Estilo de VidaHistorias

Las redes sociales en los aviones

Las telecomunicaciones y conectividad en los aviones se están expandiendo gracias a internet; conoce cómo es la interacción entre viajeros hoy y cómo será en el futuro.

18-07-2010, 5:00:00 PM
Las redes sociales en los aviones
Estilo Hoy

El teléfono móvil y la laptop ya no cumplen sólo la función de mantenernos en contacto con la oficina o la casa. En las salas de espera de aeropuertos y en los aviones, se está creando una comunidad  informal de viajeros, a través de sus dispositivos móviles.

Las aerolíneas y proveedores de servicios de Internet están incrementando su presencia en estos espacios en movimiento. En grupos como FlyerTalk.com, se han creado aplicaciones que permiten a sus miembros encontrar a viajeros en que andan “en el camino” al tiempo que los estás buscando. Los viajeros de negocios usan estos servicios para compartir taxis hacia el aeropuerto o localizar colegas en la misma ciudad. Este nuevo uso de las redes sociales ayuda a evitar que tengas que soportar a un “hablador” que no comparta gustos contigo, en un vuelo largo. 

El incremento de los servicios de Internet en los aviones y aeropuertos ha hecho esto posible. Más de 10 aerolíneas en América, como American, Delta y Southwest están conectando sus aviones a Internet y otras más grandes como Lufthansa están introduciendo servicios que permitirán a sus pasajeros conectarse en vuelos transoceánicos. Sin embargo, las llamadas telefónicas aún están prohibidas, aunque algunas aerolíneas como Emirates ya están probando este tipo de comunicación en vuelos cortos.

“Al final de este año, alrededor de 1,200 aerolíneas tendrán Wi-Fi”, explica Chris Babb, manager del entretenimiento a bordo de Delta Air Lines, y también comenta que en un vuelo reciente, intercambió e-mails com varios colegas que viajaban al mismo tiempo que él.

Las aerolíneas que ya cuentan con este servicio, reportan que aproximadamente la mitad de sus pasajeros llevan sus laptops con ellos y que aproximadamente el 20 % de éstos se conectan en algún momento del vuelo. Al igual que los aeropuertos, la mayoría de las aerolíneas cobran entre 5 y 13 dólares por el servicio.

Algunos pasajeros podrán argumentan que el avión era el último lugar donde se refugiaban de recibir e-mails o mensajes, pero contra esto nosotros podemos argumentar que los verdaderos beneficios de estar conectado mientras viajas, los pudimos ver hace algunos meses, cuando aquel volcán islandés hizo erupción. Facebook yTwitter ayudaron a quienes se quedaron varados, a encontrar terminales de ferry así como otras alternativas para moverse.

Para aquellos que pasan mucho tiempo en los aeropuertos, FlyerTalk.com tiene un servicio de itinerarios que permite a los viajeros postear los abordajes que tienen en puerta, para checar si otros miembros de la red, se dirigen al mismo punto.

Lufthansa está desarrollando nuevos servicios, basándose en la actividad que muestra FlyerTalk.com. Por el momento las aplicaciones de esta red están disponibles para iPhone, y para el otoño ya se podrán descargar desde la Blackberry.

Para poder hacer uso de esta conectividad debes ser miembro del programa de lealtad de Lufthansa. Y nuevamente hay quienes prefieren pasar desapercibidos mientras vuelan, para lo cual, la aerolínea está preparada con sus respectivos controles de seguridad. 

Otra aerolínea que ya entró en esta matrix, es Virgin America, que cuenta con servicio de “mensajes de asiento a asiento”, por medio de las pantallas ubicadas en el respaldo de cada lugar.  Aunque parece que esta dinámica es del todo beneficiosa para los usuarios, debemos mencionar que también tiende a propiciar malentendidos, hostilidades o sentimientos heridos…

“El chateo de asiento a asiento puede propiciar una forma negativa de enlaces sociales”, dice Jeanne Martinet, una analista social que escribe el blog missmingle.com. “Qué pasaría si alguien nota a otro pasajero haciendo algo molesto…” En el pasado esa persona se quedaría sufriendo en silencio, pero ahora, este servicio le da la posibilidad de mandar un mensaje como este: “¿podrías quietar su enorme pie del pasillo?”.

Pero lejos de los problemas entre podrían suscitarse entre los pasajeros, este servicio beneficia a la aerolínea en términos de poder resolver cualquier inconveniente que surja durante el vuelo, antes de que éste descienda. Por ejemplo: si algún cliente no está contento con la comida que se le sirvió, éste puede mandar un mensaje al representante de servicios al cliente y a su vez, éste ordenará a las aeromozas, sustituir le lunch del cliente.

Relacionadas

Comentarios