ActualidadHistorias

#Ley3de3: es ahora o atengámonos a las consecuencias

Max Kaiser, coautor de la iniciativa de Ley 3 de 3, asegura que los próximos 15 días serán decisivos para aprobar el Sistema Nacional Anticorrupción o enfrentará el peligro de ser politizada y modificada de acuerdo a intereses partidistas.

03-05-2016, 6:54:59 AM
#Ley3de3: es ahora o atengámonos a las consecuencias
José Roberto Arteaga

Una muralla se ha interpuesto en la aprobación de 7 leyes que componen el Sistema Nacional Anticorrupción, que incluye a la Ley 3 de 3: el fin del periodo Ordinario de Sesiones en el Congreso de la Unión. Sin embargo, la sociedad civil, expertos y organizaciones empresariales exigen un periodo extraordinario de sesiones para aprobar lo que hasta el momento se encuentra postergado.

“Yo no diría que este es el momento del ahora o nunca; pero sí el del ahora o atengámonos a las consecuencias, porque puede salir algo muy diferente a los que ya tenemos construido hasta el momento”, asegura en entrevista Max Kaiser Aranda, director de Anticorrupción del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y redactor de la iniciativa ciudadana.

El gran riesgo actual es que el trabajo realizado en el Congreso de la Unión por senadores y sociedad civil pierda continuidad y sea modificado después de las próximas elecciones estatales para matizar cuestiones plasmadas en 435 artículos que ya fueron conformados.

“Cercano a la elección se contamina la discusión y después se contamina con el proceso postelectoral”, dice Kaiser Aranda, quien cree que en esta primera quincena de mayo es el lapso ideal en el que tendría que ser discutido y aprobado el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA).

Durante la madrugada del pasado 29 de abril, el Senado de la República clausuró el segundo periodo ordinario de sesiones de la LXIII Legislatura entre el desacuerdo de las bancadas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) por las leyes secundarias del SNA.

“Es muy desafortunado que todos los partidos políticos hayan decidido cerrar el Congreso con letrero que dice ‘cerrado, luego regresamos’, para irse a las campañas a pedir nuestro voto. Parece como algo muy representativo de la brecha entre la clase política y los ciudadanos en México”, dice el directivo del IMCO.

La Ley 3 de 3 fue entregada en la Cámara de Senadores con el respaldo de 630,000 firmas de ciudadanos que respaldan una iniciativa que busca transparentar la declaración patrimonial, fiscal y de intereses de la clase política que persigue encargos públicos.

La publicidad de las declaraciones se ha convertido en el rehén de la discusión del SNA, dice Max Kaiser.

“Hay un miedo muy especial de la clase política a decirle a la ciudadanía el valor de su patrimonio. Es este artículo y este tema el que tiene a todo el SNA atorado”, explica.

La propuesta de la Ley 3 de 3 es crear un sistema inteligente que tenga conexión directa con el Sistema de Administración Tributaria (SAT), el sistema financiero, el sistema de registros vehiculares y el Registro Público de la Propiedad, por mencionar algunas de las bases de datos relacionadas con la información de una declaración patrimonial verificada.

“De nada te sirve que un político te diga que su patrimonio es de 5 millones de pesos (mdp) cuando eso no puede ser verificado… hoy, existe un “sistema de simulación” en donde los funcionarios declaran vía Declaranet (de la Secretaría de la Función Pública), el cual es un sistema que nadie usa.”, comenta Kaiser.

La urgencia de la ley

La reforma constitucional de 2015, establece que antes del 28 de mayo las 7 leyes que integran el SNA deberán ser aprobadas. Entre los ordenamientos legales se encuentran la Ley General de Responsabilidades Administrativas (Ley 3 de 3), Ley General del SNA, Ley Orgánica del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República, adecuaciones a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, adecuaciones al Código Penal y a la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación.

Max Kaiser no duda de la aprobación final del SNA por ser un mandato constitucional, pero sabe que las fechas pueden ser modificadas y los trabajos legislativos sometidos a los tiempos electorales.

Hasta lo visto el jueves pasado en el Congreso de la Unión, Max cataloga el trabajo hecho por los senadores como un “buen proceso” que requiere atender las modificaciones al Código Penal Federal para especificar los tipos de corrupción y reforma la Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República para darle autonomía a la fiscalía anticorrupción para gestionarse.

“Hay una construcción muy importante”, dice sobre el proceso legislativo. Hoy existen 435 artículos en los que estuvieron de acuerdo los integrantes de la sociedad civil y los senadores panistas, perredistas y legisladores independientes.

“No queremos que el SNA quede atrapado por la dinámica electoral, por eso es mejor que salga ya”, afirma el coautor de la llamada Ley 3 de 3.

El temor es que la discusión del SNA deje de ser prioridad para la clase política después del periodo electoral.

En la actualidad, existen iniciativas ciudadanas, como la petición en la página Change.org, para exigir al Congreso de la Unión un periodo extraordinario de sesiones este mes, aunque partidos como el PRI han pedido que se inicie después de las elecciones del 5 de junio.

Ayer, el Consejo Coordinador Empresarial también se unió al reclamo de la pronta aprobación del SNA.

Max Kaiser sabe que serán días intensos para convencer a la clase política que hoy parece centrarse en las próximas elecciones, mientras la Ley 3 de 3 intenta vencer una muralla aún más  compleja a la del tiempo. “Está roto el vínculo de confianza entre ciudadanos y representantes, por lo que la publicidad del patrimonio de los políticos es el restablecimiento de ese vínculo. Eso es lo que debe entender la clase política”.

Relacionadas

Comentarios