Estilo de VidaHistorias

Lincoln MKS, déjate llevar por los detalles

El representante más importante de la casa automotriz arriba finalmente a las salas de exhibición.

27-01-2009, 5:00:00 PM
Lincoln MKS, déjate llevar por los detalles
Tonatiuh

Hoy, frente a la competencia que representan los autos japoneses y europeos de gama alta, Ford Motor Company, que se ha deshecho de sus dos marcas inglesas de lujo, vuelve a este segmento del mercado automotriz para reafirmar su tradición. Sin perder de vista la esencia de la marca, el Lincoln MKS apuesta a renovarse y rescatar del olvido el esplendor norteamericano. Sobre la espalda de sus creadores recae la responsabilidad de convertirlo en un éxito rotundo, sin margen para el error. Para conseguirlo han trasladado meticulosamente los valores más arraigados de Lincoln, como la parrilla del radiador inspirada en los modelos Continental de la década de los cuarenta, donde descansa el flamante logo de la firma. Lo mismo pasa con la continuidad de las líneas de la carrocería, que identifican el exterior de este modelo desde la parte trasera a la frontal, así como el área que rodea los cristales.



Sin embargo, el equipamiento interno del MKS es el verdadero as bajo la manga. Pocos competidores de su clase ofrecen de serie tantos artilugios, como el sistema SYNC, desarrollado en conjunto con Microsoft, que habilita el manos libres y funcionamiento del Bluetooth para permitir la conexión de los teléfonos celulares y otros aparatos multimedia; la entrada sin llave de segunda generación —en caso de olvidar las llaves se puede entrar al vehículo tecleando los números que se encuentran entre las puertas—, y las luces frontales que giran para seguir el mismo ángulo que el auto al pasar por una curva, por mencionar sólo algunos.


El renacimiento
Los autos Lincoln siguen siendo sinónimo de poder y elegancia. Tomarse el tiempo para conocer la evolución y reacciones del público ante este automóvil, puede resultar interesante para comprender las vicisitudes por las que ha atravesado la marca. Por ejemplo Warren Buffet, a quien la revista Forbes nombró el pasado 11 de febrero la persona más rica del mundo —su fortuna supera los 70 mil millones de dólares—, condujo durante cinco años el mismo auto: un Lincoln modelo 2001 con matrícula del estado de Nebraska, que subastó por internet para donar las ganancias a una institución altruista. Y aunque Buffett es conocido por su marcada austeridad personal —se paga un sueldo de sólo 100 mil dólares anuales—, no deja de ser un honor para Lincoln la devoción de este magnate por sus modelos.


Todo parece indicar que se tomaron las decisiones correctas. En el MKS nada se ha dejado al azar, y por eso resulta muy agradable dejarse llevar por los detalles, como la simetría rígida que siguieron en el interior o la línea de la cintura que repentinamente se alza sobre las ruedas traseras. La precisión de la marca salta a la vista de manera genuina. Todo parece estar en su sitio, sólo hace falta que usted lo eche andar para conocer su opinión.


Para mayor información consulta:
www.lincoln.com.mx

Relacionadas

Comentarios