Blogs + OpiniónPolítica y Sociedad

Llegó el momento de parar cualquier diálogo con Trump

Es momento de parar cualquier diálogo, no hay más salida. El nuevo mensaje de Trump resulta inaceptable a todos los niveles, y constituye una agresión a la soberanía del Estado mexicano.

26-01-2017, 10:37:38 AM

La locura de Donald Trump acaba de ascender otro grado. Nos invitó y nos desinvitó de la forma en que lo hace todo: ¡por medio de Twitter!

Hay que acostumbrarnos a esta velocidad, pues estaba por publicar un artículo de opinión, en donde me pronunciaba a favor de que el presidente Enrique Pena Nieto se reuniera con él. Mis argumentos, que ahora ruedan por el suelo eran:

“En estos momentos tan graves, lo peor que podría hacer un Estado es aislarse y cortar lazos con otra nación que está dañando sus intereses.

“Los conflictos entre países deben resolverse primero por la vía bilateral y, si no hay acuerdo, recurrir a instancias multilaterales. Sólo en caso de que todo falle, vendría el cese de relaciones diplomáticas, que usualmente marca un largo periodo de estancamiento, a menos que el conflicto escale hacia la guerra.

“Por otro lado, la inacción de México no detendrá absolutamente nada. Las decisiones fueron tomadas y las órdenes ejecutivas firmadas… Ni el muro, ni la amenaza a los migrantes van a esperar a que el gobierno mexicano se reúna con el estadounidense cuando se sienta menos agraviado”.

Sin embargo, todo esto queda invalidado por el hecho de que, ahora sabemos con certeza, el presidente de Estados Unidos quiere que México pague por el muro, como condición previa a cualquier negociación.

Esto resulta inaceptable a todos los niveles, por supuesto, y constituye una agresión a la soberanía del Estado mexicano.

Es absurdo e irracional exigir que otra nación pague la cuenta por cualquier cosa decidida por otro país. Vaya, ni siquiera en la crisis de la deuda externa de 1982 o en el efecto tequila de 1995 hubo país alguno que exigiera un pago a México de la firma que lo está haciendo el rey del Twitter.

Para un antecedente parecido, tendríamos que remontarnos a la guerra de los pasteles del siglo XIX.

¿Que quiere Donald Trump? ¿Sacarnos 8,000 millones de dólares por la fuerza para construir su muro? ¡Eso no puede ocurrir!

Ahora, sin duda, es momento de parar cualquier diálogo, no hay más salida. Qué bueno que Peña Nieto salió a los medios para cancelar la reunión. Ojalá que haya llamado de inmediato a Videgaray y a Guajardo. Ahora sí, no hay condiciones para seguir hablando.

Lo siguiente es acudir a todos los foros multilaterales a denunciar este acto de agresión y prepararnos para una salida del TLCAN.

Si Trump quiere cobrarse lo del muro a costa de impuestos fronterizos (lo que llamó la forma complicada), allá el. El dinero vendrá de las propias empresas exportadoras, la gran mayoría de ellas estadounidenses. Y finalmente lo pagarán sus votantes.

Si quiere venderle a los estadounidenses que vale la pena gastar 8,000 millones de dólares en un muro, en lugar de invertir en su propia infraestructura, que lo haga. México, el Estado mexicano, nunca aceptará pagar por ello.

Relacionadas

Comentarios