pretendamos entender hoy nuestra irracionalidad política o la de otros desde la racionalidad de la ciencia política o social. Hoy es tiempo de psicología y biología, de mirarnos en el espejo de los tiempos para intentar iluminar nuestras partes más oscuras de la consciencia. Para intentar hacer consciente lo inconsciente. Para enfrentar la Sombra como diría Jung, para entender que siempre estamos en riesgo de tomar malas decisiones, para recordar aquella otra de “Homo homini lupus” de Thomas Hobbes que dice que el hombre es el lobo de los hombres, con el perdón de los lobos.

Justo cuando Latinoamérica empezaba a salir de sus populismos nacionalistas que no proponen nada más que chivos expiatorios a quien agredir, surge la tendencia en el mundo desarrollado y nuestro socio y vecino se convierte en una nación peligrosa, temerosa e irracional. Pero aunque el cambio en EU se convierte en un reto externo, el reto más grande para México siempre es sí mismo.

*Santiago Roel es Director y fundador de Semáforo Delictivo, herramienta de rendición de cuentas, evaluación y análisis del comportamiento de la delincuencia y violencia en México.

Relacionadas

Comentarios