NegociosPara Entender

Las empresas detrás de la construcción del trágico Paso Express

Grupo Aldesa y Epccor Construcción, empresas encargadas de la construcción del trágico Paso Express, se encuentran sumergidas en la polémica. Te contamos quiénes son.

14-07-2017, 6:30:19 AM
Notimex.

El pasado primero de abril, Gerardo Ruiz Esparza y una comitiva recorrían el recién inaugurado Paso Express.En un video de 10 minutos y medio, que fue transmitido por aplicación Periscope, el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) daba cuenta de los beneficios de una “obra muy importante” que hoy se asocia a la tragedia.

Mayor seguridad vial para los usuarios, eliminar 40 minutos del recorrido habitual por este tramo carretero, disminución de la emisión de gases contaminantes, separar el tráfico de largo itinerario y el local, así como un tránsito de 104,000 vehículos son parte de las promesas del Paso Express, en donde se abrió un socavón que cobró la vida de dos personas.

Juan López Mena López y Juan Mena Romero fallecieron al caer con su vehículo en el hoyo que se abrió kilómetro 93+600 de la vialidad que pasa por Cuernavaca, durante el pasado miércoles 12 de julio.

La construcción del Paso Express requirió recursos por 2,213 millones de pesos (mdp) y fue realizada por el consorcio que formaron las empresas Construcciones Aldesem (Grupo Aldesa) y Epccor Construcción.

Una de las empresas ha sido acusada de tener vínculos con firmas inhabilitadas por el gobierno mexicano, las cuales incumplieron los tiempos y elevaron los costos de la Estela de Luz.

Hoy, la firma española y la mexicana se encuentran sumergidas en la polémica por la responsabilidad que pudieron tener en el proyecto carretero. Te presentamos a las empresas en el ojo del huracán.

El Paso Express

El 24 de enero de 2015, Graco Ramírez, gobernador de Morelos, y Gerardo Ruiz Esparza anunciaron la ampliación a 10 carriles del Libramiento Cuernavaca de la Autopista México Acapulco. El gobierno federal invierte en Morelos 7,000 mdp para modernizar la infraestructura en comunicaciones y transportes.

La obra de 7 kilómetros de longitud fue otorgada a Aldesa y Epccor Construcción en noviembre de 2014. El acta de fallo de la licitación marcaba un costo de 1,045 mdp, aunque representó mayores recursos al final.

El consorcio ganador recibió 37.89 puntos en su propuesta técnica y 50 en la económica, lo que suma una puntuación total de 87.89 puntos, propuesta que fue superior a la presentada por Constructora y Edificadora GIA+A, que obtuvo 86.18 puntos.

Dentro del proceso de licitación, la Constructora Reca presentó la propuesta de construcción más barata (1,242 mdp), pero fue descalificada por no cumplir con los requisitos mínimos en la evaluación técnica.

OHL México, ICA, Mota-Engil, Coconal, Tradeco, Isolux y FFC fueron participantes que superaron el presupuesto calculado para la construcción, por lo que no avanzaron en el proceso de la SCT.

Desde el inicio de la construcción de la obra hasta noviembre del año pasado, la obra ya daba cuenta de tragedias por el exceso de velocidad de los automovilistas. Más de 70 accidentes y 21 muertos eran el saldo fatal, de acuerdo con versiones periodísticas.

Grupo Aldesa

Grupo Aldesa tiene una historia de más de ocho años en el mercado mexicano. Su presencia se extiende por 23 entidades de la República Mexicana en donde tiene operaciones.

La empresa de origen español ha participado en diversos proyectos, como la Autopista Durango-Mazatlán, las obras de edificación de la Terminal 3 del Aeropuerto Internacional de Cancún y el Hotel H10 Riviera Montecarlos, en Quintana Roo, obras industriales en Instalaciones en la nueva planta de Audi en Puebla, construcción del Túnel Emisor Poniente II en Estado de México, líneas y subestaciones en Guerrero Negro-Santa Rosalía en Baja California y las líneas y subestaciones de Riviera Maya.

Además de la concesión de construcción, operación y mantenimiento de la Autopista Siglo XXI, cuenta con la concesión de la autopista Tuxtla Gutiérrez-San Cristóbal, en Chiapas, de acuerdo con la información que la firma presenta en internet.

Aldesa obtuvo la licitación para construir el edificio de la torre de control aéreo del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), en un consorcio que comparte con Jaguar Ingenieros Construcciones. Además, colabora en la construcción de talleres y cocheras de la Línea 3 del Tren Ligero de Guadalajara, en donde forma parte de otro consorcio.

Aldesa tiene niveles de contratación superior a los 7,500 mdp y 2,500 empleados.

La empresa tiene certificaciones en sellos de calidad, seguridad y medioambiente, como son la ISO 9001, ISO 14001 y OHSAS 18001.

Epccor

Epccor es una empresa que en su página se ostenta con más de 70 años de experiencia en ingeniería y construcción en México, Estados Unidos y Latinoamérica, con más de 500 proyectos de infraestructura.

Sus líneas de negocio son Edificación, Transporte, Agua e Industrial.

El portafolio de obras en donde ha participado toma en cuenta la construcción del puente La Concordia, en Chiapas, Auditorio Coatzacoalcos, Sala Nezahualcóyotl, Plaza Satélite y centros atención del Teletón, por mencionar algunos.

Una investigación periodística pone a esta empresa en la polémica. Epccor se encuentra vinculada a Gutsa Infraestructura, la cual ha ganado contratos con Petróleos Mexicanos (Pemex), a pesar de haber sido inhabilitada por la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Epccor es propiedad de los hijos del empresario Juan Diego Gutiérrez Cortina y uno de sus hijos funge como director de ambas firmas, según un documento público.

“Una investigación de Reuters este año encontró que la empresa de Gutiérrez Cortina, Gutsa Infraestructura, figura entre docenas de compañías que han ganado contratos con la petrolera estatal Pemex incluso después de haber sido inhabilitadas por la Secretaría de la Función Pública”, revela la investigación de la agencia de noticias.

Epccor no ha sido inhabilitada por el gobierno mexicano.

La ASF encontró que, en 2012, Gutsa incumplió con un contrato por 30 mdp a Pemex para construir un monumento destinado a conmemorar el bicentenario de la independencia mexicana, y no terminó a tiempo la Estela de Luz, mientras que sus costos fueron superiores a 90 millones de dólares.

Relacionadas

Comentarios