NegociosPara Entender

Lighthizer contra Guajardo: dos visiones opuestas del TLCAN

El abogado de comercio estadounidense cree que su país ha perdido liderazgo global por los acuerdos comerciales, mientras que el funcionario mexicano participó en la concepción del TLCAN,

24-05-2017, 6:30:02 AM
idelfonso-guajardo-robert-lighthizer
Reuters / Fotoarte.

Estados Unidos y México estarán representados por funcionarios que tienen visiones opuestas de lo que debería ser el comercio entre estos países. Robert Lighthizer es un abogado que por muchos años ha mostrado su escepticismo por el libre intercambio de mercancías, mientras que Ildefonso Guajardo participó en la construcción del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Estados Unidos dio la salida oficial para renegociar el acuerdo que el presidente Donald Trump calificó como “el peor de la historia”, pero el abogado del comercio estadounidense concedió un hecho irrefutable: “Ha sido exitoso para los sectores agrícola, de servicios y de energía de Estados Unidos, pero no para la industria de manufacturas”.

Esta declaración y otras señales de funcionarios parecen alejar los temores de una ruptura total del acuerdo comercial, pero las negociaciones tampoco serán tersas. “Va a ser un proceso más complejo porque quien no está de acuerdo con el actual tratado comercial, sobre todo en la parte industrial, es Estados Unidos. Y ahí en ese sentido, México está a la expectativa qué es lo que van a poner los estadounidenses sobre la mesa”, dice José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y Crecimiento (IDIC).

A continuación te presentamos los perfiles de Lighthizer y Guajardo. Uno está encargado de protegerlo y mejorarlo, el otro, de reformarlo.

El reformador

Reuters.

Robert Emmet Lighthizer (11 octubre de 1947) es oriundo de Ohio, estado que integra el “Cinturón de Óxido”, región manufacturera que fue la principal afectada por la salida de las empresas estadounidenses hacia México y a otros países. Y también estas entidades dieron el triunfo a Donald Trump en las elecciones de noviembre.

Lighthizer tiene un doctorado en Jurisprudencia por la Universidad de Georgetown y durante el gobierno de Ronald Reagan trabajó como representante comercial adjunto. De afiliación republicana, representó a la industria del acero.

El 4 de enero Donald Trump lo propuso como representante de Comercio para Estados Unidos y el 11 de mayo la Cámara de Representantes lo ratificó.

El abogado tiene un estilo opuesto al del presidente de EU. En un reporte del New York Times de 1988, Lighthizer se describe a sí mismo como “amigable” en las negociaciones. “No soy del tipo teatral. El arte de la persuasión está en conocer dónde está la ventaja.”

Pero tiene convicciones muy arraigadas sobre cómo el libre comercio ha minado la supremacía estadounidense. “Los déficits no son sólo una estadística, plantean serias preocupaciones sobre el papel de liderazgo global de Estados Unidos”, escribió en un artículo de opinión en 2010.

En otro artículo del mismo año, criticó a Barack Obama. “El presidente debe impulsar una nueva agenda comercial de Estados Unidos adecuada para un mundo en el que los países occidentales están perdiendo terreno, mientras que países en ‘desarrollo’ como China, Brasil y la India están creciendo. Muchos burócratas del comercio, tanto aquí como en el extranjero, se aferrarán al mantra de que hacerlo dañaría el libre comercio.

El defensor del TLCAN

Notimex

Ildefonso Guajardo participó en la creación del acuerdo comercial que unió a los tres países de América del Norte. Ahora, desde la Secretaría de Economía, será uno de los guardianes del tratado que impulsó a México como país manufacturero.

Guajardo Villarreal (19 abril, 1957) es originario de Monterrey. Estudió la licenciatura de Economía en la Universidad Autónoma de Nuevo León. Realizó estudios de posgrado en la Universidad Estatal de Arizona y en la Universidad de Pennsylvania.

De 1991 a 1994, dirigió la Oficina para Asuntos del Tratado de Libre Comercio en la Embajada de México en Washington. De extracción priista, fue diputado por Nuevo León entre 2000 y 2003 y jefe de la oficina ejecutiva del gobernador de 2003 a 2006.

Durante la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto en 2012, fue el enlace del mexiquense con el sector empresarial. Desde el 1 de diciembre de ese año, dirige la Secretaría de Economía y es, de facto, uno de los personajes clave en la renegociación del TLCAN.

“Me parece que es un perfil muy vinculado con el comercio exterior. Y es un fuerte creyente de la apertura de los mercados”, dice José Luis de la Cruz director del Instituto de Desarrollo Industrial y Crecimiento Económico (IDIC). Y resalta que su experiencia política le da más relación con los empresarios, en particular los regiomontanos.

Pese a su experiencia, la negociación será difícil para Guajardo y el gobierno de Peña Nieto. Estados Unidos ya dio el pistoletazo de salida, pero aún tiene que poner sobre la mesa los objetivos que busca.

“Va a ser un proceso más complejo porque quien no está de acuerdo con el actual tratado comercial, sobre todo en la parte industrial, es Estados Unidos. No sólo es renegociar lo que ya está escrito, sino que quieren incluir temas regulatorios, medioambientales, laborales, entre otros”, agregó De la Cruz.

Guajardo y Lighthizer ya se han reunido para acordar las fechas de la renegociación, la cual prevé el funcionario mexicano sea una Montaña rusa con “días buenos, malos, peores o mejores”. Pese a la incertidumbre, el secretario de Economía dejó un mensaje ayer 23 de mayo: “México no aceptará ningún balanceo de déficit comerciales que no esté basado en expansión del comercio.”

Para ello, el país tendrá que tener claro lo que busca de las renegociaciones.

 

Relacionadas

Comentarios