Blogs + OpiniónEl Mundo

Las empresas que han dado la cara por los inmigrantes mexicanos en EU

Restaurantes, tecnológicas y algunas escuelas han tomado la bandera de los inmigrantes para defenderla, a pesar de las críticas y el rechazo del gobierno.

21-02-2017, 2:02:01 PM

¿Qué estás dispuesto a hacer para reforzar los valores de tu marca?

Desde famosos chefs hasta otro tipo de empresarios se unieron el pasado 16 de febrero a la campaña “Un Día sin inmigrantes”, misma que pretendía mostrar al presidente Donald Trump los efectos para la economía la ausencia de los habitantes latinos e inmigrantes que tanto ha rechazado el actual mandatario.

Más allá de los sentimientos nacionalistas que pueda generar un movimiento de este tipo, es de aplaudirse el gesto de aquellos empresarios que decidieron cerrar sus negocios en apoyo a sus empleados. No sólo me refiero al hecho mismo de apoyar a un movimiento social, sino por todo lo que representa un gesto como ese a la marca misma que se representa y a reforzar los valores que ésta tiene.

El caso más destacado es el del chef español José Andrés, quien estuvo dispuesto a cerrar cinco de sus famosos restaurantes para apoyar a sus empleados. Una actitud muy alineada al hecho de que mantiene una batalla legal con el ahora presidente estadounidense, luego de haberse negado a abrir uno de sus restaurantes en un inmueble perteneciente a Trump, en respuesta a sus comentarios negativos contra los mexicanos.

“En solidaridad con los muchos inmigrantes en nuestra plantilla que se han mostrado deseosos de participar en el Día sin Inmigrantes, ThinkFoodGroup cerrará la mayoría de sus restaurantes en la zona de Washington”, anunció la firma restaurantera en un comunicado.

¿Qué tanto perdieron estos restaurantes? Tomando en cuenta que los locales están ubicados en zonas de gran circulación de la zona metropolitana de Washington y que gozan de gran popularidad.

Si tenemos claros los valores de nuestra marca, sabremos que la decisión que también tomó el galardonado chef, Rick Bayless (quien decidió unirse al movimiento y cerrar cuatro de sus restaurantes mexicanos) abonan y fortalecen a la marca por el mensaje que está proyectando hacia sus consumidores, con quienes incluso se fortalecerán los vínculos.

El CEO de Starbucks, Howard Schultz mencionó en algún momento que “Si la gente cree que comparten valores con una compañía, entonces permanecerán leales a la marca.”

Si bien en esta campaña fue más evidente el rechazo de la ideología de Trump, en aras de rechazar a los inmigrantes, los restaurantes y comercios locales no son los únicos que han dejado clara su postura al respecto: los mismos gigantes de Silicon Valley han rechazado el veto migratorio.

Lee El plan de Trump para comenzar las deportaciones masivas

“Somos una nación hecha por inmigrantes” se titula la carta que enviaron Google, Facebook y más de 125 grandes empresas al mandatario, conscientes de la manera en que la inmigración ha contribuido a la innovación y crecimiento económico del país norteamericano. “La orden hará más difícil y más caro a las empresas estadounidenses atraer talento (extranjero), negocios e inversiones a Estados Unidos.” se expresa en la carta.

Pequeñas y grandes empresas se sumaron al boicot que al mismo tiempo les ayudó reforzar su esencia. Algunas escuelas bilingües de Washington, cuyos alumnos son hijos de inmigrantes, cerraron por acuerdo común entre directivos, padres de familia y empleados.

De acuerdo con datos poblacionales de Estados Unidos, un 13 por ciento de sus habitantes nació en el extranjero. Esta cifra equivale a más de 41 millones de personas.

Relacionadas

Comentarios