Opinión

Las promesas que Donald Trump no podrá cumplir

El candidato republicano se está dando un tiro a la lengua haciendo promesas de campaña que no podrá cumplir. ¿Nadie le ha explicado las desventajas de romper con México?

21-07-2016, 3:40:27 PM
Las promesas que Donald Trump no podrá cumplir
Francisco Martín Moreno

La indigerible verborrea de Trump habrá de concluir desde el primer día en que Estados Unidos y el mundo entero asistan lamentablemente a su toma de posesión en el Capitolio… Por supuesto que por los inmensos y sólidos intereses inconfesables que ha tenido históricamente la Casa Blanca en diferentes países del orbe, el insoportable “Trompudo”, además de lenguaraz, charlatán, vulgar e ignorante, no podrá cumplir ni con las mínimas promesas de campaña.

Ya lo quiero ver en acción destruyendo al Estado Islámico, que fue creado en vergonzoso contubernio con Turquía, Arabia Saudita, Qatar, entre otros países más. ¿Querrá romper con sus aliados…? No podrá dejar de fondear a Pakistán, ni aplastará a los talibanes deseosos de contar con una bomba atómica, ni logrará desmantelar encubiertamente el poderío saudita, ni le permitirán invadir Irán o Irak, ni le autorizarán a limitar o prohibir el ingreso de más musulmanes en EU.

Tampoco conseguirá construir siquiera medio metro de muro en México, ni gravará las remesas, ni expulsará a los 11 millones de compatriotas que viven en territorio norteamericano, ni mucho menos cancelará el TLC ni nada por el estilo y bla, bla y bla…En lo que hace a México, somos –ni más ni menos– la decimocuarta economía más grande del mundo. Integramos una democracia en vías de consolidación, según se demostró el pasado 5 de julio. Los hechos son tercos. México, según The Wall Street Journal, es el segundo mayor comprador de productos fabricados en EU.

Christopher Wilson, investigador del Wilson Center, ha estimado que 6 millones de empleos estadounidenses dependen del comercio con nuestro país. México es el principal destino para las exportaciones de cinco estados: California, Arizona, Nuevo México, Texas y New Hampshire, y el segundo mercado más importante de otros 17 estados estadounidenses.

Contamos con una creciente clase media, un poderoso seguro en contra del populismo porque nadie expone en un volado político lo que ha logrado construir en su existencia. Quien cuenta con una casa, un automóvil, escuela para sus hijos no va a votar por un Chávez ni por un Maduro, ni por un López Obrador (enemigo de la formación educativa de nuestros hijos desde que ha trabado alianzas suicidas con la coordinadora, la CNTE, enemiga de la evolución de México).

Hoy en día, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte  (TLCAN) implica intercambios comerciales por 1,000 millones de dólares (mdd) diarios, es decir, más de 400,000 mdd en mercancías, 35,000 mdd en servicios y más de 100,000 mdd en inversión extranjera directa en ambos lados de la frontera. México es el tercer cliente comercial de la Unión Americana. De las importaciones mexicanas de EU dependen 6 millones de trabajos en ese país, que si se piensa en familias de cuatro personas, entonces hablamos de alrededor de 24 millones de estadounidenses. ¿Qué tal…?

México es una potencia manufacturera, un lugar atractivo para invertir, un mágico destino turístico, un vecino cada vez más sólido y creativo, muy a pesar de nuestros problemas de narcotráfico y putrefacción política.

¿Acaso Trump se va a dar un tiro en el paladar? ¿Nadie le va a aconsejar las desventajas de romper con México y, en cambio, construir 1,000 puentes, en lugar de edificar un muro? Ningún borracho come lumbre. La región de Norteamérica es un lujo y una poderosa realidad en el contexto del bloque asiático y europeo. De cualquier manera, le deseamos a Trump que no gane y que regrese a sus negocios para volverlos a quebrar…

El columnista es escritor, novelista, articulista y conferencista mexicano. Como periodista ha publicado más de 2,000 columnas en diferentes y reconocidos periódicos y revistas. 

Relacionadas

Comentarios